Call of Duty: Modern Warfare II: Motor tecnológico de Nueva Generación inspira un rendimiento de juego muy avanzado

 Los desarrolladores de Infinity Ward, y los equipos detrás de Call of Duty, han estado hipercentrados en elevar la experiencia de juego en Call of Duty: Modern Warfare II y Call of Duty: Warzone 2.0. 



Por primera vez, existe un motor unificado en todo Call of Duty, a partir del lanzamiento de Modern Warfare II y Warzone 2.0. Y es este motor de nueva generación, que debutó por primera vez con el Modern Warfare original (2019), el que ofrecerá el Call of Duty más avanzado de la historia. Inspirados por este motor de desarrollo cohesionado, los equipos desarrolladores se lanzaron a afrontar estos nuevos retos. A continuación, destacamos cuatro de los muchos avances en la jugabilidad que los jugadores experimentan en Modern Warfare II.

Física del agua / Jugabilidad 

Una de las primeras cosas que los jugadores notan –y ante las que reaccionan – cuando entran en el nuevo campo de batalla de Modern Warfare II, es que el agua no es simplemente un decorado o una barricada más. Los jugadores pueden (literalmente) sumergirse, moverse y usar el agua como ventaja táctica. Y para que eso funcionara, tenía que parecer y reaccionar de la forma más real posible. 

"Pasamos mucho tiempo trabajando con los diseñadores para encontrar la forma de que el agua fuera perceptiblemente plausible y realista", explica Drobot. "Nuestro objetivo es imitar el CGI de las películas: sabes que el CGI es bueno cuando no lo notas".

En Call of Duty: Modern Warfare II, el agua no es sólo una estética de fondo. De hecho, está tan integrada en el entorno que el equipo de desarrollo ya se ha dado cuenta de que inspira e influye en la jugabilidad emergente, incluso en la fase de pruebas Beta. 

Este nuevo sistema es tan robusto que incluso puede informar sobre las tácticas de juego. "En el juego en equipo, puedes enterarte de que el equipo enemigo ha venido por los túneles inundados, porque están empapados", insinúa Drobot.

Para ello, Drobot y su equipo han implementado literalmente un nuevo y complejo sistema que permite que todos los objetos del juego se empapen, con efectos variables en el aspecto y el rendimiento, y luego se sequen en función del tipo de material. 



Consolas de nueva generación 

A pesar de la potencia de procesamiento adicional de que disponen las recientes PC y consolas, los equipos de desarrollo abordan el hardware más nuevo con una mentalidad que favorece la sustancia, sobre el estilo: "Si tenemos la opción de usar algo brillante y lujoso que no va a mejorar la jugabilidad, intentamos evitarlo. Lo primero es la jugabilidad. Así que para nosotros las consolas de nueva generación significan, ante todo, mayor visibilidad, mayor claridad para los jugadores, mejor latencia y, por último, mejor rendimiento."

"Aparte de las ventajas obvias que ofrecen las consolas next-gen, como una mayor resolución y un streaming más estable, también están la claridad visual y el rendimiento", afirma Drobot. "El nivel de rendimiento característico de Call of Duty es de 60 imágenes por segundo; las últimas consolas pueden ofrecer una frecuencia estable de 120 Hz. Esto es realmente impactante para el juego más competitivo. Incluso los jugadores ocasionales no tendrán muchos problemas para notar la diferencia entre los dos modos: es mucho más fluido a 120 Hz".

La clave está en los detalles y, en este caso, el estudio ha procurado que ningún detalle sea demasiado pequeño o se pase por alto. "Hemos trabajado duro para optimizar el juego para que funcione a 120 Hz con mayor claridad y resoluciones, y luego nos hemos preguntado: ¿qué nos queda? Si hay algo de potencia extra que podamos aprovechar, vamos a usarla para mejorar aún más los efectos visuales. Así que añadimos sombras y texturas de mayor calidad. Básicamente, todo lo que podemos mejorar en términos de calidad, lo hemos hecho. Y hay un puñado de características exclusivas de las consolas de nueva generación. Quizá la más notable sea el renderizado del agua que mencionábamos antes".

Mejor reconocimiento de jugadores y adquisición de objetivos

En una experiencia multijugador intensa como Call of Duty: Modern Warfare II, un viejo reto que los desarrolladores deben superar es el contraste y la visibilidad de los personajes. Básicamente, abordar el riesgo de que los personajes se confundan con el entorno, sobre todo desde la distancia. "¿Qué haces si tienes un rincón oscuro en el mapa, y tienes a alguien escondido allí que tiene una piel de personaje oscura?", preguntó Drobot a su equipo. "O, ¿qué haces si estás en una habitación oscura y miras al exterior en condiciones de mucha luz, y tienes a alguien que usa un skin que es muy brillante?". 

Infinity Ward ha desarrollado un sistema que rastrea visualmente a los jugadores y su entorno para corregir automáticamente el contraste. "Estamos haciendo un montón de procesamientos como el que hace el sistema de percepción humana real", explica Drobot. Y añade: "En nuestro juego sabemos dónde están todos los jugadores, pero no siempre sabemos qué aspecto tienen para ti como jugador. Así que analizamos la imagen, las condiciones de iluminación, el tipo de piel del personaje o su aspecto real, e intentamos que se contrasten dinámicamente en función de la situación."

VRS (Sombreado de tasa variable)

Una gran pregunta a la que se enfrentó el equipo, que Drobot compartió, fue: "¿Cómo mantener el juego con un aspecto visual fantástico y, al mismo tiempo, seguir siendo un shooter que se basa más en la habilidad del jugador, y no en que algo interfiera en tu jugabilidad?".

"De hecho, tenemos muchos sistemas que te permiten asegurarte de que los jugadores, tus enemigos o amigos, sean más visibles para ti", explica. "Tenemos un tipo de renderizado muy especializado que utiliza algo que llamamos Sombreado de tasa variable, con el que podemos cambiar la resolución de la pantalla a un nivel superpreciso. Podemos decir: 'Oh, el centro de la pantalla va a tener más resolución que los lados'. O quizá haya un punto de interés en la pantalla que debería tener una resolución más alta".

"Obviamente, los personajes de los jugadores deberían tener la resolución más alta", subraya Drobot. "Así que, tanto si juegas en HD, Ultra-HD o 4K, aún podemos lanzar más resolución en una parte específica de la pantalla, solo para asegurarnos de que ese enemigo y ese entorno te aparezcan más claramente".

Al centrarse en varias pequeñas cosas, Infinity Ward y los desarrolladores de Modern Warfare II han conseguido mantenerse centrados en lo más importante: emocionar a los jugadores. Cada actualización y mejora técnica se ha realizado con el meticuloso compromiso de garantizar la mejor experiencia de juego, independientemente de la consola o la plataforma. Al fin y al cabo, en el fragor de la batalla es la jugabilidad lo que siempre importa, ya seas un fan incondicional o un recién llegado a la franquicia.  

Modern Warfare II ya ha tenido un gran comienzo.  Y ahora que Warzone 2.0 ya está disponible, volveremos pronto para profundizar en cómo la avanzada tecnología de Call of Duty está impulsando la nueva generación de Warzone. 


Publicar un comentario

0 Comentarios