Análisis: Destroy All Humans!

Un clásico de la época del PlayStation 2 regresa con gráficos actualizados, pero mantiene su escencia al 100% con la historia y diálogos intactos.


De la mano de Black Forest Games y THQ Nordic regresa Destroy All Humans!, juego que originalmente se lanzó en PlayStation 2, Xbox y PC en el 2005. Este remake nos trae mejoras en todos los apartados gráficos, mejoras de framerate y de jugabilidad, pero mantiene su escencia al reciclar los diálogos originales. Si buscas un poco de nostalgia a manera de abducción alienígena, puedes obtener el juego en PC, PS4 y Xbox One desde el 28 de julio.



Destroy All Humans! en su versión original jamás se caracterizó por ser una "obra maestra" ni mucho menos, por lo que podríamos comenzar catalogando este remake como un excelente remake de un "buen" juego, con todo lo que esto implica.

Gráficamente la mejora es, obviamente, enorme. La iluminación es espectacular, los framerates son bastante agradables, las animaciones son bastante buenas (a excepción de algunos rostros humanos que por ahí tienen gestos un tanto grotescos), y dentro de todo el juego mantiene su dirección artística con ciertas excepciones, como el hecho de que los humanos están bastante más caricaturizados que en la versión original. Personalmente a nosotros nos gustó bastante la dirección que tomaron y calificaríamos de forma bastante positiva la experiencia gráfica.


En cuanto al apartado sonoro, el juego posee efectos sonoros completamente remasterizados, sin embargo los diálogos y las voces de la mayoría de personajes han sido completamente importados desde la versión original aunque fueron mejorados para no impactar la calidad final del título. No tenemos ninguna objeción con esto, aunque nos hubiese gustado que algunas líneas del juego se hubieran cambiado para reflejar una realidad más actual en lo que respecta a doblaje, porque se nota que la tecnología utilizada en el mismo es un poco arcaica.


Vamos a hablar de lo que realmente quieres saber: ¿Es Destroy All Humans! un juego divertido? La respuesta directa es SÍ. Es un juego bastante divertido. El gameplay principal se remonta a moverse por un ambiente semi abierto en el que debemos infiltrarnos, atacar humanos, robar cerebros, abducir seres vivos para investigarlos, utilizar una amplia gama de armas alienígenas que van desde una pistola de rayos, habilidades telekinéticas y hasta un jetpack. También debemos defendernos de los intentos del ejército americano por hacerse con nosotros (Y, en el camino, rescatar a un clon nuestro que se encuentra en posesión de ellos). Cabe resaltar que dentro de todas estas misiones tendremos objetivos principales y otros secundarios, los cuales pueden incluir abducir a un número determinado de seres vivos, destruir una cierta candidad de edificios, o leer una cierta cantidad de mentes para obtener información para nuestra base de datos humana.

Cuando no estemos a pie leyendo mentes de los transeúntes, parte divertida del juego incluye volar en nuestro platillo volador y disparar rayos láser a los edificios (La mayoría de los cuales son destruíbles) y defendiendonos de los misiles tierra-aire del ejército con nuestro super avanzado escudo alienígena. La inteligencia artificial enemiga es relativamente básica y por lo general no presentaron un reto muy alto.

Todos estos elementos de gameplay suman para una experiencia bastante completa y que tiene una duración aproximada de 15 horas.


Más allá de todo esto hay que mencionar que la historia es bastante sencilla y es por ello que no la hemos mencionado mucho. El juego básicamente trata de una raza alienígena que viene al planeta tierra porque el ejército americano captura un ejemplar, y deciden tomar a la fuerza el planeta para unirlo a su propio imperio galáctico. Es bastante estándar, como puedes ver, y la narrativa no evoluciona mucho más que esto a lo largo del juego. Los gags y las menciones divertidas están a la orden del día, y el juego hace un buen trabajo al transportarnos a la época de los 50, dónde se supone se ubica la historia.

Durante el juego vamos a tener que controlar a Crypto-136 y movernos por una serie de escenarios contenidos pero semi-abiertos. Estos escenarios están inspirados en zonas urbanas y algunos incluso en bases militares. Nos encontraremos con animales de todo tipo y civiles al paso. A estos civiles podremos abducir, leer la mente, o incluso utilizar su apariencia para escondernos entre la multitud en lo que es una experiencia de sigilo bastante simple, pero divertida.

Las misiones normalmente consisten en eliminar una cierta cantidad de objetivos, absorver una cantidad de ADN humanoide, escanear enemigos, incluso de vez en cuando tendremos misiones en las que suplantamos a una figura importante, como un alcalde, y se nos hacen preguntas. Estas misiones suelen ser lo suficientemente variadas para no aburrir pero llegan a ser bastante simples y sencillas, y es esta falta de complejidad uno de los puntos débiles del videojuego.


Algo que nos pareció importante mencionar es que dentro de todo el material remasterizado del juego, existe un nivel añadido que es completamente nuevo. Este nivel, "Lost Mission of Area 42", fue pensado para el juego original pero finalmente fue recortado. En este remake podemos disfrutar de esta misión adicional en la que nos infiltramos en el área 42 para provocar todo tipo de destrozos en la base militar. Esta se encuentra bastante bien implementada en el juego, a tal punto que uno podría no saber que se trata de una misión totalmente nueva a menos que alguien se lo mencione.


Conclusión: 

Como mencionamos al inicio, Destroy All Humans! es un excelente remake de un juego que originalmente era "bueno". No es resaltante en ningún aspecto, pero resulta una experiencia extremadamente entretenida y con gags que te pueden sacar una buena risa, sobretodo a la hora de leer la mente a los civiles de paso. Personalmente a nosotros nos gustó bastante y la duración del juego nos parece la ideal para un título de este estilo.

Lo mejor: 
  • Excelente remasterización gráfica.
  • Variedad de armas y escenarios.
  • Misiones entretenidas con objetivos varios.
Lo peor: 
  • Diálogos reciclados del original que a veces se sienten "a la antigua".
  • Ningún aspecto demasiado resaltante.
  • La comedia del juego a veces resulta un tanto simplona.

NOTA
75


Análisis hecho con un código para Steam brindado por THQ Nordic. *

No hay comentarios.