Análisis: Moto G9 Play

Hace unos días llegó a Perú el Moto G9 Play, un equipo de gama media con un gran rendimiento en juegos y una super batería




El 29 de setiembre llegó a Perú, 3 nuevos miembros de motorola, con distintas especificaciones y pensado para distintas necesidades. Entre ellos encontramos el motorola one fusion, el moto g9 plus y finalmente, el moto g9 play, del cual hablaremos a continuación. Este equipo puede encontrarse al precio sugerido de 689 soles 

Especificaciones: 

El Moto G9 Play cuenta con 64 GB de almacenamiento (Expandible hasta 512 GB con micro SD),4GB de RAM,  y un procesador Qualcomm SM6115 Snapdragon 662 octa-core 2GHz. El equipo tiene 5000 mAh de batería con carga rápida de 20 W, conector de carga y transferencia USB tipo C, lector de huellas trasero y el clásico jack para auriculares.

Respecto a sus cámaras; en la parte trasera tenemos 3, la principal de  48 MP Quadpixel  f/1.7, una macro de 2MP f/2.4 y una de profundidad de  2 MP con una apertura de f/ 2.4. La cámara delantera cuenta con 8MP f/2.2.  Ambas cámaras pueden grabar a 1080p, pero la trasera te permite alcanzar los 60fps en esa resolución.

Un gran equipo para gaming

Un equipo de gama media debería estar cubierto para soportar todo tipo de juegos. El Moto G9 Play cumple con creces en este aspecto. Podríamos catalogarlo como uno de los mejores equipos para gaming por debajo de 700 soles, puesto que su potencial es realmente sorprendente. Antes que nada, mencionar que la resolución de la pantalla es de 720p y no 1080p o más como algunos dispositivos de gama alta, razón por la cual en varios juegos podremos activar la calidad máxima en esa resolucón, logrando un desenvolvimiento sorprendente.


En juegos como Call of Duty Mobile podremos activar las calidades más altas, sin tener que sacrificar fluidez. También recibimos un rendimiento fluído cuando jugamos Genshin Impact, juego del que justamente mencionamos la semana pasada era imposible correr en un Moto E6s. 

Por otro lado, sus potentes bocinas ayudan a generar una experiencia más inmersiva de juego y su batería de 5000 mAh nos permitirá jugar por horas sin preocuparnos por la batería. Eso sí, en los juegos más exigentes, el equipo no tardará en calentarse. Aunque, claro, este incremento de temperatura no llega a ser preocupante, aunque pasen las horas. 

Finalmente, como es de costumbre contaremos con la presencia del Game Time de Motorola,  que al activarse automáticamente cuando iniciemos un juego nos da la posibilidad de desactivar llamadas y notificaciones, para no interrumpir nuestro tiempo de juego, además de optimizar el rendimiento para destinarlo a los recursos que la app del juego necesita.


Un rendimiento decente para contenido audiovisual

El Moto G9 Play es una opción cumplidora para disfrutar streaming, los consumidores de Netflix y Youtube estarán encantados con este equipo, porque ambas apps están optimizadas para explotar sus características en esta app. Por ejemplo, en Youtube podemos controlar con movimiento de dedos algunas opciones como salir de la pantalla de pausa o estirar la pantalla con simplemente jalarla hacia los bordes. Aunque donde no hemos estado muy contentos es con la app de Amazon Prime Video, que parece resistirse a reproducir el contenido en alta calidad.  Es importante mencionar que el límite de reproducción de streaming para el equipo es de 720P con 60 fps.

Entre las debilidades en reproducción de video podemos notar que respecto a colores e iluminación es muy limitado. Entre sus fortalezas tenemos el gran tamaño de pantalla y la potentes bocinas que el equipo trae consigo. Eso sí, a diferencia con el Moto G8 Power no tendremos la opción de activar Dobly Atmos y tampoco tendremos a disposición la app Moto Audio.


Un juego destacable de cámaras

En el rango calidad/precio, el juego de cámaras es otro punto a destacar. Tenemos un juego de cámaras que no nos fallará mientras haya luz, logrando resultados muy correctos. Para situaciones con poca luz, tenemos un night vision sorprendente, que realmente nos sacará de apuros, mientras el objeto enfocado esté estático, obviamente. 

Los más aficcionados a la fotografía encontrarán diversos modos secundarios en la interfaz, como modo retrato, modo recorte, macro, el ya mencionado Night Vision, cinemagrafía, panorámica y filtro interactivo. Respecto al video, tenemos las opciones secundarias macro, cámara lenta y cámara rápida, la cual puede llegar hasta 32x.  

Si queremos acceder al modo profesional, no lo encontraremos acá como un modo, sino en uno de las opciones en fotografía, cambiando el modo automático a normal. En este modo podemos mover la velocidad, el ISO y la temperatura a nuestra voluntad, y si realmente sabemos como manejarlo, podremos sacar un gran provecho, teniendo en cuenta que con la cámara principal, el ruido es considerable en ISO 3200. Por lo que podemos tomar grandes fotos en objetos estáticos, bajando la velocidad y el iso, consiguiendo incluso mejores resultados que en automático. Lamentablemente, este modo manual no está disponible en video. 



Foto en interiores iluminados ISO 200 - 1/60s - f/1.7

Foto exteriores día Iso 100 - 1/3200s - f1/7 

Tanto la cámara principal trasera como la cámara selfie cuentan con la tecnología quadpixel, que con una mezcla entre píxeles normales y píxeles grandes, conseguiremos un mejor resultado en fotos con poca luz. Este modo no se activa con alguna acción en particular, sino que se accionará automáticamente cuando la escena enfocada comunique al dispositivo que requerirá de esta ayuda. 

Excelente equipo para quienes empiezan en la creación de contenido

Teniendo en cuenta su gran batería, su buen juego de cámaras, su procesador y sus 4GB de RAM, tenemos un equipo barato para usuarios que demanden mucho de apps de edición, apps simples de diseño, herramientas de office y redes sociales. Podremos estar sin problema con una buen número de apps abiertas en segundo plano y no tendremos mayor problema. Además, sus 4 de RAM serán más que suficientes para nuestras actividades diarias, al menos acá a los dos años siguientes. 

Es por eso que aquellos creadores de contenido que aún no pueden empezar sus proyectos por falta de un equipo, no será necesario que junten 2 mil o 3 mil soles para un dispositivo de gama alta. Por solo 689 soles pueden optar por el Moto G9 Play y estar bien cubiertos como para empezar a crear material. 


Conclusión:

Moto G9 Play es un equipo de gama media, casi a precio de gama de entrada, que logra lucirse con sus specs. Si bien, en tema de brillo o colores flaquea un poco, nos ofrece un buen juego de cámaras, un rendimiento aplaudible y una batería de gran duración. Por otro lado, con este equipo podrás jugar con buen rendimiento a cualquier título disponible ahora en el mercado móvil, un motivo más para colocarlo entre los más recomendados en el rango de precio entre 500 a 1000 soles. 


Lo bueno 

- Un buen juego de cámaras

- Batería de 5000 mAh

- Sorprendente rendimiento en juegos 


Lo malo 

- Resolución máxima de pantalla y reproducción de contenido limitada a 720p 60fps-

- El brillo y colores de pantalla algo limitados

- No compatible con Moto Audio 


NOTA 

95/100


Nota en base a especificaciones y relación entre calidad/precio*



No hay comentarios.