Análisis: Twin Mirror

Un thriller psicológico donde el protagonista tendrá constantes conflictos con su mente y que sin duda te arrastrará y confundirá conforme avances en el juego. Nosotros lo terminamos y luego de que este título jugará mucho con nuestras mentes, te contamos que nos pareció.

Twin Mirror es un juego de aventura en tercera persona desarrollado por Dontnod Entertainment y distribuido por Bandai Namco. Nos cuenta la historia de Sam, un periodista que regresa a su pueblo natal solo para involucrarse en un misterioso caso. Un título donde la narrativa es su fortaleza y aunque al final sea muy corta, la historia te engancha desde un inicio.

Dontnod Entertainment nos había sorprendido demasiado con Life is Strange y su estilo de juego con tomas de decisiones y desencadenar finales según tu criterio al escoger las opciones de juego. Si bien, Twin Mirror se asemeja mucho a Life is Strange al usar este recurso de decisiones, en este juego le agregan una característica muy interesante. 

La esquizofrenia es un trastorno mental muy serio que hace que las personas que lo padecen,  interpretan la realidad de una forma anormal. Este es el caso de Sam, nuestro protagonista. El sufre constantes alucinaciones y habla con una persona inexistente a lo largo de toda su vida. Esta situación se debe a que desde niño siempre sufría de soledad, no tenía la comprensión de sus padres y se aislaba de toda sociedad. 

Esta situación ocasionó que Sam tenga un 'amigo imaginario' que siempre lo acompañará a donde vaya. La personalidad de Sam es muy inestable, pero poco a poco irá conociendo a personas que se preocupan por él. Está el caso de Nick, su mejor amigo o de Anna su ex pareja.

Un inicio de Historia duro:

Sam regresa a su pueblo natal Basswood no por placer, sino porque su mejor amigo falleció. Sam, quien sufre constantes problemas mentales tiene que soportar ahora la pérdida de su amigo. Una vez en el pueblo, podremos interactuar con muchos conocidos para él y algunas personas que lo odian por algo que hizo. 

Bug es la hija de Nick y una persona muy querida para Sam. Ella está muy dolida por lo ocurrido con su padre, pero siente que toda esta situación es rara y busca ayuda en Sam para que averigüe qué es lo que realmente pasó.

Sam no es muy querido por parte del pueblo, ya que este hizo algo que ocasionará la furia colectiva de gran parte de la gente. El pueblo es muy pequeño y te puedes familiarizar con todos. Te genera la sensación de que es un lugar magnético, muy atrayente y no te dejará ir fácilmente. Esta situación hace que la historia sea aún más turbia, ya que Sam investigará la verdadera razón de la muerte de Nick.

La historia irá poniéndose tensa conforme avances, deberás de lidiar con tormentas del pasado, una relación rota y encima verte envuelto en una investigación de una muerte que te involucra de forma directa.               

Jugabilidad: 

Twin Mirror es un 'point and click' muy habitual en los juegos de Dontnod Entertainment y donde Sam podrá moverse en espacios limitados dentro del pueblo. Podrás interactuar con distintos personajes de la historia e ir escogiendo las opciones de conversación que más creas conveniente.

Tienes la opción también de poder investigar objetos, descubrir puntos de interés 'Mementos' que hará recordar a Sam pasajes de su pasado. Dentro de alguna conversación habrán opciones de respuestas que te harán conocer un poco más de la persona con la que interactúas o sino, ir por la respuesta de tu interés, pero recuerda que algunas veces esto determinará el rumbo de la historia.

Lo interesante de la jugabilidad es que tu 'otro yo' tratará de influenciar en tus decisiones y constantemente te hará dudar y cuestionar si la forma como actúas es la correcta. Hay que tener en cuenta que Sam sufre de esquizofrenia y es por ello que tiene constantes problemas para socializar. Por más que Anna, su ex pareja trate de calmarlo, no dependerá más que de él mismo para salir de esta situación.

El Palacio Mental:

Es un espacio no tan amplio que se encuentra en la cabeza de Sam. Este refugio mental le otorgará a nuestro protagonista poder analizar y reconstruir los hechos que han ocurrido y que necesitan respuestas. 

La vista que tendrá Sam en este palacio es apreciar a todos de forma cristalizada, como si fueses transformados en diamantes. Podrá analizar y recopilar todas las pistas encontradas en el escenario para así darle un orden para descubrir la respuesta. Hay que buscar descifrar de forma coherente porque ocurrieron los hechos y elegir la opción acertada para poder validar nuestra hipótesis.

El palacio mental no solo le servirá a Sam a resolver situaciones sino que también lo hará recordar momentos que ha olvidado. Solo hay que tener en cuenta que habrán momentos donde entrarás en pánico y tu palacio mental se irá transformando en un lugar oscuro y tenebroso donde deberás de tratar de buscar una salida (calmarme) para poder ordenar tus ideas.

A lo largo del juego las crisis emocionales irán aumentando, lo que se manifestará en una locura total en la mente de Sam. Su cabeza se vuelve un laberinto y habrán momentos donde deberás de ser guiado por tu otro yo para calmarte.

¿Qué es lo que busca el juego?

Sam es una muestra real de lo que puede pasarle al ser humano. El constante estrés en el que estamos, lo difícil que es afrontar la vida cuando nos encontramos en un mundo plagado de conflictos de todo tipo. El sentirse frustrado de que te apunten con un dedo, de que no te entiendan y de cómo te sientes solo e impotente.

De seguro te identificarán con Sam, llegarás a sentir empatía y así verte reflejado en él como si un espejo se tratase. Te identifica sobremanera, te involucra en la historia y quieres resolverla para que puedas sentirte bien contigo mismo. En ese aspecto, los desarrolladores han hecho un gran trabajo.

Audiovisual:

El juego tiene un buen diseño de personajes, Basswood tiene un entorno muy bello, se aprovecha mucho los gráficos ya que el espacio es pequeño y en esta clase de juegos si funciona. Ver a Sam es ver a un personaje que sufre por dentro, se nota en sus facciones la sensación de fastidio, incomodidad, temor y fastidio en distintas situaciones. 

La banda sonora del juego es muy notable. Te transmite mucho y te envuelve dentro del juego. En escenas de misterio, de tranquilidad o de pánico, la música es elogiable.

Conclusión:

Twin Mirror es un título que logra que te identifiques con su personaje y es algo que Dontnod Entertainment hace bien en cada uno de sus juegos. Jugar con el hecho de que tu personaje sufra de esquizofrenia y que tu 'otro yo' te sirva como guía en tus acciones hace que la dinámica del juego te enganche de inicio a fin. La narrativa es su fuerte y sacar el mejor final dependerá enteramente de tus decisiones. Es como si el mismo juego te evaluará para ver que tan bien de la cabeza estás. 

El palacio mental de Sam es lo mejor del juego, donde harás de Sherlock Holmes para descifrar los distintos misterios y puzzles en la historia. Un thriller psicológico muy recomendable.

Lo Bueno:

  • La historia.
  • Sam Higgs y su otro yo.
  • Tiene 5 finales posibles.
  • El sistema de elecciones de respuesta.
  • Los puzzles y el palacio mental.
  • La música del juego.

Lo Malo:

  • Es muy corto.
  • Sientes que llega muy rápido el final del juego.
  • El espacio de recorrido de Sam es muy limitado.

NOTA: 
80

Análisis hecho con un código para PS4 brindado por Bandai Namco*

No hay comentarios.