Análisis: void tRrLM(); //Void Terrarium

Un planeta desolado y la última niña humana en el planeta. Luego de jugar Void Terrarium, te dejamos nuestras impresiones de este rogue-like dungeon crawler.


void tRrLM(); //Void Terrarium (nos referiremos a futuro como Void Terrarium) es el nuevo título de la compañía japonesa Nippon Ichi Software. Es un juego con elementos rogue-like centrado en gameplay a modo de loop y de acumulación de recursos. Está disponible para las plataformas de PlayStation 4 y Nintendo Switch (Esta última es la que nos tocó disfrutar).

A primera vista, Void Terrarium parece un dungeon crawler normal: Tiene elementos de crafteo, progresión por niveles, perks obtenibles en cada calabozo y lo que se podría considerar como el elemento definitivo de un juego roguelike: Muerte permanente. Sin embargo, todos estos elementos han sido manejados de tal forma que, todos ellos en combinación, forman un juego bastante único.
Los cambios en las mecánicas han sido lo suficientemente grandes como para considerar que logra innovar en ciertos aspectos, y logra dejar una experiencia difícil de conseguir en otros títulos de género similar.

Dicho esto, también hay que admitir los errores que tiene el juego, casi todos dirigidos principalmente a su aspecto narrativo, el cual considero pobremente escrito y con bastantes inconsistencias. Sin embargo, NIS demuestra que su foco ha sido el gameplay, con un título que se sale de lo que normalmente acostumbra a hacer la desarrolladora nipón.


El juego está ambientado en un futuro post-apocalíptico en el que nuestro planeta ha sido infestado por una plaga fungi que obligó a la humanidad a resguardarse en túneles subterráneos. Años más tarde y tras conflictos entre los mismos seres humanos, la extinción de nuestra raza llegó a manos de la misma inteligencia artificial que ellos crearon para manejar los recursos y ayudarlos a sobrevivir.

El planeta sigue infestado y, milagrosamente, uno de los robot de servicio es reactivado por un roedor que andaba por ahi. Este robot, sin nombre y sin mucha expresión, es nuestro protagonista.
Tras explorar un poco del desolado planeta, llegamos hasta un domo de cristal (Un terrario, duh) en el que encontramos a una niña pequeña inconsciente. Luego de intentar despertarla sin éxito, logramos conocer a la misma inteligencia artificial que antaño fue responsable de la aniquilación de la raza humana, ahora en estado deplorable y casi excenta de las funciones que anteriormente gozaba. Esta inteligencia artificial nos indica que la única forma de restaurar a la niña antes de que muera es alimentándola, y es así como comienza una aventura para mantener con vida a la que se presume es la última sobreviviente de la raza humana.


Uno de los elementos que hacen que Void Terrarium se distinga por sobre otros títulos del género es el manejo que tiene del objetivo principal: Más allá de tener que hacer que nuestro personaje sea más fuerte para lograr taclear calabozos más complicados, nuestra misión viene a ser cuidar de la pequeña niña (Quién luego aprendemos su nombre es Toriko). Esto se desarrolla de forma bastante original: Más allá de que Toriko sea un personaje adicional que hace cosas en el juego, su papel principalmente se reduce a ser el motivo por el que las cosas suceden.

Sí, es pieza fundamental, pero no porque haga algo o influya directamente en la narrativa del título, sino porque nuestro personaje y nuestro interés por avanzar en el título se dirigen principalmente a mantenerla con vida, mejorar el terrario en el que se mantiene, evitar que se enferme o pase hambre, incluso jugar con ella para que no se aburra. Es casi como si fuera un tamagotchi, al punto en el que inclusive nos podrán aparecer notificaciones a mitad de los calabozos para indicarnos el estado en el que se encuentre Toriko.


Más allá del objetivo del juego, hay que hablar también de las mecánicas que manejan y del gameplay como tal. Void Terrarium no es el dungeon crawler común y corriente por la forma en que maneja la muerte y los recursos: Una de las principales diferencias que tiene con otros títulos del género es que, en Void Terrarium, empezamos cada calabozo en nivel 1. Inicialmente me pareció una mecánica extraña y hasta tediosa, pero la velocidad en que mejoras de nivel y los perks o habilidades tanto pasivas como activas que consigues a lo largo de cada calabozo hacen que el gameplay se sienta casi como si jugáramos con un nuevo personaje cada vez que entramos en un calabozo.

Es en este sentido en el que entramos a hablar del manejo de recursos: Las habilidades o perks que recojamos comparten espacio con los recursos como podrían ser baterías para recargar nuestra energía, por lo que a lo largo de los calabozos más extensos tendremos que tomar decisiones sobre si mantener un perk que quizás usemos más adelante o soltarlo para llevar un Toolkit que nos permita curarnos o una batería que recargue nuestra energía y nos permita avanzar más pisos. El manejo de recursos empieza a ser escencial pasada la mitad del juego, en el que los calabozos empiezan a ser extremadamente complejos y largos, con enemigos constantes y de niveles varios, por lo que aprender a valorar cada componente que encontremos resulta crítico para poder avanzar con el juego.

Otro de los elementos únicos de Void Terrarium es que al terminar un calabozo, todos los elementos que tengamos en nuestro inventario se transforman en recursos y se reparten en diferentes secciones, por lo que cualquier componente que tengamos en nuestro poder y no hayamos usado se pierde por completo (A excepción de elementos claves). Estos recursos se podrán utilizar para mejorar el terrario en el que Toriko vive y para mejorar de forma permanente algunos aspectos de nuestro personaje, por ejemplo la capacidad de inventario o la batería total con la que ingresamos a los calabozos.


Otro apartado que vale la pena resaltar de Void Terrarium es el sonido: Si bien gráficamente resulta un juego agradable, es en el apartado sonoro dónde tenemos una ambientación extremadamente gratificante. La música coloca el "mood" bastante bien y la forma en que tenemos diferentes notas para los momentos que pasamos en el terrario o con Toriko y los momentos más emocionantes de nuestras incursiones en el exterior hacen que cada aventura se sienta de peso, emotiva, y con verdaderas consecuencias.
Es un juego que yo personalmente recomendaría disfrutar con audífonos, puesto que la inmersión conseguida por el OST es excelente.



Conclusión:

Más allá de sus errores narrativos e inicio lento, Void Terrarium ofrece suficientes novedades en su gameplay para ser un juego obligatorio para los amantes del género dungeon crawler. La relación entre nuestro personaje y Toriko resulta bastante curiosa, y la capacidad de personalizar el terrario de Toriko es bastante llamativa.

Positivo:

- Elementos únicos en el género dungeon crawler.
- Ambientación interesante y bien lograda.
- Buenas opciones de personalización, a tal punto que cada calabozo parece otorgarnos un personaje completamente distinto.

Negativo:

- Historia algo mediocre.
- Inicio bastante lento y sin mostrarnos las mecánicas más interesantes del juego.
- Personaje principal poco emotivo.

Puntaje Final:
75    


Jugado con un código para Nintendo Switch brindado por Nis America*

No hay comentarios.