El reto de crear un smartphone que cambie de color

 Vivo desarrolló una tecnología con la que los teléfonos inteligentes pueden cambiar de color.




Además de los features internos, el diseño de los teléfonos inteligentes es un componente relevante para los usuarios a la hora de escoger un nuevo dispositivo. En ese sentido, los fabricantes se están enfocando en desarrollar características innovadores que cautiven la atención de los usuarios. 

Con esto en mente, los expertos de Investigación y Desarrollo de vivo se volcaron en encontrar una nueva tecnología que les permitiera tener un ‘smartphone’ que cambie de color y se ajuste a la luz del sol. Con los diseños con Acabado de Material de Color (Color Material Finish en inglés), el exterior de un mismo teléfono podrá ser personalizado y verse diferente de acuerdo con los gustos de cada usuario. 

En 2018, el equipo de diseño de vivo experimentó con diferentes materiales fotocrómicos para encontrar cuál sería el indicado para la producción de dispositivos, sin dejar de lado la experiencia, fiabilidad y durabilidad al momento de tener el teléfono en sus manos. Entre las desventajas principales que tienen los materiales que cambian de color están lo poco duraderos que pueden ser, y ese fue un gran desafío al diseñar esta innovación.

Se probaron más de seis materiales suministrados por fabricantes de Alemania y Japón, hasta que en 2020 apareció el componente que cumplía con todos los requerimientos y facilitó el desarrollo del Cristal fotocromático. Los científicos de vivo propusieron 7 formas de combinar el material fotocromático con el cristal de teléfono y otros materiales para conseguir el resultado correcto. 

Durante el proceso de desarrollo, un paso muy importante fue probar los efectos del color bajo diferentes condiciones de luz, cómo se veía en el atardecer y cómo se veía en el sol del mediodía. Para ello, los materiales aplicados se expusieron a la luz solar natural bajo una cantidad variable de tiempo y temperatura. De igual forma, se utilizaron las lámparas UV para uñas, que facilitaron el proceso gracias a su flexibilidad.  

Con estas pruebas, el equipo detectó rápidamente los efectos de cambio de color y los patrones que se creaban. Al comprobar lo bien que funcionaban los efectos de cambio de color y los patrones, así como su vida útil, el equipo de desarrollo definió el estándar de uso de esta tecnología con el que experimenta vivo hasta el día de hoy. 

En julio de 2021, la tecnología de cristales fotocromáticos que cambian de color se lanzó al usuario final en China con el modelo vivo S10 de la Serie S y, desde entonces, la compañía ha trabajado en nuevos e interesantes equipos que están sorprendiendo a los usuarios en Asia, Europa y, por qué no, quizás muy pronto en América Latina. 


Publicar un comentario

0 Comentarios