Análisis: Marsupilami: Hoobadventure

El marsupial más querido de la década de los 90 's está de vuelta y esta vez mediante el género de plataformas bidimensional. Un juego lleno de adrenalina y emociones que te hará preguntar si estamos frente a un legado de Rayman Legends o Donkey Kong Country. Nosotros ya lo jugamos y te contamos qué tal nos pareció.

Marsupilami: Hoobadventure es un juego de aventura y plataformas en 2D desarrollado por Ocellus Studio y distribuido por Microids. Un título que nos llevará al mundo de Marsupilami, siendo más específico, se centra más en las aventuras de sus tres hijos. Los pequeños marsupiales deberán de evitar que un espíritu ancestral que despertó de su letargo sueño trate de acabar con el hermoso lugar de Palombia. El juego está disponible desde el 16 de noviembre.

Esta entrega está fuertemente dirigida a un público infantil, sin embargo para los que vivimos más de tres décadas podremos recordar a este personaje que hizo de nuestra infancia una de las más recordadas. Marsupilami fue una caricatura que se transmitió en señal abierta en nuestro país a finales de los 90 's y que ahora, luego de largos años lo podemos tener nuevamente con nosotros esta vez en formato de videojuego. 

Historia:

Esta aventura tendrá como protagonistas a los tres hijos de Marsupilami: Punch, Twister y Hope. Los tres pequeños pero hábiles personajes vivían cómodamente en el tranquilo y encantador archipiélago de Palombia. Mientras disfrutaban del sol, el mar y la arena uno de los marsupiales ve varado un viejo sarcófago por lo que curiosamente decide tocar. Es acá cuando de repente un espíritu ancestral despierta y usando su magia hipnotiza a los animales del lugar con la excepción de nuestros protagonistas. Pues bien, los marsupilamis deberán de unirse y tratar de evitar que este espíritu en forma de esqueleto se salga con la suya. No hay mayor fortaleza en cuanto a historia ni narrativa por lo que más se centrará en la jugabilidad y aspectos visuales del juego.

Jugabilidad:

Marsupilami: Hoobadventure  es un plataformas en 2D muy simple pero eficaz donde jugaremos con cualquiera de los tres marsupilamis aunque solo se diferencia en la estética, ya que ninguno posee habilidades particulares. El juego nos lleva a una Palombia llena de vida y de color donde recorreremos tres mundos (Ciudad, Selva y Templo). Estos lugares a su vez estarán conformados por más de 20 niveles que incluyen además niveles alternativos y niveles de bonificación. Para desbloquear estas fases secretas deberemos de coleccionar cierta cantidad de plumas y billetes.

Los niveles podrán ir desbloquear conforme superemos el lugar actual y al finalizar todos podremos darle cara al jefe de turno. Será el mismo enemigo del juego por lo que deberemos de confrontarlo muchas veces. Este enfrentamiento con el jefe no son directos, sino que tendremos que perseguirlo durante un nivel lleno de trampas y ataques enemigos. Además la pantalla va corriendo por lo que no nos dará ningún respiro para retroceder. Lo bueno es que al vencerlo tendremos acceso a un nuevo mapa totalmente renovado, más desafiante y mejores diseños de área. 

Los modos de juego que tiene Marsupilami son el modo aventura y el modo contrarreloj donde podrás a prueba tu habilidad para lograr el ansiado reloj de oro. Además cada nivel posee zonas ocultas donde podrás encontrar tesoros con frutas, plumas escondidas o habitaciones con desafíos. En el mapa también habrá lugares llamados Dojo donde podrás acceder a estos desafíos por lo que siempre tendrás la oportunidad de jugarlo las veces que quieras.

Las mecánicas del juego son super sencillas y rápidas de aprender. Si alguna vez jugaste Rayman o Donkey Kong Country sentirás que Marsupilami es un homenaje a esas joyas de su época y que además de forma sorpresiva tiene su propia esencia por lo que no se siente que sea una copia ni nada por el estilo. 

Avanzaremos de forma lineal mientras vemos como nuestra larga cola se menea por todos lados. Saltamos de forma fácil e indicando al lugar donde queramos. Con el comando de ataque podremos acabar con nuestros enemigos usando en nuestra cola en forma de bola y además si nos podemos a correr podemos ponernos a girar para arrasar lo que tengamos en frente nuestro. 

Tener una cola larga nos da la ventaja de poder usarlo como un gancho que nos permitirá colgarnos de ramas y así acceder a zonas elevadas. También podremos reventar zonas en el suelo como maderas, jarrones, cajas o pisos flojos gracias a un sentón al mismo estilo de Crash. Nuestro entorno nos permitirá tener facilidades o complicaciones dependiendo del mundo en el que te encuentres. Habrá zonas donde podremos usar de piso a una tortuga gigante como en otras zonas podremos utilizar a tucanes para que nos permite llevarnos a otros puntos del nivel.

Los niveles del juego están muy bien diseñados empezando desde una dificultad sencilla, pero que poco a poco irá incrementando con el correr de los niveles. Contamos con una buena cantidad de vida que podremos ir farmeando muchas más a lo largo del juego. Si comemos 100 frutas podremos obtener una vida, también habrán jarrones con vidas extras por lo que tener muchas vidas será algo sencillo. Dentro de las opciones tenemos tres tipos de dificultad donde el modo easy está diseñado para los más pequeños del hogar porque no perderás vida si te atrapa un enemigo o caes. Las otras dificultades se diferencian en tener tres corazones de vida o dos.

Audiovisual:

Ni bien comienzas a jugar Marsupilami puedes comprar lo que ve, se puede apreciar una belleza muy agradable que resalta a lo lejos. Algunos fondos de los niveles se desenfocan dando una impresión como si fuera un retrato muy bien pintado. En el juego encontraremos zonas secretas bien pintorescas y también misiones de tiempo donde tu marsupial se ve solo la silueta mientras que atraviesas aros luminosos.

En su mayoría de los niveles se siente mucho la magia que juegos como Donkey Kong Country y  Rayman dejaron en su momento, pero que no solo se limita a imitarlos sino de marcar una diferencia con su propia estética e innovación. Inclusive algunas zonas hacen referencias a culturas antiguas como la inca donde podremos ver niveles (templo) donde veremos imágenes de Ornamentos indígenas prehispánicos. La imagen del Tumi peruano se puede apreciar no solo en algunas fases sino en la galería.

En el apartado de los extras podremos ver artes conceptuales del juego donde muestran bellos diseños. También la opción de ver artes 3D donde apreciamos dioramas de algunas locaciones. Acá también se puede ver algunos de los animales de este título.

La experiencia en la Nintendo Switch se ha sentido agradable y cómoda sabiendo que además se puede jugar en modo portátil, modo sobremesa y modo televisor. También es compatible con el mando Pro de Nintendo Switch y el servicio de guardado de datos en la nube. Lamentablemente el rendimiento del juego no es el idóneo, ya que hay momentos donde hay unos tirones notables sobre todo en el mapa de las zonas. Podremos decir que no esperes que corra a unos 60FPS porque a las justas llegará a los 30 FPS, sin embargo esto no quita ni perjudica la experiencia de esta aventura.

Las melodías son muy agradables y relajantes de algún modo por lo que te hará sentir cómodo. Algunos de estos temas van relacionados con el lugar donde te encuentres, algunos más paradisíacos que otros y si le sumamos los efectos de sonido se puede decir que todo es positivo. El juego está en español para que puedas leer con mucha comodidad y no pierdas ningún detalle.

Como el juego está en Nintendo Switch no contaremos con trofeos como en las otras consolas, sin embargo Marsupilami posee sus propios logros internos. Si eres de los jugadores más completistas de los videojuegos podrás lanzarte a sacarlos todos. Pasarte esta entrega te tomará unas 5 horas con la posibilidad de que se incremente gracias a la rejugabilidad y poder coleccionar todos los coleccionables.

Conclusión:

Marsupilami: Hoobadventure es un gran juego de plataformas con una dificultad sencilla para que los más pequeños puedan disfrutarlo, pero dando la posibilidad de que un público mayor también lo disfrute. Un título muy entretenido con un apartado artístico notable y aunque sea muy corta la duración de la campaña, te dan la posibilidad de re jugarlo muchas veces gracias a que incluyen logros internos. Esto hará que se sienta desafiante el juego y te quedes enganchado desde el principio. Sin duda, todos los amantes del género de plataformas pueden estar tranquilos, ya que con Marsupilami han podido lograr captar la esencia de los grandes clásicos. Muy recomendado y a disfrutar de la Hoobaventura.

Lo Bueno:

  • La jugabilidad sencilla
  • La dificultad fácil hace que los más pequeños disfruten del juego.
  • La dificultad es progresiva.
  • Los logros internos del juego.
  • Los diseños de niveles son hermosos.
  • Un plataformas a la antigua que logra generar nostalgia.
  • La música es muy buena.

Lo Malo:.

  • El modo aventura es muy corto.
  • Tres personajes que se diferencian solo por el diseño.
  • Se pierde una gran posibilidad de que los marsupiales tengan habilidades individuales.

NOTA: 

88/100

Análisis hecho con un código para Nintendo Switch brindado por Microids*





Publicar un comentario

0 Comentarios