Concepto Luna: la visión de Dell para un futuro sin desperdicios electrónicos

Simplificar y acelerar drásticamente los procesos de reparación y desembalaje, lograr que los componentes fueran más accesibles y con más oportunidades de reutilización, hacen parte de esta innovación basada en datos y diseño sostenible de PC.



Imagine un futuro en el que no se desechan los artículos electrónicos después de usarlos. En cambio, se recolectan componentes específicos para darles una segunda, una tercera o incluso una cuarta vida. Una vez que el dispositivo en sí llega verdaderamente al final de su ciclo de vida, se readapta y recicla para incorporar esos mismos materiales en teléfonos, monitores o laptops de última generación. 

Se trata de un futuro en el que nada se desperdicia y la montaña de artículos electrónicos que se descartan cada año (más de 57 millones de toneladas en todo el mundo, para ser exactos) se reduce drásticamente. No solo se desmaterializa la tecnología, sino que además los materiales que utilizamos alimentan una economía circular sólida. De esa manera, se reduce la necesidad de nuevas materias primas. 

Dell Technologies presenta el concepto Luna, un diseño vanguardista y sostenible para PC, que ilustra la visión de la compañía de cómo reducir los residuos y las emisiones, reutilizar materiales y lograr nuevos niveles de innovación. Durante el último año, los ingenieros del Experience Innovation Group trabajaron para seguir ajustando el diseño modular del concepto Luna a fin de eliminar la necesidad de adhesivos y cables, y minimizar el uso de tornillos. Estos ajustes permiten que sea más fácil reparar y desarmar un sistema. El concepto Luna podría simplificar y acelerar drásticamente los procesos de reparación y desembalaje, lo cual permitiría que los componentes fueran más accesibles y ampliaría las oportunidades de reutilización. 

“A los socios de reciclaje puede llevarles más de una hora desensamblar una PC con la tecnología actual, que utiliza tornillos, pegamento y diversos componentes soldados. Con el diseño evolucionado del concepto Luna, redujimos el tiempo de desembalaje a solo minutos. Incluso encargamos a una microfábrica que guiara a nuestro equipo de diseño, lo cual permitió crear un dispositivo que se puede desarmar de forma rápida y sencilla utilizando robots” dice Glen Robson, director de Tecnología de Client Product Group de Dell, Glen Robson.

¿Cómo funciona?

Al combinar el diseño sostenible de Luna con telemetría inteligente y automatización robótica, los ingenieros crearon algo que tiene el potencial de desencadenar un cambio radical en el sector e impulsar la circularidad a gran escala. Si bien crear un dispositivo sostenible es un logro importante, la verdadera oportunidad yace en el impacto que podría lograrse en millones de dispositivos tecnológicos que se venden todos los años y la optimización de los materiales de esos dispositivos para que se puedan reutilizar, readaptar o reciclar en un futuro. 

La telemetría que incorpora Luna también brinda la oportunidad de diagnosticar el estado de componentes individuales del sistema para ayudar a garantizar que nada se desperdicie. Dado que la manera en que los clientes usan la tecnología puede variar, no todos los componentes llegan al final de su ciclo de vida en el mismo momento. 

Por ejemplo, las personas que trabajan desde su casa pueden usar componentes externos, como teclados o monitores. Es posible que el teclado y el monitor de una laptop casi no se hayan utilizado, incluso cuando la tarjeta madre ya esté lista para reemplazarse. La evolución de este concepto puede equipar componentes individuales y conectarlos a un sistema de telemetría para optimizar su vida útil. Básicamente, es algo similar a la forma en que mantenemos nuestros vehículos: no los tiramos a la basura cuando tenemos que cambiar los neumáticos o los frenos. 

“Nuestro trabajo constante en el concepto Luna nos permite acercarnos a un futuro en el que más dispositivos se desarrollen con un diseño modular. La increíble incorporación de la robótica y la automatización funciona como un catalizador para acelerar el desensamblaje eficiente de los dispositivos; medir el estado y la capacidad de uso restante de los componentes; y comprender mejor cuáles se pueden reutilizar, readaptar o reciclar, de modo que nada se desperdicie. Esta visión tiene implicaciones amplias y profundas para nosotros, nuestros clientes y el sector en general mientras trabajamos en conjunto para reducir los residuos electrónicos”, señala Robson. 

A pesar de que Luna es “solo un concepto” en este momento, también es una visión a largo plazo de cómo lograr un impacto comercial y social aún mayor por medio de prácticas de diseño circular. Dell Technologies tiene como propósito lograr los objetivos de avance de la sostenibilidad, por medio de la innovación, traspasando los límites del diseño, solicitando opiniones y repensando los modelos de negocio. El objetivo principal de Luna es impulsar avances revolucionarios y dar forma a un futuro más sostenible para todos. “Para mí, es un honor ser parte de esta transición”, puntualiza el ejecutivo.

Acerca de Dell Technologies

Dell Technologies (NYSE:DELL) ayuda a las organizaciones y a las personas a construir su futuro digital y a transformar cómo trabajan, viven y juegan. La empresa proporciona a los clientes la gama de servicios y tecnología más amplia 

Publicar un comentario

0 Comentarios