Intel se compromete a no emitir gases de efecto invernadero en sus operaciones mundiales para 2040

El plan de Intel establece objetivos para reducir la huella de la cadena de valor y catalizar la acción de toda la industria para hacer frente al cambio climático.

Intel Corporation anunció sus planes para seguir reduciendo sus emisiones directas e indirectas de gases de efecto invernadero y desarrollar soluciones tecnológicas más sostenibles. La compañía se comprometió a alcanzar cero emisiones netas de gases de efecto invernadero en sus operaciones globales para 2040, aumentar la eficiencia energética y reducir la huella de carbono de los productos y plataformas de Intel a través de objetivos específicos, y colaborar con los clientes y socios de la industria para crear soluciones que reduzcan la huella de gases de efecto invernadero de todo el ecosistema tecnológico.

“El impacto del cambio climático es una amenaza global urgente. Para proteger nuestro planeta hay que actuar de inmediato y reflexionar de nuevo sobre cómo funciona el mundo. Como una de las principales compañías de diseño y manufactura de semiconductores del mundo, Intel está en una posición única para marcar la diferencia no solo en nuestras propias operaciones, sino también para ayudar a los clientes, a los socios y a toda nuestra cadena de valor a tomar medidas efectivas”.--Pat Gelsinger, CEO de Intel

Qué significa esto para las operaciones globales de Intel: Intel se compromete a alcanzar cero emisiones netas de gases de efecto invernadero en todas sus operaciones, también conocidas como emisiones de alcance 1 y 2, para 2040. La prioridad de Intel es reducir considerablemente sus emisiones, de acuerdo con las normas internacionales y la ciencia del clima. Únicamente utilizará compensaciones de carbono acreditables para cumplir su objetivo si se agotan otras opciones.

Para lograr este ambicioso objetivo, Intel ha establecido los siguientes indicadores provisionales para 2030:

Utilizar un 100% de electricidad renovable en todas las operaciones mundiales.

Invertir aproximadamente USD $300 millones en la conservación de la energía en las instalaciones para lograr un ahorro acumulado de 4,000 millones de kilovatios hora.

Construir nuevas fábricas e instalaciones que cumplan las normas del programa LEED® del Consejo de la Construcción Ecológica (Green Building Council) de los Estados Unidos, incluyendo las inversiones anunciadas recientemente en los EE.UU., Europa y Asia.

Poner en marcha una iniciativa de I+D intersectorial para identificar productos químicos más ecológicos con menor potencial de calentamiento global y desarrollar nuevos equipos de mitigación.

Con el fin de ayudar a los clientes a reducir las emisiones de carbono de las plataformas, Intel está intensificando la innovación en:

La presentación, la selección y modularidad de todos los componentes internos para reducir el tamaño de las placas base.

El aumento continuo de la eficiencia energética del sistema y la eficiencia de la pantalla para reducir significativamente el consumo general de energía.

El uso de placas de circuito impreso de base biológica para ayudar a la separación de materiales y componentes al reciclar, y para reducir los residuos electrónicos en general.

Intel también ha establecido un nuevo objetivo para reducir las emisiones relacionadas con los diseños de plataformas de referencia para factores de forma del cliente en un 30% o más para 2030. Estos esfuerzos están tomando forma con el prototipo del dispositivo Concept Luna de Dell, desarrollado en colaboración con Intel para mostrar las posibilidades futuras del diseño de PC sostenibles.

Publicar un comentario

0 Comentarios