Análisis: Kingdom Hearts 3

Casi 14 años después, llega una nueva entrega numerada de Kingdom Hearts ¿Habrá valido la pena la espera? Jugamos la versión de PS4 y te contamos nuestra opinión


Tras constantes postergaciones, algunos pensamos que este día no iba a llegar. Por suerte, los días de espera terminaron y Kingdom Hearts ya está a la venta en PlayStation 4 y Xbox One desde el pasado 29 de enero. 

Sobre la historia y La batalla final contra Xenahort

Esta tercera entrega termina siendo la conclusión de la historia que nos vienen contando en los 8 títulos anteriores (excluyendo al Kingdom Hearts Union X). Probablemente, si este es tu primer título de Kingdom Hearts, podrás disfrutarlo totalmente en lo jugable, pero estarás super perdido en cuanto la trama.

La historia de la saga Kingdom Hearts es tan complicada, que la mayoría de personas que han jugado todos los títulos, no entienden la trama al 100%. Entonces, el panorama se hace más desalentador para alguien que recién empiece por este título, ya que probablemente se harán preguntas como: ¿Por qué hay 3 Ansem?, ¿Por qué hay 2 Rikus? ¿Por qué tanta gente se parece a Sora? ¿De qué demonios hablan en todo el juego? 

De igual manera, aunque andes perdido respecto la historia, siempre vas a poder entretenerte con las historias episódicas de los Mundos de Disney, poder disfrutarlo en lo jugable o por lo bello que es visualmente. Aunque nosotros te aconsejamos ver antes videos recopilatorios en Youtube o comprar All in one Package para jugar todos los títulos anteriores.

Hay que aclarar que estamos ante una capítulo conclusivo. Así que en futuras entregas nos empezarán a contar otra historia, que esperamos sea mucho más fácil de entender sin necesidad de hacer una maestría.


Una nueva historia, el mismo esquema

Kingdom Hearts 3 cierra con este episodio la saga de Xenahort. Nuevamente estamos ante un inicio explicativo;  un cuerpo de juego lleno de mundos de Disney donde la historia principal avanza en pedacitos entre uno y otro nivel; y un final intenso cargado de acción.

Otra vez deberemos visitar una serie de mundos de Disney en los que habrá que resolver los problemas de estos reconocidos protagonistas, siempre llegando en el momento clave para poder ayudarlos. Esta vez visitaremos el Mundo de Hércules, el de Toy Story, de Enredados, Monster Inc, Frozen,  Winnie the Pooh, Piratas del Caribe y Big Hero 6, muchos de estos serán mundos desconocidos para Sora.

Algo importante a recalcar es que los mundos son más largos y nos ofrecerán más horas de juego. Aunque comparado con Kingdom Hearts 2, se podría decir que tiene una duración similar por mundo, pero acá nos la lanzan de un solo porrazo, mientras que en la entrega anterior nos la dividían en 2 visitas. 

 Nosotros hubiéramos preferido disfrutar cada mundo en dos visitas, porque 3 horas por mundo a veces saturaba y porque nos hubiera dado una razón de peso para volver a los mundos anteriormente superados. Acá en esta nueva entrega, nuestro único motor para volver a mundos anteriores son coleccionables como los portafortunas, pero obviamente, para muchos no será razón suficiente. 

Cada mundo tiene una fortaleza diferente que lo hace único y especial. En el de mundo de Toy Story pondremos controlar un robot de juguete; en Enredados haremos una super coreografía con Rapunzel; en Piratas del Caribe controlaremos un barco y nos sentiremos en un mini Assassin's Creed 4 o en el Mundo de Frozen nos deslizaremos por el hielo.
Si sentimos que por ahí un mundo se quedó corto, excluyendo el de Winnie Pooh que es solo minijuegos, podría ser el de Monster Inc., el cual no nos terminó de convencer.

Recalcamos que esta vez no hemos podido de dejar de preguntarnos ¿Son los mundos de Disney el atractivo principal o solo el relleno comercial para lograr contarnos esta historia de dos mundos, oscuridad,  luz,  incoporeos y sin corazón? ¿Funcionaría una cosa sin la otra?

Una jugabilidad soñada

Kingdom Hearts 1 tenía una jugabilidad decente, pero la cosa realmente mejoro en la 2da entrega. En Kingdom Hearts Birth By Sleep y Dream Drop Distance, se pulieron algunas cosas y se añadieron otras muy particulares y llamativas. En esta nueva entrega nos encontramos con lo más destacado de los anteriores juegos, pero con un abanico tan grande de opciones que sentiremos que hay más de 100 manera posibles para acabar con nuestros enemigos.

Los ataques especiales son deleites visuales, y aparte de los que los que puedes realizar con Donald y Goofy, tendremos los que podemos hacer junto a nuestros ayudantes en los mundos de Disney. Y como si esto fuera poco, cada tipo de Keyblade que tengamos tendrá especiales distintos. 



Algo que no podíamos hacer anteriormente, y que por suerte esta generación de consolas lo permite,  era la posiblidad de tener a nuestros acompañantes de Disney peleando con nosotros en el equipo sin necesidad de hacer cambios. Por ejemplo, en el mundo de Toy Story pondrá entrar a pelear Woody y Buzz LightYear, sin la necesidad de mandar a descansar a Donal y Goofy. Además, la cantidad de enemigos en pantalla ha subido considerablemente, convirtiendo las peleas en una fiesta de luces, golpes, saltos y empujones, donde todo pasa tan rápido, que no tendrás tiempo de mirar a otro que no sea a nuestro protagonista.





Una dificultad para todos los públicos

Al hacer la reseña, jugamos el título en dificultad normal.  Con esta dificultad solamente morimos 2 veces en todo el juego. Podemos decir que esta dificultad nos pareció realmente fácil, pues aunque peleamos siempre con quienes se cruzaban en nuestro camino para ganar experiencia y subir de nivel, nunca fue necesario quedarse en algún lugar farmeando. Aún así, pudimos vencer a la mayoría de boss al primer intento. Además,  siempre que estábamos cerca a morir, Donald nos curaba o saltaba nuestra forma oscura con la cual se recuperaba nuestra vida. 

No queremos imaginarnos qué fácil será el modo fácil, pero seguramente será todo un paseo. Así que si buscan una experiencia retadora, les aconsejaríamos ir directo al difícil. 




Una banda sonora hermosa

Aunque en esta entrega llegamos a extrañar las tonaditas infantiles de pelea que tenían muchos mundos de Disney de anteriores entregas, la música de esta entrega no está nada mal.  El título logra muy bien que este apartado logre envolvernos y cautivarnos.

Fuera de los Mundos de Disney tendremos esos soundtrack recurrentes que generan angustia, entusiasmo y melancolía, con lo que ya nos tienen acostumbrados.

Para romper el molde nos encontraremos con dos canciones de Frozen con una reinterpretación en su respectivas imágenes de acompañamiento.  Y obviamente no podemos dejar de mencionar Face My Fears, canción que nos hubiera gustado escucharla más de una vez en todo el juego; y  Don't Think Twice que cierra de manera más que correcta el juego.




Una belleza visual 

Kingdom Hearts 3 tiene la magia de hacer que, aunque los mundos de Disney tengan un estilo de animación diferente, la suma de todos y el paso de Sora y compañía entre ellos, no desentone.

Entre ellos, no podemos dejar de mencionar al de Piratas del Caribe, que es el mundo que más se acerca a los gráficos realistas. El detalle de los escenarios y los personajes realmente sorprende, así como sorprende también ver a Sora, Donald y Goofy tan detallados. 

Por otro lado, como ya mencionamos, las batallas están llenas de efectos y luces que explotan y transcurren por la batalla. El juego hace lo posible con mantener todo en pantalla aunque a veces sufre alguna caidita de frames, pero no resulta ser nada grave, ni nada que pueda resultar molestoso. 

La belleza gráfica y los colores en escenarios, como es costumbre, se lucen mejor en lugares abiertos y luminosos, por ejemplo: el Jardín de la casa de Andy, algunas zonas del mundo de Hércules, la mayor parte de El Mundo de Enredados o todo el mundo de Piratas del Caribe.


Mejora tu equipo, desbloquea tus habilidades y lucha contra el enemigo secreto

El juego en su totalidad te durará entre 30 a 35 horas como máximo. Si te has ido con solo lo necesario al final, tu nivel deber estar entre 40 y 50.  

Por suerte, un jefe secreto será nuestro motivo para entrenar a Sora y compañía, subir de nivel, aprender nuevas habilidades, fabricar y mejor nuestro equipo para intentar hacerle frente.

La arma más poderosa de este juego será nuevamente la Arma Artema y fabricarla no será nada fácil. Así que ahí está nuestra razón para meterle una cuantas horas más a este juegazo.



Conclusión:

Kingdom Hearts 3 es la entrega que los fans esperábamos aunque nos haya sorprendido con cosas que no esperábamos. Por suerte, los desarrolladores tuvieron la gentileza de cerrar el capítulo de Xenahort, porque con este ritmo, no se si muchos seguiremos vivos para una nueva entrega numerada.

Un juego disfrutable y recomendado para cualquiera, pero necesario para los seguidores de la saga. Kingdom Hearts 3 vuelve a mezclar efectivamente los mundos de Disney con la historia de la luz y la oscuridad. Logra hacernos disfrutar mucho en lo jugable, consigue hacernos reír, preocuparnos, sorprendernos y angustiarnos. Lo único que le podemos reprochar es su demora. Y esperamos no esperar 10 años más para poder jugar la 4ta entrega y el inicio de la nueva saga.


Lo mejor: 

- Todo respecto a lo jugable
- Poder tener peleando a nuestro equipo completo sin tener que poner a nadie en reserva
- Gráficamente, el juego es una calca de todo los mundos de Disney.
- Que cada arma tenga sus especiales. 
- La cantidad de mundos nuevos
- La exploración con la nave Gumi ahora es libre y ha mejorado su jugabilidad.

Lo regular:
- Tener que pasar todo el mundo en una sola visita, en vez de dividirla en 2 como Kingdom Hearts 2. 

Lo peor:
- Seguimos sin entender 100% la fabricación de las naves Gumi
- Que nuestros especiales aún puedan activarse cuando no hay enemigos en pantalla. 
- Pese al jefe opcional y los coleccionables no hay mucho post game.
- Tener que esperar una eternidad para saber como se desarrollará esa trama que se empezó a cocinar en la escena post game.


Nota: 9.5/10



Reseña hecha gracias a partir de una copia de PS4*

No hay comentarios.