Análisis: Sonic Colors Ultimate

Regresa Sonic Colors. El popular título de Wii y Nintendo DS, vuelve para poder disfrutarse a 4K con 60 FPS


El 7 de septiembre del 2021, Sega sacó a la venta para Xbox One, PlayStation 4, Switch y PC, Sonic Colors Ultimate, versión remasterizada del popular juego Sonic Colors que salió a finales del 2010. Esta versión aparte de traer gráficos renovados, nos trae unos cuantos añadidos, convirtiéndola en la edición definitiva. 

En esta oportunidad, Sonic deberá rescatar a 6 alienígenas llamados Wisps, quienes estaban siendo usados por Dr Eggman para mantener en pie un inmenso parque de atracciones interestelar. Cada Wisp podrá otorgarle a Sonic una habilidad diferente, lo que le ayudará en su peligrosa aventura.

Sonic Colors se presenta como un plataforma de mapas con distintas fases, cada mapa posee 6 fases y un boss final. Estas fases son Tropical Resort, Sweet Mountain, Starlight Carnival, Planet Wisp, Aquarium Park, Asteroid Coaster y Terminal Velocity. Solo este último mapa contará solo con 2 fases y un jefe final. 



Sonic Colors es como una respuesta al Mario Galaxy del 2007, nos transportamos acá también a distintos planetas, solo que a diferencia del juego de Nintendo donde los sistemas de gravedad y los saltos entre planetas solían brillar, acá tenemos grandes plataformas para que Sonic pueda quemar sus suelas y mostrar sus habilidades como corredor. 

Sonic tendrá los clásicos movimientos de siempre, pero esta vez se verán acompañados de habilidades nuevas que serán brindadas por los Wisp. Para esto, Sonic tendrá que llenar una barra con el color del Wisp indicado, luego apretar un botón y ya habremos desatado nuestro poder especial momentáneo. Amarillo nos permitirá ser un taladro y destruir plataformas suaves o respirar bajo el agua, con rosado podremos ser una bola de picos y pegarnos a las paredes, el celeste permite rebotar entre plataformas y así poder llegar a lugares altos, entre otros wisps.

Son 9 Wisp que nos brindan habilidades cada uno de distinto color. Aunque sin duda el principal es el blanco, el que usaremos la mayor parte del tiempo y que será muchas veces tan esencial como hacerse bola o saltar. Puesto que el wisp blanco nos permitirá acelerar. Por suerte llenar esta barra de blanco será mucho más fácil en cualquier momento. De hecho no es casual que la habilidad blanca sea la protagónica, ya que Yacker, un Wisp blanco y representante de su raza, tiene un papel protagónico en esta historia.


El ritmo del juego es frenético. La dificultad del juego es relativa. Acá pasar la mayoría de niveles será una tarea fácil, el reto estará en pasarla bien, con un A o S de nota y llevándote un buen puñado de estrellas rojas. En completar cada nivel al 100% está el verdadero reto. El juego puede terminarse en un promedio de 4 horas, pero explotándolo al máximo podemos alargar su contenido a más de 20 horas, si queremos desbloquear a Super Sonic. 

El sistema de vidas ha sido eliminado en esta versión Ultimate. Ahora cada vez que muramos, regresaremos al checkpoint. Claro esto tampoco significa que tendremos el juego regalado, ya que muchas veces entre punto de guardado y otro, hay un tramo importante. Ahora encontraremos Caritas de Tails, al estilo de vidas, que servirán para salvarnos de una muerte. Esto quiere decir que Tails nos salva y nos deja exactamente en el lugar donde estábamos. 



Las batallas contra jefes son memorables, si bien muchos no suponen un gran reto, como el primero, todos siguen un patrón de ataques y siempre hay que seguir una secuencia para poder hacerles daño. Algo que funciona muy bien en los plataformeros y se usa bastante en jefes de Mario o Crash.  No obstante en los últimos jefes dependerá mucho de nuestra habilidad, ya que no tendremos checkpoints entre golpe y golpe. 

El juego mantiene la opción extra game-land, la cual también puede jugarse de 2 jugadores en local. Este es un tipo de simulador creado por Dr EGG Man, los niveles disponibles dependerán de la cantidad de anillos rojos que tengamos. Por lo que para tener todos los niveles disponibles, necesitaremos 120 anillos rojos. Supera todos los niveles del simulador y podrás jugar con Super Sonic. 



A esto se añade el nuevo modo "Rival Rush", que es un tipo de carrera donde tendremos que superar los niveles rápidamente y antes que nuestro adversario Metal Sonic. Mientras más veces le ganemos, mejor recompensas obtendremos.  Ojo que no esto no descarta el modo Egg Shuttle, en el cual intentamos tener en solitario tiempos mejores para superar  nuestros records.

Por otro lado, tenemos un satélite de opciones renovado en el cual podremos personalizar a Sonic con distintos tipos de guantes, zapatillas, auras, efecto del turbo, y hasta cambiar nuestro avatar. Tanto la versión física, como la digital tienen distintas recompensas previas en estos personalizables, pero también puedes adquirir la edición digital deluxe, que por 5 dólares más, te da un buen puñado de estos personalizables. El resto se deberán comprar dentro del juego, aunque claro está con la moneda del juego, misma que encontraremos dentro de los niveles. Así que si interesan estos skins,  acá hay otro motivo para exprimirlo al máximo


Gráficamente el juego luce con una nueva vida si lo jugamos a 4K con 60 fps. Todos los escenarios y detalles parecen de un plataformero hecho al día de hoy, por lo que en este aspecto el juego ha envejecido muy bien. Lo que no no envejeció muy bien son las escenas de video, que parecen haberse sacado del mismo Wii. Todas esas escenas de video todas pixeladas, terminan cortando la experiencia del juego. Extrañamente algunas escenas de video, como la final, parece que si recibieron mano de actualización.

Nosotros jugamos la versión de Xbox One en una Series X, que junto a la de Play 4 jugada en una PS5, son las mejores versiones de consola. Los usuarios de Xbox One y PlayStation 4 original también tendrán una experiencia grata, pero es una lástima que los usuarios de Switch, debido a las limitaciones de la consola, tengan que tener la versión más recortada. Sobretodo teniendo en cuenta que Sonic Colors vio la luz en consolas de Nintendo hace 10 años.

Respecto al sonido, el juego ha recibido una gran cantidad de remezclas que hacen sentir la banda sonora mucho más fresca. El juego no nos da muchas opciones visuales ni de sonido, pero si lo conectamos a un home theater, podremos disfrutar de efectos 5.1. De todas maneras recomendamos jugarlo con headsets. Sobre el doblaje, si queremos tener las voces en español, tendremos que conformarnos con el español de España. Si queremos jugar en inglés y con subtítulos, lamentablemente las conversaciones in-game tampoco han sido subtituladas en esta remasterización, algo lamentable, ya que esta es la mejor opción de voces, pero no todos dominamos el inglés. 



Conclusión: 

Sonic Colors merecía una remasterización hace mucho. De 480p con 30 fps a 2160p con 60 fps hay muchísima diferencia, Sonic Colors Ultimate es el rescate de este gran plataformero que se había perdido en las desfasadas consolas de Nintendo de esa época.

Aunque no agrega mucho, cumple en llevar la misma experiencia de hace 10 años renovada para las plataformas actuales, y tiene el tino de llegar al precio reducido de 39.99 dólares. Si te gusta Sonic, pero nunca tuviste una consola de Nintendo, o simplemente no llegaste a jugarlo, esta es la oportunidad perfecta. Por último, también invitaríamos a quienes no conocen la saga, darle una probadita, ya que es una buena puerta de entrada a la franquicia.

Lo mejor 
- Sigue siendo muy divertido
- Todos los personalizables visuales disponibles
-  El juego es sencillo, pero retador para los completistas
-  Los gráficos en 4K lucen realmente hermosos

Lo peor: 
-  Las escenas de video debieron ser actualizadas por otras. El contraste entre el gameplay y los videos es muy molesto y llamativo.
-  Los tiempos de carga pudieron ser mejor optimizados
-  Al menos quieras jugarlo en portátil, no recomendaríamos la versión Switch


NOTA
80/100

Análisis hecho con un código para Xbox One brindado por Fortyseven*






No hay comentarios.