Análisis: Star Wars Jedi: Fallen Order

Jugamos el esperado título de Star Wars para un jugador, y luego de haber superado su campaña, te contamos nuestre opinión. 



EA sacó a la venta Star Wars Jedi Fallen Order el pasado 15 de noviembre para PlayStation 4, Xbox One y PC. Luego de la polémica que hubo en los anteriores títulos de Star Wars enfocados en el multijugador y microtransacciones, llega este entrega para un solo jugador con una grandiosa campaña que mezcla acción y aventura.

En este juego nuestro protagonista será Cal Kestis, un joven empleado de un taller que realmente esconde ser un Jedi, luego de la gran purga. Sus días de tranquilidad acabarán cuando el imperio requise su lugar de trabajo en busca de Jedis. Convenientemente, Cal no recordará todo lo aprendido en su entrenamiento, por lo que el trayecto del juego también supone un despertar de sus habilidades. 




En nuestra aventura tendremos que recorrer varios planetas y cada uno de ellos será un pequeño mundo abierto por explorar. De inicio solo estaremos armados con nuestra espada laser y sin ningun tipo de super poder. A grandes razgos el gameplay toma porciones de Tomb Raider o Uncharted, con un estilo de pelea que puede asemejarse al de la saga souls, pero mucho menos complicado.

En el juego no deberemos lanzarnos a lo brusco contra los enemigos (aunque si lo juegas en modo fácil, la mayor cantidad de veces podrás hacerlo), sino tratar de armar una estrategia y tener reacciones rápidas. Contamos con nuestro sistema de ataque normal, podemos cubrirnos y hacer rebotar los rayos laser, podemos esquivar, hacer parry, y una gran serie de acciones que iremos desbloqueando conforme llenemos nuestro árbol de habilidades. Esto hace las batallas muy especiales, y de hecho, es uno de los motivos que lo hace más adictivo. Si morimos en batalla, regresaremos al último checkpoint, pero eso sí, el enemigo que nos venció la última vez se quedará con nuestra experiencia no canjeada, por lo que nuestro primer objetivo será ir tras él. (sí, eso también es muy Dark Souls).



Mientras más venzamos enemigos, encontremos recuerdos o partes de la historia superemos, recibiremos más experiencia. Esta experiencia al llenar una barra pasará a convertirse en punto de habilidad y estos puntos podrán ser canjeados por habilidades que nos darán más posibilidades y mejorarán nuestro combate. Por ejemplo, podemos lanzar nuestro laser, ralentizar el tiempo cuando esquivemos un ataque, esquivar disparos mientras corremos, mejorar salud, mejorar fuerza, etc. 

Fuera de esto, cuando lleguemos a determinados puntos de la historia, Cal se transportará mentalmente a sus epocas de niño cuando entrenaba para convertirse en Jedi, exactamente al momento en que aprende hacer cierta técnica. Una vez cumplamos esa prueba satisfactoriamente en el recuerdo, Cal la recordará en la actualidad. Estos eventos son partes de la historia por lo que será imposible saltarse uno de ellos, además usar estas técnicas será obligatorio si queremos seguir avanzando. Entre las técnicas tenemos atracción de objetos, ralentizar tiempo, doble salto, empujar objetos, entre otras. 




Aunque nosotros no haremos todo el trabajo en la aventura, pues nos acompañará BD1, un pequeño robot que nos servirá para hackear y/o abrir puertas y/o contenedores, devolver o causar sobrecargas de electricidad, entre otras funciones. Claro, en un inicio sus habilidades se verán limitadas, pero en nuestro viaje le iremos instalando nuevas partes y cada vez nuestro pequeño amigo se hará mucho más útil. 

Cada mundo tiene una geografía en particular, distinta flora y fauna, pero siempre estarán invadidos de troopers y drones. Invitamos a los jugadores revisitar estos planetas, pues habrán zonas o cofres que en un primer viaje no podremos acceder, pero una vez contemos con las técnicas o partes de BD 1 necesarias, merecerá volver para darles una revisada. 

Dentro de estos mundos encontraremos tumbas perdidas, en las cuales se presentarán puzzles, que en gran porcentaje, llegan a ser muy retadores. Estos puzzles no cambiarán por más que le cambies la dificultad al juego, así que tendrás que analizarlos bien y tomarte tu tiempo, que estamos seguros que cuando los superes, sentirás una gran satisfacción. 

Jedi Fallen Orden nos cuenta una buena historia, pero no podemos evitar pensar que pudimos ver mucho más. El mundo de Star Wars es tan grande, que esta historia sobre los inquisidores y Cal nos ha quedado bien corta. Nos quedamos con ganas de ver muchas razas, muchos lugares, muchos tipos de enemigos y sobretodo, un nivel con naves  o deslizadores. 

Sin embargo, nada nos dice que este juego no tenga una secuela, pues EA parece haber encontrado la formula del éxito sin tener que recurrir a multijugador, cajas de botín y miles de objetos cosméticos. Jedi Fallen Order ni siquiera tiene pensando un DLC de pago, y hacer un juego así tan grande sin quererte meter un pago extra, es algo para aplaudir. Nosotros nos hemos quedado con ganas de ver mucho más de este mundo, y esperamos también mucho más de Cal Kestis. 



Respecto a la duración, el juego oscila entre las 15 y 20 horas. Luego de terminarlo aún quedan unas cuantas cosas por hacer, por lo que sacar todos los logros o trofeos podría llevar un promedio de 25 a 30 horas. 

La dificultad del juego en normal es perfecta, logrando un gran equilibrio. No llega a ser frustrante, pero tampoco un relajo, obligándonos a usar nuestros reflejos y movernos rápido en pelea. Si las cosas se te vuelven pesadas o quieres mayor reto, podrás mover la dificultad en cualquier momento del juego sin interferir de alguna manera en los logros. 



Gráficamente el juego luce muy bien. No obstante, para apreciar el verdadero potencial gráfico, necesitarás un PS4 pro, Xbox One X o una buena PC. Si tienes una Xbox One o PS4 simple, te recomendamos no jugarlo tan cerca a la pantalla. Por suerte la interfaz de menú es lo suficientemente grande para jugarlo de lejos y existe la bien recibida opción de poder elegir el tamaño de los subtítulos, algo que todo desarrollador debería tener la molestia de hacer. 

En sonido, tanto la música de fondo y efectos son más que correctos. Recomendamos jugarlo con audífonos para poder sentir efectos de próximidad y hacer más inmersiva la experiencia. Respecto al doblaje, la versión latinoamericana deja mucho que desear, carente de sentimiento.



Conclusión:

Star Wars Jedi: Fallen Order es el mejor juego de Star Wars que hemos visto en mucho tiempo. Probablemente el título no sea muy original en su gameplay, pero todos los factores en él están bien implementados. En definitiva, un juego que disfrutará cualquier jugador, pero que será más alabado por los fanáticos de la saga,  y es que estamos seguros que desde hace tiempo estaban ansiando un título así.

Lo mejor: 
- Sistema de pelea
- Puzzles retadores
- Exploración en planetas
-  Árbol de habilidades
- Una gran sorpresa en el arco final del juego

Lo peor:
- Hemos esperado tanto que hubieramos deseado ver más y el juego solo logra cubrir una muy pequeña parte de todo lo que podemos ver en el mundo de Star Wars. 
- No está libre de bugs. 
- Como siempre, EA te obliga a jugarlo con voces en el mismo idioma de tus textos. 





NOTA


90



Análisis hecho con una copia física de PS4  brindadada por Solutions 2 Go*

No hay comentarios.