Kinect pasó a mejor vida

 Co.Design informó que Microsoft ha dejado de fabricar su dispositivo de control por movimiento. A pesar de que su tecnología ha seguido usándose y forma parte de muchísimos productos de la industria, debemos reconocer que el gadget no tenía excesiva presencia comercial en su diseño como accesorio y periférico en sus últimos años.



Sin embargo, esto ya era de esperarse pues en el 2009, Microsoft presentaba su Project Natal, un revolucionario concepto de control por movimiento y voz. Las intenciones de Redmond eran claras: ofrecer una forma nueva de interactuar con Xbox 360, su consola de sobremesa por aquel entonces, que fuera capaz de rivalizar y superar a la competencia ante la oleada de sensaciones que despertaban los mandos de control por movimientos en la industria del videojuego.

Con el nombre de Kinect, en el 2010 el dispositivo se estrenó con gran éxito. El dispositivo fue un éxito de ventas -se convirtió en uno de los aparatos tecnológicos con mayor adopción de la historia-, y recibió software durante sus primeras etapas. Pero pronto, pareció estancarse y no ganarse el favor de los usuarios. Incluso sus propios diseñadores y defensores trataron el dispositivo con críticas y escepticismo . Con el lanzamiento de Xbox One en 2013, sucesora de la vetusta Xbox 360, el dispositivo adoptó una nueva forma, más precisa y completa, llamada Kinect 2.0.

Si bien no ha sido un éxito para Microsoft, Kinect ha ayudado a la industria a evolucionar con.mas de 25 millones de unidades.

Algo que ofrecía posibilidades de control por voz y movimiento en menús y otras características era el diseño en conjunto con la consola, pero la polémica de la conexión a internet perpetua de la máquina, la supuesta falta de privacidad y otros requisitos, acabaron por dilapidar las buenas ideas y condenar a Kinect.

Microsoft argumentó que Xbox One no se vendería sin Kinect, y que la interfaz no se aprovecharía sin él, sin embargo pronto se abandonó el barco comercialmente hablando. La máquina se podía encontrar sin Kinect y el software, que tuvo ciertos momentos de despunte, comenzó a retirarse el soporte de forma oficial incluso desde Microsoft.

Oficialmente Kinect ha muerto. Ya no tiene stock en ninguna tienda oficial pero Microsoft seguirá dándole soporte y asistencia técnica. Si bien Kinect ha vendido más de 35 millones de unidades, no ha sido un éxito constatado para la empresa de Redmond. Creen que se apresuraron demasiado con su tecnología y la moda imperante, algo que les ha ayudado a aprender diversas lecciones que ahora aplican a la realidad virtual y aumentada.

Sin embargo, Kinect deja un legado, su tecnología impregna numerosos proyectos, como HoloLens, las gafas de realidad aumentada que prometen revolucionar el mercado, una vez más.

No hay comentarios