Análisis: God of War (PC)

 Kratos regresa como nunca, en un port que luce como remasterización



El 14 de enero llega a PC (vía Steam y Epic) el galardonado título de Sony Interactive Entertainment y Santa Monica Studio 'God of War', abandonando la exclusividad en PlayStation 4. Nosotros tuvimos la oportunidad de jugar esta nueva versión anticipadamente, y luego de terminarla, te comentamos nuestra opinión final.

Ha pasado mucho tiempo después de la última gran aventura de Kratos, el ritmo de vida de nuestro héroe ha dado un giro de 180° al quedar al cuidado de su hijo Atreus en el mundo de los Dioses Nórdicos, alejados de todo. Kratos no es más el ser que mata despiadadamente a cualquiera que se le cruce por su camino, sin importar que sea bueno o malo. Ahora es un ser calmado que quiere vivir tranquilo y al que su única preocupación es cuidar y enseñar a su hijo. Por otro lado, Atreus muestra un interés por salir del cascarón y aprender nuevas cosas. Ambos partirán en un gran viaje que tiene como objetivo central, esparcir las cenizas de Feya, madre de Atreus, en lo más alto de Jötunheim, claro, que acceder a este reino no será nada fácil.

Este viaje será un camino de enseñanza para Atreus, quien aprenderá a defenderse y pelear por propia cuenta. Todo esto sin saber que la sangre de Dios corre por sus venas. Por otro lado, podremos ver en cada acción y decisión tomada, la madurez y sensatez de Kratos, y la manera que antepone la seguridad de su hijo frente a todo. 


El primer cambio de esta entrega con las anteriores, es que nos presenta un mundo abierto dispuesto a ser explorado, aunque curiosamente no se lo impone al jugador. Sí quieres ir solo por la historia, tendrás una aventura lineal y guiada, con una misión tras otra e que te irá guiando hasta el final. Aunque desde cierta parte del juego, la posibilidad de movilizarnos libremente  y explorar el Lago de los Nueve y otros reinos, está.

El detalle es que nadie en su sano juicio, al menos realmente esté apurado o no esté disfrutando el juego, dejará de lado ese abundante contenido adicional. Además, si estamos jugando en una dificultad alta, probablemente nos veamos obligados a explorar para armarnos con mejoras y nuevos equipamientos.  Si solo sigues los acontecimientos principales, puede que finalmente solo conozcas un 30% de todos los parajes de El Lago de los Nueve. 

Personalmente podríamos decir que encontramos más divertida la parte de exploración en este juego, que los eventos principales en sí. Encontrarnos con grandes momentos para los que nadie nos preparo, como la liberación de los dragones, la exploración de ruinas ocultas, jefes secretos y encontrar a todas las valquirias, forman parte de todas esos momentos exquisitos que nos estaremos perdiendo, si no nos aventuramos a explorar.  De hecho, esperamos que God of War Ragnarok de un paso más e invite a la exploración de un mundo mucho más grande.

God of War es sinónimo de batallas épicas contra jefes y esta entrega no podía ser la excepción. Desde la pelea con el Extraño  veremos que las peleas y los remates coreográficos son su punto fuerte. Aunque tendremos un cambio muy importante, inicialmente Kratos deja sus clásicas espadas, puesto que lo hacen recordar el sanguinario guerrero que una vez fue, por lo que nuestra arma principal será una hacha, cambiando totalmente la base del sistema de combate del juego.

Aunque a principios manejar el hacha nos parezca un poco monótono, posteriormente mientras vayamos desbloqueando habilidades y combos equipables, veremos que tenemos una gran gama de posibilidades a la hora de acabar con nuestro enemigo. y harán que destrozarlos sea todo un espectáculo visual. Y como el juego salió en el 2018 y esto ya no es un factor sorpresa para nadie, las clásicas espadas con cadenas de Kratos vuelven a la mitad del juego, para hacer el gameplay mucho más versátil y divertido. 


Kratos y Atreus podrán equiparse con armas y armaduras mejorables y personalizables. Además cada arma de nuestros personajes tendrá un árbol de habilidades desbloqueable. Si bien el nivel 5 en nuestras armas es el ideal para completar la historia, si queremos vencer a las valquirias y completar todo el contenido, aún tenemos la posibilidad de mejor nuestras armas al nivel 9. 

Si bien Atreus no es personaje totalmente controlable, podremos disponer con un solo botón el uso de sus flechas. Así podrá servirnos de apoyo cuando sea necesario y sobre todo, con adversarios lejanos o batallas complicadas. Atreus también tendrá una habilidad especial equipable que podrá usarse cada vez que la barra de flechas se llene y que servirá de mucha ayuda en batalla.

God of War cuenta con un varios modos de dificultad, y lo mejor de todo, es que le da al usuario la oportunidad de completar todos los logros, sin necesidad de jugar en difícil o dar más de una pasada al juego. Siguiendo el esquema de trofeos de PlayStation, puedes jugar todo el título en fácil, y aún así no perderte ni un solo logro. Aunque claro, para completar estos, habrá que dedicarle casi el doble de tiempo de lo que te costará terminarte  el juego. 


Si solo quieres disfrutar la historia puedes elegir el modo fácil, pues este no te supondrá mucha dificultad para terminarte el juego, incluso sin hacer las debidas mejoras a tus habilidades, armas y armaduras. El modo equilibrado te brindará la experiencia normal del juego. Ahí sí será necesario hacerte con las mejoras para enfrentarte cada vez a enemigos más fuertes. Algunos jefes o enemigos probablemente te maten unas cuantas veces,  pero si haces el training debido, pasar el juego no supondrá mucha dificultad.

Posteriormente, en el modo desafío no solo importará hacer las mejoras correspondientes de tu equipo y habilidades, sino también plantearte una estrategia de pelea minuciosa para poder acabar con tus enemigos más aguerridos. Finalmente, al terminar el juego se desbloqueará el modo God of War donde tendrás que tener una paciencia grande y estratégica milimétrica para salir bien parado.


Sobre la versión PC

Gráficamente God of War en PC es una locura.  El juego luce como si fuera una gran remasterización, y pese a ser del 2018, estamos seguros que es uno de los juegos más bellos que hemos visto en PC. Si bien en PS4 pro y PS4 ya lucía sorprendente, y encima también recibimos un parche para PS5 donde podía jugarse a 4K con 60 fps,  como puede lograr a lucir el juego con la gráfica y PC indicada, no tiene punto de comparación visualmente a lo que ofrecía en consola.  Digamos que jugarlo en una PS5 se siente como si jugáramos el título a 4K en PC, pero con las opciones gráficas en normal. Ahora, si lo subimos las opciones gráficas a Ultra, el detalle visual del juego tendremos un resultado enormemente superior a consola.

Nosotros jugamos el título con una RTX 2080 ti Founder Edition, acompañada de una i-core 7 de 9na generación, SSD y 32 GB de RAM. Suficiente para poder mover el juego a 4K en Ultra sobrepasando los 30 fps. Aunque, para llegar a jugar con 60 fluidos solo nos bastó activar el DLSS en Calidad y obtuvimos esos ansiados 60fps, mientras que visualmente el juego seguía luciendo prácticamente igual. 


Lo bueno es que God of War no solo cuenta con DLSS para los poseedores de tarjetas NVIDIA, sino que también incluye Fidelity FX que sirve para los usuarios de AMD, aunque es de uso libre, así que también podrías activarla con tu tarjeta NVIDIA. Claro que los usuarios de NVIDIA tendrán un mejor reescalado con NVIDIA DLSS.  Las opciones de DLSS que trae el juego son:  Calidad, que para 4K reescala desde 1440p; equilibrado que reescala desde 1254p; desempeño que reescala desde 1080p; y desempeño ultra que lo hace desde 720p.  Mientras menos reescale el juego, menos problemas visuales tendremos en escenas de movimientos, por lo que lo ideal sería quedarse en Calidad o máximo desempeño, si quieres muy buenos resultados.

Por otro lado, en las opciones gráficas podremos elegir nuestro límite de FPS (hasta 120), graduar el granulado, equilibrar el desenfoque de movimiento, y tendremos opciones de calibrado de brillo y HDR. Sobre los ajustes de calidad gráfica, tenemos calidad de textura, calidad de modelado, filtro anisotrópico, sombras, reflejos, ambientación y oclusión ambiental, que pueden moverse en preajustes bajos, medios, altos o ultra. 


Respecto al sonido, aunque estamos ante un tipo de juego que en varios momentos opta por el sonido ambiental, la banda sonora esta presente en determinados momentos, situaciones y lugares, acompañando acertadamente momentos concretos. El sonido ambiental está bien logrado, llega a ser inmersivo, sobre todo si se juega con auriculares. Eso sí, no encontraremos un abanico de opciones tan amplio como en opciones gráficas.

Respecto a las voces, la opción recomendada es la original en inglés y con subtítulos en español. Acá,  los personajes logran transmitir lo que quieren decir, sumándole la profundidad requerida a un trabajo colosal como lo es God of War. En cambio, las voces en latino pueden logar a ser correctas, pero siguen sintiéndose insípidas, clónicas y sin sentimiento, aunque seguramente por costumbre, algunos jugadores terminarán optado por estas. 

Por último, mencionamos que jugamos el título tanto con mando de PlayStation 5, como de Xbox Series X. Al final, por la facilidad de capturas de imagen, terminamos optando por el de Xbox, pero la experiencia fue buena con ambos mandos. El juego no explota los dualsense en PC, pero da una experiencia de vibración superior que con el mando de Xbox. 


Conclusión

Ahora los usuarios de PC por fin podrán disfrutar de esta gran joya exclusiva de PlayStation. Lo mejor, es que lo harán con un nuevo lavado de cara, con una versión que más que parecer un port, luce como una verdadera remasterización. Más de 35 horas de diversión garantizada en uno de los mejores juegos que vio la PS4 en todo su ciclo de vida. 

Y si ya lo jugaste en PlayStation 4, pero tienes una PC potente, es el momento perfecto para darle otra pasada, mientras esperas la salida de God of War Ragnarok. Recomendamos usar las opciones de DLSS o Fidelity FX para poder llegar a mejores rendimientos, sin tener que exigir mucho a nuestra PC.

Lo mejor: 

- En una PC potente el juego luce espectacular. 

- Opciones DLSS y de Fidelity FX

- Gran abanico de opciones gráficas

- Llega a solo 169 soles tanto en Epic como Steam

- La posibilidad que este gran juego llegue a otra plataforma

Lo malo:

- Tal vez un par de opciones más de sonido, no hubieran estado mal. 

- Podría aprovechar un poco más el dualsense. 


NOTA
95/100

Análisis hecho con un código para Steam brindado por PlayStation Latinoamérica*



Publicar un comentario

0 Comentarios