Análisis: Assassin's Creed Valhalla

Nos pusimos en modo vikingo un par de semanas para sumergirnos en el mundo de Assassin's Creed Valhalla, y luego de terminarlo, te contamos si vale la pena.


Ubisoft sacó a la venta Assassins Creed Valhalla para PC, PS5, PS4, Xbox Series y Xbox One, el pasado 10 de noviembre. Luego de terminarlo, te contaremos en las siguientes lineas nuestro veredicto final. 

Assassin's Creed Valhalla está protagonizado(a) por Eivor, un vikingo que junto a su hermano y gente de su clan, partió de su tierra natal hacia Inglaterra donde empezarán a construir un imperio, conquistando tierras, haciendo alianzas y organizando saqueos. Eivor puede ser hombre o mujer, según nuestra elección, pero esto no alterará la historia central del juego, llena de historias de reinos, personajes secundarios carismáticos, mucha cerveza y sobretotodo, mucha sangre. 


La formula perfecta

Assassin's Creed Valhalla ha supuesto una verdadera sopresa para la saga. Luego de la salida de Unity y Sindicate, que tambalearon la vida de la franquicia, Ubisoft encontró con Origins la formula para tener a sus jugadores pegados por bastante tiempo, además de darle una nueva vida a la saga. Si bien la saga siempre ha desarrollado sus títulos en mundos abiertos, Origins apostaría más por ser un sandbox, un título del que puedes desligarte totalmente de la historia central y empezar hacer misiones secundarias, y hasta misiones eventuales que van apareciendo día a día. Si bien esto funcionó con Origins, esta formula se agotó rápidamente para Oddyssey, que pese a que es un gran juego por donde quieras verlo, es más de lo mismo. 

Assassin's Creed Oddyssey no solo repitió la formula del sandbox, sino subió la valla en la dificultad, y no precisamente para ser más retador, sino para obligar al jugador a hacer misiones secundarias para seguir avanzando, y a quién no tenga tiempo, pagar por las mejoras. El resultado fue que, aunque muchos empezaron esta gran aventura, pocos la terminaron. 

Sumando esto, si nos ponemos en el contexto, todos los juegos de Ubisoft (o los más grandes) terminaron por optar con el mismo estilo del juego. Teníamos un Ghost Recon Break Point, un Assassin's Creed Odyssey y un The Division 2, que solo se diferenciaban por la época y las armas que usaban.  Por lo tanto Ubisoft y Assassin's Creed necesitaban revisar las cosas, dar un paso atrás y pensar muy bien el siguiente.

Ubisoft decidió darse un tiempo tras el fracaso de Breakpoint, que fue prácticamente la última estocada, y decidió retrasar todos sus juegos planeados, incluido el nuevo Assassin's Creed Valhalla. Esto significaría un reformulación del sistema de cada juego, y según podemos ver en Valhalla, este tiempo sirvió de mucho.


Assassin's Creed Valhalla es una mezcla de todo lo que ha funcionado en Assassin's Creed. Ahora, si bien tenemos una gran cantidad de contenido secundario por hacer, el juego está centrado en su historia principal. Ya no estamos en un sandbox con misiones repetitivas, sino avanzando por una estructura narrativa muy bien construida que nos va acompañando de inicio a fin, y que a su vez, encierra gran cantidad de historias con su propio inicio y final. Cada misión secundaria, estará marcada claramente como tal y ahora ni siquiera serán necesarias para llegar a niveles requeridos, porque solo avanzando por la historia principal, tendrás el nivel de habilidad requerido para tu siguiente misión. 

Assassin's Creed Valhalla se siente más orgánico, menos procedural, más lleno de vida y mucho más adictivo. Por más largo que sea, esta vez por más que solo tengas una sesión de media hora o una hora, sentirás que estás avanzando, y eso claramente motiva al jugador ocasional a llegar hasta el final de la historia. 


Jugabilidad 

Otro de los grandes cambios, es la reestructuración de su sistema de batalla donde la jugabilidad se vuelve más ágil y dinámica. Eivor será una verdadera máquina de matar, y este fluído sistema de combate tiene su cereza de pastel con las animaciones de decapitaciones o desmembramientos como combo final contra nuestro enemigo (si lo estás jugando sin censura). Todo un espectáculo visual.

Entre los enemigos, encontraremos algunos con más barra de vida, y algunos que deberemos buscarle el punto débil o destruirles su escudo, antes de atacarlos. Aunque sin lugar a dudas, las mejores batallas te las otorgarán los jefes. Batallas uno contra uno donde quedarás en desventaja de nivel de vida, pero con un poco de habilidad y paciencia, podrás poner las cosas a tu favor. 

Nuevamente tendremos un árbol de habilidades, aunque esta vez con la diferencia que ya no habrá un sistema de niveles para el personaje. Cada que vez que llenemos una barra de experiencia recibiremos 2 puntos de habilidades y cuando las canjeemos subiremos nuestro  nivel de poder. En estas mejoras podremos encontrar movimientos especiales, habilidades, además de mejorar todos nuestros stats.





También contaremos con un sistema de destrezas muy parecido a Assassin's Creed Odyssey, donde podremos equipar habilidades a nuestros ataques con arco y ataques con arma principal. Se pueden equipar hasta 4 ataques por tipo de arma y estos pueden ser mejorables. 

Nuestro otro tipo de upgrade vendrá de la mano con el equipo. Ya sea cambiando armaduras o armas por mejores, mejorando estas o agregándoles urnas que le aportan al equipo una mejora adicional.  La primera manera de mejorar es con materiales, el jugador deberá usar materiales básicos para tener un grado de mejora en su equipamiento. La otra manera es transformando tu arma o armadura en una superior, esto lo haremos con materiales preciosos en el herrero, y también nos dará la posibilidad de que ese equipamiento tenga más grados de mejora. 

Si eres de los afortunados que adquirió la versión Ultimate Edition del juego, podrás adquirir el conjunto y arma de berserker, que viene con gran cantidad de cuadros de mejora. Si tienes este equipo, en gran parte del juego no necesitarás molestarte por encontrar otro y solo tendrás que enfocarte en mejorarlo, ya que es uno de los conjuntos más completos. 


Luego de la primera parte del juego cuando Eivor, hermano y compañía ya llegaron a sus nuevas tierras, ellos buscarán extender su dominio. Es ahí donde tendremos un mapa de alianzas donde podremos ver que tierras están disponibles para conseguir alianzas. Cada una de estas tierras tendrá un nivel de poder sugerido, así nos iremos dando una idea de cual enfrentar primero y cual después. 

Cada tierra que tracemos como objetivo será el inicio de una aventura digna de epopeya, dividida en capítulos y que nos cuentan una historia sobre algún reinado. Historias llenas de traiciones, sangre, gobiernos ilegítimos y reyes nos esperan, cada una construida de manera independiente, donde Eivor termina siendo un agente externo que se involucra en los sucesos, y que de alguna manera, sea buena o mala, terminará consiguiendo la alianza deseada. 

Ahora también el juego contará con un sistema de saqueos, donde Eivor atacará con su batallón a algunos poblados, con el objetivo principal de robar el tesoro y materiales. Esto con la meta de usarlos para mejorar su poblado, construyendo nuevos comercios e infraestructuras. Muchas veces habrá que dar con una puerta o entrada secreta para con algún cofre, y esto hace también más divertido el proceso del saqueo.


Assassins Creed Valhalla borda las 45 a 60 horas de duración, dependiendo de la dificultad  y paciencia que lo abordemos. Si somos completistas podemos pasar tranquilamente las 70 horas, pero si vamos solo por lo principal y en una dificultad sencilla, pero el promedio puede ser entre 50 a 60 horas. Como mencionamos la historia está bien llevada y se siente que progresamos en ella, por lo que todo el avance se siente super orgánico. La dificultad normal, si tenemos buena habilidad, no requerirá de farmeo extra para avanzar a la siguiente zona, pero teniendo en cuenta lo divertidos que son los saqueos, seguramente pasaremos por varios de estos mientras avanzamos.


Gráficos y sonido: 

Gráficamente el juego luce espectacular. El detallado en las zonas, las iluminaciones, las animaciones en batalla, son algunas cosas por destacar. Hemos jugado el título en PC, por lo que la optimización en este caso es algo subjetivo. Eso sí, si tenemos una TV o monitor compatible con HDR, recomendamos bastante usarlo, ya que el título juega bastante con las sombras e iluminaciones, y los cambios abruptos entre oscuridad a luz, pasando de un escenario a otro. Si lo juegas en un equipo compatible con Ray Tracing, todo esto puedo ser muchísimo mejor apreciado. 

Lo único malo es que en esta oportunidad tampoco estamos libres de bugs, aunque al tratarse de un juego tan grande y reciente, es compresible que queden cosas por corregir. Lo mencionamos porque, aunque un par de veces nos hemos encontrados con bugs inofensivos como un lobo muerto parado, sufrimos de un bug que nos obligó a reiniciar partida ( un NPC que debía seguirnos se quedó atorado con medio cuerpo enterrado en la tierra). 

Respecto al sonido, tanto el soundtrack estilo vikingo como los efectos de sonido son de lujo. Nuevamente recomendamos jugar con algo más que con los parlantes de tu tv, si quieres disfrutar del sonido al máximo. Recomendamos headsets o un sistema de sonido 5.1. Valhalla consigue realmente brindar inmersión con su soundtrack con momentos icónicos como los viajes en barco o el canto que se emite cuando nos hacemos con algún tesoro. 





Conclusión:

Nos arriesgamos a decir que Assassin's Creed Valhalla es la mejor entrega de la saga hasta la fecha. Valhalla se deslinda del sandbox interminable con misiones genéricas para brindarnos un juego donde la historia vuelve a ser la estructura del desarrollo, encima, acompañado de un nuevo sistema de combate salvaje y adictivo, y contenido secundario mejor pensado y más divertido.

Lo mejor:

- Sistema de batalla super adictivo. 
- No se siente repetitivo. Las misiones secundarias como saqueos o misterios, están mejor pensadas. Y Los recados que ya vienen a ser las misiones más genéricas, quedan como algo super opcional o para jugadores eternos. 
- Las animaciones de muerte en batalla son realmente sorprendentes.
- Historia sólida y bien estructurada
 - Peleas contra los bosses
- A simple vista luce como un juego de rol medieval y eso es fascinante. 
- Misiones principales adicionales con personajes de la mitología

Lo peor: 

- Algunos bugs
- La historia fuera del animus es algo infrecuente. 
- Puede sentirse que se extiende un poco de más la parte de las alianzas. Aunque si lo disfrutamos, es lo de menos.

NOTA
95


Análisis hecho con un código para PC brindado por Ubisoft Latam. *





No hay comentarios.