Análisis: SoulCalibur VI

Luego de 6 años de ausencia, SoulCalibur regresa con una sorprendente nueva entrega que logra superar a su antecesora.


El 19 de octubre salió a la vente SoulCalibur VI para Xbox One, PlayStation 4 y PC mediante Steam. Esta entrega marca el regreso de la saga luego de 6 años y también se presenta como el primer título de SoulCalibur en la generación actual de consolas.

Una entrega muy completa 

Nuestra primera pregunta con el lanzamiento de una nueva entrega de una saga muy memorable como SoulCalibur es si estará a la altura de sus antecesoras. SoulCalibur VI no decepciona y su cantidad de contenido nos tendrá jugando cantidad de horas en sus diferentes modos de juego.

Algo que hace muy atractivo al título es su facilidad para poder acostumbrarte a los controles, opción que hace muy accesible esta entrega para jugadores nuevos. Tan solo con un par de peleas sentirás que has jugado SoulCalibur toda la vida. Claro, que para poder realizar los combos más complicados y manejar a tu personaje de manera exacta y precisa, deberás de ganar algo de experiencia en el juego.


Esta nueva entrega cuenta con 21 personajes, incluyendo al personaje invitado Geralt de Rivia de The Witcher. Claro, por contenido descargable podrás conseguir algunos personajes más como Tira (ya disponible para compra) o 2B de Nier Automata (uno de los personajes ya anunciados). A eso, se le suma la posibilidad de crear tu propio personaje, aunque de cierto modo limitado a imitar la forma de pelear de algunos de estos. De igual manera, esto no importa mucho teniendo en cuenta todas las opciones que tendremos para su personalización.

Modo batalla:

Posiblemente el modo en el que debamos empezar el juego. En él puedes desde aprender a usar los controles en entrenamiento, pelear con la CPU con tus reglas o enfrentarte a un amigo en versus o ponerte a prueba en el clásico arcade.



Modo historia: 

En este modo podrás vivir la historia de SoulCalibur VI acompañada de una serie de batallas. Este modo te lo puedes pasar en un promedio de hora a hora y media, aunque descuida, que posteriormente tendrás que pasar el modo historia con la perspectiva de cada personaje. Aunque está claro que las historias individuales no duran mucho, son 21 las que deberás pasar, así que estarás entretenido en este modo al menos unas 6 horas.


Modo Misión - Soul of Libra: 

Tal vez, el modo más profundo o completo de esta entrega. En él deberemos crear un personaje y aventurarlo por un mapa lleno de misiones principales y secundarias de pelea, donde ganará oro y experiencia.  Nuestro personaje podrá subir de nivel, comprar armas y hasta mejorarlas, con el objetivo de vencer a los enemigos de mayor nivel.  Sí, acá el daño que haremos y recibiremos será depende de nuestra arma y nivel.

Por otro lado, en este modo de juego tendrás algunas opciones interesantes, como poder decidir si inclinar a tu personaje más al lado del bien o más al lado del mal, alquilar mercenarios para que hagan el trabajo sucio por ti o cambiar por oro tus soul points ganados en otros modos de juego.


Modo red: 

Modo que podríamos aconsejarte dejarlo para el final, pues así estarás seguro que estás listo para enfrentarte a cualquier jugador de cualquier parte del mundo . Acá podrás jugar en dos distintos modos: en batalla clasificatoria ganarás puntos de rango cada vez que ganes una batalla, mientras que en batalla casual podrás hacer torneos o simplemente luchar sin preocuparte de la clasificación.



Un complejo y gran juego competitivo

Aunque como antes mencionamos, SoulCalibur VI tiene un modo de juego accesible a todo el público. También es verdad que aprendiendo todas las mecánicas y combos podremos experimentar un modo de combate más profundo.  La cantidad de personajes y combos hacen que cada batalla sea totalmente disfrutable y diferente, lo que convierte esta entrega, una vez más, en una excelente opción para los torneos competitivos.

Gráficamente pudo estar mejor

Gráficamente el juego luce bien, mucho mejor que la entrega anterior. Aunque no puede decirse tampoco que está a la par de los estándares gráficos de la generación actual de consolas, el juego logra verse fluido y atractivo.

Un tema que sí nos incomodó fue que los diálogos en Historia y Soul of Libra son acompañados de sprites. Tomando en cuenta la cantidad de información que nos da el juego, sobretodo en Soul of Libra, hubiera sido grato ver más que un par de animaciones en todo el juego. Aunque por otro lado, estamos ante un juego que probablemente se quede en nuestras consolas por mucho tiempo, por lo que 11 GB de peso no nos molestan a la hora de querer liberar espacio. Si el juego hubiera tenido escenas de animación probablemente su peso no hubiera bajado de 30Gb.


Conclusión: 

SoulCalibur VI sigue demostrando de que está hecha la saga. Una gran entrega que te ofrece mucho contenido y te logra sumergir en su profundo modo de pelea. Si por algún motivo pensabas que la saga había perdido calidad con el paso de tiempo, la jugabilidad de esta entrega te demostrará lo contrario. Con solamente 11Gb de peso, se convierte en una excelente opción del "juego de pelea"que permanece siempre en el disco duro de tu consola.


Lo mejor:
- Cantidad de contenido
- El modo de juego sigue siendo profundo y complejo
- Podremos jugar con el fuckin' Geralt de Rivia de The Witcher sin tener que pagar algo adicional.
- Grandes posibilidades en la creación de personajes.

Lo peor
- Carencia de escenas de animación en el Modo Historia y Soul of Libra.
- Tener que pagar por personajes DLC, aunque ya sea costumbre en los juegos de pelea.
- Dificultades para encontrar peleadores en linea en tu misma región.


NOTA 8.5/10

No hay comentarios.