Reseña: Tom Clancy's Ghost Recon Wildlands

La versatilidad de mapas, vehículos y arman son algunos de los puntos fuertes de esta entrega. Probamos una de las joyitas de PS4 y te contamos que nos pareció.


Si eres de los gamers que aman GTA por la oportunidad que te da de hacer lo que quieras mientras visitas diferentes ciudades, recolectas diferentes armas, conduces distintos vehículos y completas misiones, definitivamente tienes que probar Tom Clancy’s Ghost Recon Wildlands ya que te trae esas características pero en un formato de acción en tercera persona donde la experiencia de juego es verdaderamente refrescante.

Para los que somos fans de la saga tuvimos que esperar 5 años para poder tener entre nuestras manos esta nueva versión de la franquicia Ghost Recon.
Les voy adelantando que valió la pena, al traernos un juego distinto a lo que nos tenían acostumbrados sin perder la esencia, convirtiéndolo en un juegazo.

Desarrollado por Ubisoft Paris, Ghost Recon Wildlands pone al jugador en control de un equipo de combate táctico llamdo “Ghost” que tiene como misión detener a El Sueño y su sanguinario cartel de la droga, Santa Blanca en Bolivia.




Lo Paja

Como lo venimos diciendo, la versatilidad de los elementos, por ejemplo los mapas, son enormes. Entre ellos podemos encontrar, praderas, desiertos, montañas, bahías, etc, y están divididos en regiones controladas por un cabecilla que tendremos que eliminarlos para ir avanzando en el juego hasta llegar a El Sueño el líder de toda esta organización.

Los vehículos toman un rol importante ya que en ellos vamos a disputar distintos enfrentamientos, ya sean terrestres, acuáticos o aéreos contando con alrededor de 60 medios de transportes verán que la versatilidad de que les hablo no es mentira.

Además la variedad de armas a la cual ya nos tenían acostumbrados desde la entrega anterior incrementa aquí, ya que hay un sistema muy profundo de personalización de las armas contando con más de 80 tipo, a las cuales nos permite aplicarle más de 100 partes intercambiables que nos llevará a la búsqueda de la mejor arma.


Lo Chévere

Este juego además de sus 100 misiones principales y sus muchas actividades secundarias, nos trae lo mejor en su modo multijugador ya que podrás jugar cada una de estas misiones con o en contra de tus amigos, llegando a disparar mientras tu compañero maneja un vehículo o cosas por el estilo.

Al tener un mapa amplio en el modo multijugador podrás aprovecharlo al 100% ya que podrás utilizar las herramientas que brinda el juego como lo que son el dron, la visión nocturna y térmica, el soporte de la guerrilla, los vehículos, el tiro sincronizado y las armas silenciadas.


Lo Monce 
                                                 
Tenemos que admitir de tratarse de un juego tan versátil, encontramos cosas que se pudieron ajustar en su creación, como el control en algunos vehículos, el bajar o escalar de una superficie elevada, el sistema de cobertura y la movilidad en general, quizás se puedan solucionar con actualizaciones del juego.

Si pasas horas de horas en el juego llegará en un punto a aburrirte ya que no es un juego para enviciarte, por sus diálogos con los bots, la historia previsible por momentos y alguno que otro bug.


Conclusión:

Un juego que te obliga a explorarlo por completo, dada su variedad de opciones para tu personaje, mapas enormes con climas diferentes, armas y vehículos. La gente que quiere meterse en un personaje, hacer lo que le da la gana o seguir las misiones indicadas le gustará el juego y les prometo que será mucho mejor si consiguen a más amigos para jugarlo, les aseguro horas de horas de diversión.

No hay comentarios.