Una jugadora salva de morir a su amigo gracias al online

Ella se encontraba en Texas y su amigo en UK cuando sufrió su ataque, pero algunos medios prefieren decir que los videojuegos "generan violencia".


Los videojuegos siempre estarán en el ojo de la tormenta gracias a la incompetencia de varios gobiernos y algunos medios de comunicación que siempre acusan a los juegos de video cuando ocurren tristes acontecimientos como ataques con armas de fuego en las escuelas.

Es sencillo culpar a los videojuegos, cuando no ven el trasfondo de lo ocurrido, cuando el atacante pueda sufrir problemas psicológicos o si hayan recibido maltrato de parte de su entorno u hogar.


Felizmente, existe una historia de como una persona logró salvar la vida de su compañero de juegos gracias a la modalidad online.

Dia Lathora, proveniente de Texas se encontraba jugando con su amigo Aidan Jackson, que reside en el Reino Unido. De un momento a otro Aidan empezó a sufrir convulsiones y Dia al darse cuenta, rápidamente llamó a los servicios de emergencias británicos para que pudieran auxiliarlo.

Dia, empezó a sentir que algo no andaba bien con Aidan. Su compañero se encontraba mal y no se equivocó con sus sospechas. Según los informes indicaban que Jackson se encontraba padeciendo una convulsión.


Lathora reaccionó de inmediato y llamó a la policía de Widnes en el condado de Cheshire al noroeste de Inglaterra y pidió que atiendan a su compañero.

"Hola, estoy llamando desde Estados Unidos", respondía Dia. "Estoy ahora mismo en una llamada con mi amigo. Ha tenido una convulsión y no me está respondiendo". 

Felizmente ella tenía la dirección de Jackson por lo que la policía y una ambulancia no tardaron en llegar a la casa de Aidan. Al llegar le informaron a su madre para luego todos subir y ver a Jackson sufriendo una convulsión.


Esta noticia dio eco para varios medios y es en Sky News que Aidan cuenta lo sucedido: "se sintió un poco raro"; se levantó, y apuntó su micrófono hacia la cama para poder seguir hablando mientras se acostaba. Cuando ya no hubo respuesta, Lathora supo que algo iba mal. Indicaba.

"Lo siguiente que supe fue que me estaba despertando, y la policía y mis padres estaban en mi habitación, diciendo que acababa de tener una convulsión", dijo Jackson a Sky News.

La madre de Aidan no podía creer lo sucedido y contó: "No tenemos suficientes palabras de agradecimiento para Dia y los servicios de emergencia por lo que hicieron, considerando los 7644 kilómetros que hay entre Dia y Aidan". 


Gracias a la acción inmediata de Dia, pudo salvar a su amigo de videojuegos Aidan y a pesar de los kilómetros de distancia que tienen se pudo salvar una vida.

Esta historia debería de servir para que varios medios hagan eco de situaciones como esta y no llenar de desinformación en sus pasquines de que los videojuegos solo causan violencia. 

No hay comentarios.