Análisis: Maneater



Completamos Maneater. Un RPG de acción muy peculiar, pero eso sí, no apta para quienes sufren de talasofobia.


Historia

Comenzamos controlando a una tiburón que atormenta a las personas de una playa (esto viene a ser el tutorial, donde nos enseñan las mecánicas básicas como atacar, marcar objetivos, salir del agua, entre otros.) Una vez completado el tutorial, la tiburón será capturada por un pescador, que descubre que está preñada. La cría tratará de ser asesinada, sin embargo logrará escapar y caer en un pantano, donde comienza nuestro recorrido.



Durante todo el título, tendremos que buscar vengar la muerte de nuestra madre a manos de este pescador. Para esto tendremos que ir subiendo niveles y desbloqueando nuevas habilidades, como todo un buen RPG.  

Jugabilidad

Para tratarse de un juego basado en el mar, los controles están muy bien pensados, Quizás al principio te pueda parecer injugable, sin embargo y conforme vayas avanzando, apretarás los botones que necesitas casi por instinto. 

Con la palanca izquierda controlas al personaje y con la derecha moverás la cámara, para poder recorrer todo el océano. Con las flechas direccionales tienes acceso a distintas habilidades que irás desbloqueando conforme subas de nivel. Con "L2" haces nado rápido y con "R2" atacas, adicional a esto, con "R1" darás coletazos para debilitar más a tus víctimas, mientras que con "L1" esquivas los ataques.

Los botones: cuadrado, círculo, equis y triángulo son también importantes para adaptarnos a la jugabilidad. Con la equis y triángulo puedes hacer pequeños nados rápidos, esto te permitirá salir del aguo con saltos altos para poder capturar a todos los humanos, con círculo podrás acceder a una de las habilidades que desbloquees, con cuadrado regresas al mar cuando estás en la superficie.
Algo muy resaltante es la cantidad de tesoros que podemos encontrar, y lo mejor es que nos recompensarán con experiencia para que nuestro tiburón suba más rápido de nivel, puesto que las criaturas no dan muchos puntos.

Lo más destacado de este título es su mecánica de RPG. Tenemos la posibilidad de armar a nuestro tiburón de distintas maneras, dependiendo la estrategia que busquemos. Otro detalle es que cada enemigo nos da ciertos materiales que al juntarlos nos desbloquean nuevas habilidades, por lo que es primordial enfrentar a todos los enemigos con los que nos topemos. También contamos con distintas misiones que al completarlas nos dan puntos de experiencia, por lo que el desarrollo del tiburón no será tan lento.

La dificultad de este juego dependerá de cómo uno vaya progresando. Si tratas de hacer ciertas misiones o enfrentar a ciertos enemigos desde el comienzo, lo pasarás muy mal. No obstante, esto no significa que el juego se vaya haciendo fácil, pues algunos enemigos atacan más rápido que el resto, por lo que en varios momentos del combate deberás huir para buscar recuperar tu salud.


Gráficos
Los gráficos de este título son bastante destacados, los escenarios están bien diseñados y llenos de detalle; los enemigos, si bien son simples, están bien hechos y sus animaciones son certeras para el tipo de animal que son (marinos).

Hay que destacar también los colores que tiene Maneater. Cuando estás en el fondo del mar, puedes diferenciar todas los objetos del escenario: barcos hundidos, tuberías, objetos, enemigos y, por supuesto, los tesoros.  


Sonido

Esta entrega no tiene una banda sonora bastante trabajada, sin embargo no significa que no sea buena. Generalmente tenemos un sonido basado en el océano, pantano, río, etc. Dependiendo del escenario en el que nos encontremos.

Cuando nos enfrentamos a un enemigo, la música cambia por completo a una que parece estar inspirada en la película “Jaws”, pues nos hace sentir que estamos siendo acechados.

Las actuaciones de voz, al menos en español, están pobremente elaboradas. Durante las cinemáticas podremos notar que los diálogos no están sincronizados con los personajes o que los tonos de voz, en algunas ocasiones, no son los apropiados.

Conclusión: 

Maneater es un juego bastante interesante para los amantes de los RPG, pues tienes la posibilidad de armar a tu tiburón de distintas maneras. A parte, la jugabilidad es bastante buena para tratarse de una entrega ambientada en el mar, cosa que muchos grandes títulos no han podido conseguir.

Cabe resaltar que este es un juego pensado para todo tipo de jugadores, desde los que nunca han probado un RPG, hasta para los más veteranos de este género. Pues tiene tesoros que tendremos que descubrir por nuestra cuenta, pero también hay recompensas que podremos visualizar y marcar en el mapa.  

Lo bueno:

  •          Es bastante novedoso.
  •      Buena dificultad.
  •          Las misiones secundarias le dan bastante vida al juego.
  •          Buena ambientación de los escenarios.
  •          Buenos controles.



Lo malo: 
  •          Puede ser bastante complicado si no fortaleces bien a tu personaje.
  •          Las cinemáticas dejan mucho que desear.
  •          El doblaje al español está mal sincronizado.

NOTA 
85

-          





No hay comentarios.