Análisis: Samsung Galaxy M31

 Un dispositivo de gama media con una super cámara principal y una gran batería. Nosotros ya lo probamos y te contamos si vale la pena


Hace unos meses llegó a Perú el Galaxy M31, dispositivo de gama media de Samsung que sobresale por su gran batería de 6000 mAh y una poderosa cámara principal que es capaz de grabar video en 4k con una calidad de contraste y colores sorprendente. Un equipo que puede ser encontrado a 949 soles (precio sugerido) y logra hacerle la competencia a varios de gama alta de hace un par de años. 

Especificaciones: 

El Galaxy M31 cuenta con 64 GB de almacenamiento (hay versión de 128 GB, pero no disponible en Perú), cuenta con ranura micro SD para almacenamiento expandible, 6GB de RAM y un procesador Exynos 9611 2.3GHz. El equipo tiene una batería de 6000 mAh, sensor para huella dactilar en la parte trasera, conector de carga USB tipo C y tiene el clásico jack para auriculares. 

Respecto a sus cámaras, en la parte trasera tenemos 4: La cámara principal de 64 MP con f /1,8 de apertura; una gran angular de 8 MP con f/2.2; una cámara macro de 5 MP con f/2.2; y un sensor de profundidad de 5 MP con f/2.2. La Cámara delantera cuenta con unos importantes 32MP con f/2.0 de apertura. Tanto la cámara delantera como trasera tiene la opción para grabar en 4k, pero si queremos grabar en una resolución inferior bajamos directo a 1080p 30fps, estando ausente el FHD con 60 fps. 


Un equipo sencillo por fuera, pero sorprendente por dentro

Estamos ante un equipo de 159.2 mm de largo, 75.1 de ancho y 8.9 de grosor con un peso de 191 gramos. El equipo viene en 3 colores, negro, azul y "rojo" (si es exactamente rojo), siendo los últimos dos los que lucen más elegantes. Pese a eso, estamos ante un equipo sencillo físicamente, que podría confundirse tranquilamente entre un dispositivo de entrada, sobretodo al tacto, donde se siente la simpleza de sus materiales.

Aunque por dentro, otra es la historia, siendo un equipo con buen desempeño en varias actividades y con varios puntos fuertes, como una pantalla de 6.9 pulgadas con una resolución de 1080 x 2340 pixeles, que en un primer contacto se luce con su llamativo fondo de pantalla. 


Un gran juego de cámaras todo terreno

Como mencionamos uno de los puntos fuertes de este equipo son sus cámaras y dejando de lado todos los modos de fotografía que tenemos para usarla, en rasgos amplios podemos tener 2 maneras de usarla. La primera es usar tanto nuestra cámara selfie o trasera por defecto, el equipo en este caso no nos botará la foto con el mayor tamaño posible, sino que se centrará con un pre y post procesado, en según la luz u objeto que tengamos en frente, apoyarse en opciones como modo noche, HDR  y otras, para darnos una mucho mejor foto.  De esta manera podemos hacer muy buenas fotos en interiores y lugares de muy poca luz, corrigiendo hasta fotos a contraluz, dando un resultado muy decente.

La segunda forma, la podemos usar cuando estemos en exteriores o lugares con mucha luz, en este caso podemos aprovechar los megapixeles máximos de nuestra cámara y podemos activar los 32MP en la selfie y 64 MP de la principal, brindándonos una foto más grande con mayor resolución pero carente de procesos digitales de extra de la cámara. Como no hay un procesado especial, con esta segunda forma, no se recomienda en interiores y lugares de poca luz, pues tendremos más posibilidades de tener una foto movida o con ruido. 

Ahora hablando de los modos de foto, como pueden ver en la pantalla principal de nuestra cámara tendremos a primera mano solo las opciones más generales, foto, video y toma única (foto+ video), todas las otras opciones quedan relegadas a más donde tenemos las no menos importantes opciones: pro (modo manual), panorámica, macro, comida, modo noche, superlenta, lenta, enfoque dinámico e hiperlapso (cámara rápida). Si creemos que una de estas opciones es de nuestro uso constante, podemos jalarla con el dedo hasta las opciones principales. 

Foto exteriores: ISO 20, velocidad 1/883 s, f/1.8 

Foto exterior gran angular: IS0 40, velocidad 1/1391 s, f/2.2 


Respecto al video, podemos grabar en 4k tanto con la cámara frontal como con las posteriores. Aunque si queremos agregar efectos de video y estabilizar la imagen deberemos bajar la resolución a 1080p. El equipo también cuenta con dos proporciones de video extra, la de pantalla completa y 1:1, que es una proporción ideal para post en Instagram.  Es importante mencionar que la cámara del M31 intensifica los colores, brindando una captura mucho más viva, a diferencia de otros equipos de gama media o alta que también cuentan con opción 4k, pero ofrecen colores más pálidos. 




Un buen equipo para gaming 

Un equipo de gama media debería soportar todo tipo de juegos y M31 no falla en esto. Si bien. algunos juegos no te habilitarán las resoluciones y/o calidades gráficas más altas, podrás tener un gran desempeño en juegos exigentes como Genshin Impact, PUBG Mobile o Call of Duty Mobile. Los colores de la pantalla del equipo harán que sientas que juegas en un dispositivo de gama alta.ñ

Samsung incluye el útil Game booster que monitorea la temperatura, tu batería, te da la posibilidad de grabar gameplay y hacer screenshoots de tus juegos. Además de otras opciones como control de rendimiento e impedir que aparezcan notificaciones de apps externas. 

Por otro lado, las potentes bocinas del equipo consiguen una experiencia más inmersiva y su gran batería nos promete largas horas de juego. Aunque no sin interrupciones, ya que el equipo logra calentar bastante con juegos de mucha demanda gráfica,  siendo exactamente la parte izquierda del equipo (o superior si jugamos en vertical) la que calienta mucho más, tanto en la parte trasera como su misma pantalla. 


Un rendimiento optimo para contenido audiovisual

El Samsung Galaxy M31 con una resolución de 1080 x 2400 y 401 de PPI se convierte en una excelente opción para ver streaming en 1080. Los consumidores de Netflix, Amazon, Youtube o Disney Plus estarán fascinados con este equipo. Algunas aplicaciones de streaming también nos dará la oportunidad de ajustar el contenido a la pantalla con un solo toque o desliz de dedos.

Por otro lado, aunque el Galaxy M31 no tiene una pantalla tan grande, al tener más resolución se traduce a más pixeles por pulgada, esto significa una imagen más definida. El peso del equipo tampoco es mucho (191 gr) , por lo que podemos sostenerlo sin problema, las dos horas que puede durar una película. Por último, sus potentes altavoces nos permiten que la experiencia audivisual pueda ser disfrutada en grupo,  ya que en su máximo volumen, el sonido puede abarcar toda una sala tranquilamente. 


Conclusión: 

Galaxy M31 es un equipo de gama media que aunque se muestra sencillo por fuera, supera en algunos specs a dispositivos de gama alta de hace solo 2 años. Sus 6000 mAh y sus cámaras sobresalen, sobretodo por aquel procesado que parece solucionarte mágicamente la foto, al momento de tomarla. Para ver contenido por streaming es perfecta y también para trabajos simples de diseño. Respecto a videojuegos, se desenvuelve bien frente hasta los más exigentes, y aunque tenemos una gran batería que nos cubre por largas horas de juego, si el juego es muy exigente, el equipo puede llegar a calentarse bastante.


Lo mejor 

. Batería 6000 mAh
- La cámara principal y la cámara selfie son grandiosas
- Graba en 4k con una captura de imagen muy fiel
- Corren todos los juegos actualmente disponibles, de manera fluida
- Altos PPI
- Potentes bocinas
- Impresionante procesado de foto en automático

Lo malo:
- Por fuera, se ve como un equipo muy simple 
- Sobrecalienta bastante en sesiones largas de juegos muy exigentes
- No nos permite grabar a 1080 con 60 fps
-  La carga no es muy rápida
-  En los juegos más exigentes se nos bloqueará las resoluciones y calidades más altas. 
- Tener en Perú la versión de 128 GB hubiera sido genial


NOTA
90/100

Nota en base a especificaciones y relación entre calidad/precio*






No hay comentarios.