Análisis: Kingdom Hearts Melody of Memory

Kingdom Hearts recibe su primer spin off musical. Una aventura de ritmo que explota todo el potencial musical de la saga ¿Vale la pena? te lo contamos en las siguientes lineas. 


El 13 de noviembre salió a la venta Kingdom Hearts Melody of Memory para PlayStation 4, Xbox One y Switch. La primera entrega musical de la saga, que termina siendo una experiencia mejorada de lo que títulos como Theatrhythm Final Fantasy o Theatrhythm Dragon Quest, proponían hace unos años en 3DS.

Kingdom hearts Melody of Memory es un título de ritmo que repasa toda la historia de Kingdom Hearts, mostrando canciones y parte del desarrollo de la historia de Kingdom Hearts, Kingdom Hearts Re: Chain of Memories, Kingdom Hearts 2, Kingdom Hearts 358/2 days, Kingdom Hearts Birth By Sleep, Kingdom Hearts Dream Drop Distance y Kingdom Hearts 3. Además conoceremos una nueva parte de la historia donde veremos por primera vez algunos sucesos que ocurrieron directamente después de los eventos acontecidos en Kingdom Hearts 3 Re:Mind.



Para Tetsuya Nomura, director del juego, la música y las memorias se atan de una manera muy cercana. Este título nos vuelve a narrar algunos fragmentos de la historia de Kingdom Hearts hasta la fecha, pero afirmamos en este caso que la música puede más, puesto que, estas famosas canciones que nos acompañaron en los mundos que viajamos son las que nos ofrecieron la nostalgia y nos hicieron revivir de una manera más cercana cada uno de estos momentos vividos. 

Kingom Hearts Melody of Memory está dirigido a los seguidores de la saga, un jugador que nunca haya jugado KH tendrá un título de ritmo correcto, y quizás pueda entender una pequeña parte de la historia con las escenas de video que se revelan entre nivel y nivel. Aunque si ni los jugadores de siempre de la saga han podido entender la historia al 100%, no esperes entender mucho ni sentir la misma conexión con el juego si directamente vas por este título.


Kingdom Hearts Melody of Memory nos presenta 3 tipos de niveles, el primero y más común es el que veremos una pista en el centro del escenario del mundo donde nos encontremos y nuestros personajes deberán correr hasta la meta, derrotando enemigos y encontrando objetos. Acá nuestras acciones serán saltar, golpear cristales, ataque, ataque doble y ataque triple. Tendremos que hacer combinaciones rápidas con estas opciones, puesto que cada falla ante un enemigo supone daño para nosotros, y al contrario si no tenemos errores, podremos hacer cadenas y tener un mejor puntaje. 

El segundo modo de juego, el cual está más presente en la recta final, son niveles de video, donde notas musicales se acercarán a nosotros y deberemos combinar botones a tiempo. Tendremos las notas naranjas que son las simples y nos pedirán apretar desde un botón a 3 a la vez, las verdes que nos pedirán mantener el botón un momento y amarillas, que solicitarán mover el joystick o joysticks hacia algún lado. 

Por último, tenemos los niveles de jefe, donde nos enfrentaremos a algunos de lo villanos principales de la saga. Estos tienen prácticamente la misma jugabilidad que los niveles de video. 


Gira Mundial, es la campaña. Acá, los mundos estarán divididos esta vez en un gran universo que abarcará distintos sistema planetarios.  Cada mundo tendrá 1 o 2 niveles musicales para superar, y a su vez cada uno de estos 3 misiones.  No es necesario superar las misiones para completar un nivel, pero completar estas será muy útil para nuestro progreso, puesto que por cada misión superada recibiremos estrellas, y en el mapa de los mundos encontraremos diversas puertas, que para seguir avanzando nos pedirán tenerlas. Incluso habrán oportunidades que nos pedirán estrellas de un color, por lo que solo servirán las que ganemos dentro de cierto sistema planetario. 

El juego tiene 3 dificultades, principiante, normal y experto. Estos tipos de dificultad podrán elegirse siempre antes de empezar un nivel. Lo recomendable es empezar a pasar unos cuantos mundos en principiante, hasta que te acostumbres, y luego ya ir por normal. 

"Normal" para nosotros es la dificultad perfecta, y la dificultad con la que el juego debería ser disfrutado. Fácil es poco retador, por lo mismo que puede hacer que nos distraigamos, saquemos nuestro celular para revisarlo y hasta aburrirnos un poco. En cambio con "Normal", no tendrás tiempo para hacer otra cosa, tal vez ni para poder articular una oración con lo concentrado que estarás en el juego. Ya si quieres sacar todos los trofeos o te sientes preparado para un reto mayor, la dificultad  "Experto" está dirigida para el jugador dedicado que busca dominar el juego y completarlo al 100%.  Hay que mencionar que con el uso de objetos se podrá facilitar nuestro paso por los niveles en experto, pero ojo que habrán misiones que nos pedirán no usarlos. 

Empezaremos nuestra aventura con el team clásico Sora, Donald y Goofy, pero mientras avanzemos la campaña desbloquearemos los teams: Roxas, Xion y Axel; Aqua, Ventus y Terra; y finalmente Riku con dos Dream Eaters. Mientras más usemos estos equipos más experiencia ganaremos y tendremos un nivel más alto. Ojo que esto no interfiere en nada en la campaña, puesto que acá no hay stats, ni ataques especiales. Todo es ritmo y apretar los botones en el momento indicado. 

Como ayuda, podremos conseguir o crear algunos objetos de un solo uso, que van desde pociones, mejoras de experiencia hasta la ayuda de Mickey para algún nivel difícil para nosotros, sobretodo para jugar en experto y en ciertas misiones que no nos dejan usar poción. 

Entre los niveles encontraremos mundos memorables como el de Tron, Pinocho, Blanca Nieves, Tres Mosqueteros, Aladino, Hercules, entre otros. Incluso habrán varios con dos mundos, ya que en los juegos originales cada vez que fueron visitados tenían distintas zonas y distintos soundtrack. El único que se repite tres veces, si no nos equivocamos, es el de Peter Pan, pues tenemos el mundo de Kingdom Hearts 1, tenemos el de 358/2 Days y finalmente el de Birth By Sleep. 


Pero ojo que Gira Mundial no es el único modo de juego. Tenemos unos cuantos modos más que aseguran decenas de horas más de diversión. 

Selección de temas es el modo de juego libre. Acá podemos jugar cualquier canción que queramos sin tener que visitar su mundo en la historia. Además encontraremos algunos temas y niveles que no están en la campaña. A su vez, mientras más avancemos la campaña y sus misiones, más temas nuevos inéditos podremos desbloquear en este modo.

Modo duelo. Este es un modo parecido a selección de temas, con la diferencia de que acá competirás contra alguien y entre tú y tu adversario podrán lanzarse obstáculos. Entre los obstáculos podrán desaparecer a los enemigos, duplicarlos o desaparecer el círculo de marca que te indica cuando debes apretar el botón. Esto puede hacer el juego más divertido de lo que ya es, pero también lo puede volver frustrante e injusto. Puede jugarse contra COM o en online.


Museo: Acá podremos ver todo lo que vayamos desbloqueando en el juego, videos, figuras, música, etc. 

Cooperativo: Acá podremos jugar con un amigo con un segundo mando. Aunque nosotros también descubrimos algo divertido, ya que podemos jugar este modo tranquilamente con un mando en cada mano y nunca tendremos problemas con los botones, además hará la experiencia totalmente diferente. 

La duración del juego es alta, como Square Enix ya nos tiene acostumbrado con sus títulos musicales de sagas consagradas. La campaña dura entre 6 a 8 horas, pero para superar todas las misiones, jugar todas las dificultades y modos de juego, el contenido puede llegar a entretenernos hasta 50 horas. Tampoco nada descarta que se vaya sumando contenido nuevo al juego que haga que lo usuarios estén pegados a él. 

Finalmente, podemos decir que el ritmo de la campaña es muy bueno, pero cuando llegamos a la parte de Kingdom Hearts 3, se siente que faltó explotar más. Sin embargo, una vez llegamos al último nivel y experimentamos todo ese arco nuevo de historia, quedamos más que satisfechos con la campaña en general y esperando aquella nueva entrega o spin off, del cual el final empezó a revelar su prologo. 


Gráficamente el juego luce correcto. El modelado de personajes ni se acerca a lo que vimos en Kingdom Hearts 3, pero para un juego musical es lo de menos. Lamentamos que todos los niveles de Kingdom Hearts 3 sean videos y que no hayan niveles normales adaptando sus escenarios. El juego en PS4 va completamente fluído y sus tiempos de carga por suerte son escasos. 

Respecto al sonido, el juego es una colección valiosísima de soundtracks, tal vez echamos en falta el tema con Skrillex,  los temas cantados de La Sirenita o la ausencia total de Piratas del Caribe. Sin embargo, el lado musical llega a ser lo más sobresaliente del título y lo que convencerá a los fanáticos de la saga probar esta entrega.



Conclusión: 

Kingdom Hearts Melody of Memory es un título de ritmo recomendado para todos los seguidores de la saga, pues revivirán con música y resúmenes toda la historia de la franquicia. Su sistema de ritmo es novedoso y arriesgado, pero termina funcionando muy bien y distanciándose de otros títulos, incluidos los Theatrhythm. 

Un juego lleno de contenido, pero que sufre de algunas pequeñas ausencias, seguramente por temas de copyright. Sin embargo, la recopilación de temas conseguida es digna de aplaudir, incluyendo temas de Disney como Let It Go o los temas de opening y endings de Utada Hikaru. 

Lo bueno: 

- Gran cantidad de contenido
- En dificultad normal y experto el juego requiere de una gran concentración y pasar los niveles más difíciles pueden generar mucha satisfacción
- Un paseo por todas las entregas de Kingdom Hearts
- La compilación musical es aplaudible
- La historia inédita jugable en el último nivel. 

Lo malo: 

- Falta de variedad de objetos de un solo uso. 
- Ausencia de unos cuantos temas emblemáticos
-  Gráficamente mejorable
- Un nuevo jugador no entendería mucho con los resúmenes de historia
- Ausencia de escenarios de Kingdom Hearts III (solo hay niveles de videos)


NOTA
83
Análisis hecho con un código para PS4 brindado por Square Enix*



No hay comentarios.