Naughty Dog condena ataques de fanáticos en redes sociales contra sus empleados

Laura Bailey, actriz que da vida a Abby, es la principal víctima de acoso por parte de fanáticos que atacan a empleados y actores que trabajaron en la secuela del que podría ser el mejor juego de la generación pasada.




Durante el fin de semana pasado Neil Druckmann, director principal del juego, escribió una serie de publicaciones en redes sociales condenando los comentarios lanzados por fanáticos a diferentes empleados de la compañía tras la mala recepción que tuvo el polémico juego.

"Puedes amar u odiar el juego y compartir lo que piensas sobre él" escribió en su Tweet, "pero lamentablemente la mayoría de los mensajes que recibo son de odio, hirientes y hasta violentos". Además, compartió una serie de capturas de pantalla mostrando los mensajes que ha recibido en diferentes plataformas, los cuales contienen insultos homófobos, transfóbicos, antisemitas y machistas. "Espero que el Covid-19 se lleve a todo tu estudio feminista tóxico" lee, por ejemplo, uno de los mensajes que compartió.


Por supuesto, Neil Druckmann no fue el único que recibió este tipo de mensajes durante las últimas semanas: Laura Bailey, la actriz que da vida a Abby, una de las protagonistas del juego, mencionó en su Twitter que también ha recibido mensajes de este tipo y compartió capturas de pantalla al respecto. "Vaya, solo suelo compartir cosas positivas por aquí... pero a veces esto puede llegar a ser abrumador".




Abby ha sido, probablemente, el punto en el que la mayoría de fanáticos se ha centrado para atacar al estudio pues, al parecer, muchos gamers no conciben que una mujer pueda tener la corpulencia que esta exhibe en el título. Además y sin entrar en spoilers, Abby es parte fundamental de varios de los temas principales del videojuego y realiza acciones un tanto cuestionables a lo largo del mismo, lo cual sólo ha servido para alimentar el odio hacia el personaje.

El estudio finalmente decidió realizar una declaración a través de su Twitter oficial  condenando los hechos y llamando a la discusión crítica y sin insultos.

No hay comentarios.