Análisis: Grand Mountain Adventure: Wonderlands

 Jugamos Gran Mountain Adventure: Wonderlands y te contamos nuestra opinión


Grand Mountain Adventure: Wonderlands salió el 10 de marzo en PC y 22 de marzo en Nintendo Switch. Un videojuego independiente desarrollado Toppluva (una empresa conformada por tres hermanos suecos amantes del snowboard) y que fue lanzado anteriormente en dispositivos móviles.

¿Qué es lo que más resalta de este juego? Que desde su primer segundo se entiende totalmente hacia dónde va la intención del mismo: a disfrutar de los deportes de nieve más conocidos: el esquí y el snowboard.No te confundas, no estamos ante un simulador de estos deportes, pero sí una experiencia arcade que les rinde tributo por todos lados.


Nada más empezar el juego se nos muestra una larga lista de controles que, si no estás muy acostumbrado a la nomenclatura de las disciplinas ya mencionadas, puede que te lleguen a resultar “chino”. Lo más recomendable es pasar directamente a la acción, sin tanta dilación, disfrutar de la experiencia e ir aprendiendo todo sobre la marcha: al fin y al cabo, Grand Mountain Adventure no es un título que nos exija cumplir misiones tras misiones, en tiempo récord, porque algún enemigo ultrapoderoso quiera matarnos; sino más bien un juego que premia la exploración y da muchas herramientas para que aprendas a jugarlo lentamente, a tu propio ritmo e ir mejorando poco a poco.

A simple vista Gran Mountain Adventure podría parecer un juego de mundo abierto (y quizás podría estar dentro de esa categoría), pues gozamos con una perspectiva aérea muy amplia desde donde podemos ver y controlar a nuestro personaje, con el fin de explorar todos los rincones del terreno en busca de desafíos. No existen paredes visuales ni físicas que te impidan moverte libremente. Puedes, si gustas, tomarte todo el tiempo del mundo escalando una montaña o recorrer el mapa de esquina a esquina desde el primer segundo.

Durante la exploración podrás encontrar diversos desafíos que te asignarán misiones. Esas misiones empiezan con solo situarte en el punto inicial y puedes abandonarlas en cualquier momento. No hay pantallas de carga ni ningún tipo de traba que te impida seguir a tu personaje durante todo el tiempo de juego. Todo se ejecuta en tiempo real.



Las misiones, aunque son muy variadas en recorrido, son limitadas en categorías: tienes carreras contra reloj, carreras de obstáculos, puntos por pirueta y mayor tiempo en el aire. Cada categoría, a su vez, tiene hasta tres niveles de premiación: bronce, plata y oro. Cada misión tiene su respectiva condición para obtener uno de esos tres premios.

Todo esto podría sonar a muy básico y sencillo de completar, pero debes saber que lograr el juego al 100% será un verdadero desafío luego de pasear por las 12 montañas que lo componen (basadas en sitios del mundo real, a decir verdad) y completar los casi 150 desafíos en total.

Esto se relaciona mucho con el concepto detrás de este videojuego, pues su “historia” podría resumirse en la de un personaje que, simplemente, busca pasarla bien con los deportes de hielo. Fin. Nada de plot points enrevesados o historias complicadas. Ni siquiera hay una intención de ser “el mejor del mundo” en estas disciplinas. El personaje al que encarnas solamente quiere divertirse sobre la nieve y tú lo guías y acompañas en esa aventura.



Los apartados gráfico y sonoro también van de la mano con esta intención, pues la combinación de música tranquila y relajante; con los gráficos tipo cellshading y sin mayor complejidad, ayudan a no perder el foco de tus actividades y a concentrarte en divertirte.

Grand Mountain Adventure está claramente pensado en un tipo de público muy específico: uno que, en primer lugar, siente atracción por el esquí y el snowboard y, en segundo lugar, uno paciente, que tiene la predisposición de tomarse el tiempo para pensar en sus movimientos y no en solo presionar botones a lo loco.Por su carga casi contemplativa, este título, aunque corto, no está pensado para completarse en una sola sentada.

Otro aspecto que denota aún más el lado casual de este juego es que nuestro personaje cuenta con “vidas infinitas”. Siempre puedes volver a intentar una y otra vez cualquier desafío en cualquier momento. No hay ningún tipo de penalización por perder más de 100 veces. Es importante mencionar que, además de todo, cuentas con un botón de “rebobinado” todo el tiempo, que tiene la capacidad de devolverte unos segundos en el tiempo para poder dominar esa sección que tanto te cuesta superar.



Conclusión: 

Grand Mountain Adventure es un juego entretenido, pero que no es para todos los públicos. Es una experiencia relajante que puede disfrutarse en los entretiempos, sin la necesidad de una concentración absoluta. Es un título que podrá durarte varios días si lo tomas tranquilamente, hasta que encuentres tu próximo videojuego principal.


LO MEJOR

Variedad de pistas y desafíos

Nunca pierdes y siempre puedes volver a intentarlo

Si te gustan el esquí y el snowboard, te encantará la sensación que este videojuego transmite


LO PEOR

Una cámara que no se puede mover y que, a veces, no ayuda calcular las distancias.

Está orientado a un nicho MUY específico

Una pésima introducción a jugadores novatos


NOTA
70/100

Análisis hecho con un código para Switch brindado por Microids*

Escribe: Retrotriped


Publicar un comentario

0 Comentarios