Análisis: Destruction All Stars

 Jugamos Destruction All Stars, el título exclusivo multiplayer gratuito de PS5 que busca convertirse en el Fortnite de carritos. Nosotros ya lo jugamos y luego de destruir cientos de autos, te contamos nuestra opinión. 


Destruction All Star estaba programado como un estreno de lanzamiento de PS5 e iba a ser un juego de pago. En PlayStation la pensaron bien, y se dieron cuenta que el juego funcionaría mejor como free to play. Bueno, al menos eso pensamos, puesto que el juego fue retrasado a febrero y salió como juego gratuito de PS5 para los suscriptores de PlayStation Plus. Luego de pasar varias horas y jugar todas sus modalidades, te contamos nuestro veredicto final. 

Destruction All Star es una mezcla de Titanfall de autos, visualmente con toques de Rocket League y con una progresión social muy similar a la que ofrecen battle royales como Fortnite. Podría decirse que el juego es una propuesta visualmente nueva, pero por detrás hay una construcción importante de cosas que funcionan en un multijugador reunidas. 


 Las mecánicas del juego son simples, incluso más de las que nos hubiera gustado. Prácticamente el comando que más usaremos es el joystick derecho, mecánica con la que se puede golpear a los rivales. Obviamente deberemos tener siempre el R2 apretado para avanzar y el joystick izquierdo para direccionarnos. También podremos retroceder con L2, usar nuestro especial a pie con R1 o llamar a nuestro nuevo auto o usar nuestro especial arriba del auto con L1.  Practicamente con esto tendremos dominados todos los movimientos de nuestro personaje. 

Aunque también hay una mecánica situacional, y es que cuando nos bajamos de nuestro auto o lo destruyen podemos subirnos al capote del auto de cualquiera de los otros jugadores e iniciar un forcejeo para arrebatarselo o simplemente hacerselo explotar. Es una mecánica muy útil, pero el modo de emplearla pone siempre al que intenta apoderarse del coche en una clara desventaja. Ya que mientras el propietario del auto solo tendrá que mover la palanca a la derecha e izquierda, quien busca apoderarse del auto, tendrá que alternar entre cuadrado y círculo, pero esperando el aviso en pantalla, por lo que siempre perderá tiempo. 


Tanto en multijugador como en solitario existen 4 modos de juego. Mayhem, que es como su modo principal. Un todos contra todos donde lo único que debes hacer es golpear lo más que puedas a tus enemigos, ganar puntos y esperar a que el tiempo acabe. Este podría ser el modo más divertido y sencillo, por lo que no es sorpresa que esté primero en la lista y que sea el modo más rápido para encontrar adversarios.

De ahí tenemos Carnado, que lo mencionamos en segundo lugar, porque es el 2do modo más atractivo a nuestro parecer. Al igual que Mayhem debes golpear para ganar puntos, pero estos los acumularás y deberás llevarlos al centro del mapa donde hay un remolino para depositarlos,  y bueno, tu auto también terminará destruido. El tema es que si estás juntando puntos y destruyen tu auto antes, todos los que no habias depositado hasta ese momento en el remolino, se perderán. Precisamente porque un movimiento en contra puede traer abajo tu partida es que creemos que este modo de juego es uno de los más entretenidos e interesantes. 


De ahi tenemos Gridfall, que es un todo contra todos como en el primer modo, pero nuestra muerte será definitiva, o sea 0 respawn. De hecho también es un modo bien traicionero, porque aparte de haber abismo en los bordes del escenario, van apareciendo huecos al medio de este, por lo que cualquier descuido y podemos estar fuera del juego. Por suerte con los tiempos rápidos de carga y la cantidad de personas que se encuentran jugando, apenas perdamos podemos empalmar rápidamente a otra partida.

Y finalmente tenemos Stockpile, que es el clásico modo de controlar bancos, a diferencia de que acá deberemos bajarnos del auto para recoger engranajes y depositarlos en estos bancos, siendo muy arriesgado por el gran nivel de vulnerabilidad que tenemos cuando nos bajamos del auto. De hecho, este modo podría gustar a varios jugadores, pero de hecho este fue el que nos pareció menos interesante en comparación de los demás. 



Destruction All Stars cuenta con un grande y variado panel de personaje. Aunque nosotros somos de preferir ir desbloqueando el panel en base a logros en el juego, al menos tenerlos todos ya disponibles es mucho mejor a que tengamos que pagar por ellos. Suponemos se optó por esta opción, ya que todos los personajes en su panel son caras nuevas, no teniendo ni una sola estrella invitada de otra IP.

Fuera de lo visual, elegir cualquier personaje da igual. Todos tienen las mismas mecánicas de juego. Por lo que nuestra elección irá más que nada por quién nos cae mejor. Y aunque tenemos un panel con personajes tan variados como Watch Dogs Legion, la mayoría de estos no son tan interesantes y lucen muy genéricos. Aunque se salvan Tw!NkleR10t y BoxTop , dos personas que destilan personalidad y con quienes hemos jugado la mayoría de veces. 


Aparte de Arcade (modo solitario), multijugador y práctica, el juego también nos trae el modo Serie de Desafios, que viene a ser como su Modo Historia. Acá cada personaje tendrá una serie de desafios acompañados con algo de historia, aunque desafortunadamente solo estará libre el primero. Ya que por cada otro personaje al que queramos embarcarnos en su serie de desafios deberemos pagar, y unicamente podremos hacerlo con monedas del juego. Claro, algo sugerido solo para quienes se vuelvan fans acerrimos de este título.

Y si eres de los que van a pasar mucho tiempo en el juego e incluso gastar en él, encontraremos una gran cantidad de skins, skins para auto, poses de victoria, bailecitos y todo eso que siempre encontramos en los free to play battle royale populares. Lo malo es que poco de este material realmente llama la atención para pagar dinero de verdad, sobretodo si vemos que gran cantidad de skins solo suponen cambios de color al personaje o a su auto. 


Eso sí, los gráficos es uno de sus puntos fuertes, no solo por su framerate que se conserva siempre fluído, sino que también por sus colores, luces  y el uso constante de explosión de partículas, aprovechando claramente la potencia del PS5. El juego tiene tiempos de carga casi nulos, lo que ayuda rápidamente a pasar de una partida a otra. 

Respecto al sonido, tenemos un soundtrack regular, voces en latinoamérica super entretenidas, pero sobretodo, unos efectos de sonido muy buenos. Aunque el juego se disfruta mucho con headsets, los efectos de sonido del mando hacen que también sea muy atractivo jugarlo sin audífonos. 

Y hablando el mando, el título aprovecha muy bien todas las bondades del dualsense, ya que aparte de emitir sonidos, también usa la vibración HD y los gatillos hápticos, que se hace más duros cuando recién vamos a apretar el acelerador o el retroceso. 



Conclusión: 

Destruction All Stars es un multijugador entretenido que logrará pegarnos por unas cuantas horas. Destacan los gráficos coloridos y el provecho que le sacan al dualsense. Por otro lado, el título no convence mucho si lo miramos como un título de acceso continuo, ya que sentimos que de momento no tiene mucho que ofrecernos. 

Definitivamente una buena decisión que hayan optado por hacerlo gratuito, aunque lamentamos que tengamos que pagar por cada campaña de personaje. Si bien Destruction All Stars sigue el esquema de actualización continua, creo que podría seguir en carrera con alguna base de fieles seguidores, más si no se le agrega contenido jugable extra con el tiempo, tal vez puede terminar quedando en el olvido. 


Lo bueno: 

- Aprovecha bien el dualsense
- Es gratuito
-  Boxtop es probablemente el mejor personaje
- Es divertido como para pasar la tarde
- Siempre hay gente conectada

Lo malo: 

- Hacen falta más modos de juego o mejor sistema de progresión
- Pagar por cada campaña de personaje
- Skins que solo cambian los colores
- El sistema para arrebatar el auto a otro jugador es demasiado simple
- El tutorial a veces no te cuenta el punto cumplido


NOTA
75





Publicar un comentario

0 Comentarios