Análisis: Elden Ring

Dark souls Breath of The Wild. Tendrá varias diferencias, pero no podrás evitar pensar estar jugando Dark Souls.


El 25 de febrero, FromSoftware y Bandai Namco pusieron, por fin, a la venta el esperado Elden Ring para PS5, Xbox Series, PS4, Xbox One y PC.. Luego de jugarlo a fondo y explorar su inmenso mundo, te contamos nuestra opinión final. 

Elden Ring nos cuenta la historia del Sinluz, quien regresa a Lands Between, que está dividido en 6 Grandes Áreas, cada una Gobernada por un Dios, quien tiene una runa en su poder. Nuestro propósito será conseguir esas runas vencer a la Reina Márika y reclamar el poder del Circulo del Elden. Básicamente este es la premisa de esta inmensa aventura.

Elden Ring es básicamente un Souls más, con muchísimas diferencias es cierto, pero una vez estás a los mandos, descansando en alguna fogata (o gracia como lo llaman acá), intentando recuperar tus almas perdidas antes de morir de nuevo (en este caso runas), o intentando invocar ayuda para derrotar al jefe de turno, nos damos cuenta que el sentimiento es el mismo. 


Para quienes nunca han jugado un Souls, que seguramente serán muy pocos si es que están leyendo esta reseña, acá un pequeño resumen de lo que esto significa. Estamos hablando de cualquier tipo de juego que deriva sus mecánicas de los pioneros Demon Souls o Dark Souls, estoy podrían ser títulos de la misma desarrolladora como Sekiro o Bloodborne, o incluso podemos encontrar opciones muy buenas de otros desarrolladores, podremos destacar Nioh de Team Ninja y Koei Tecmo. 

Una de las características más destacadas de este tipo de juego es su alta dificultad. Siempre te da alternativas de lograr tu objetivo, pero no será nada fácil. Incluso podrás morir 10, 20 o 30 veces ante un jefe antes de derrotarlo. Y si esa misma frustración no te hace dejar el juego, entonces terminarás creando una dependencia de sensación frustración/satisfacción y terminarás perdiendo el control de las horas, dejando cualquier otro juego de lado e incluso abandonando tu vida social temporalmente. ¡Y así un nuevo fan souls ha nacido!





¿Y en qué se diferencia Elden Ring con Dark Souls? La diferencias son muchas, pero la más destacable sin lugar a duda es su mundo abierto. Dark Souls podría decirse que también era mundo abierto finalmente, aunque fuera un juego pasillero todos los caminos estaban interconectados y siempre nos daban algún camino corto o manera opcional de llegar. Claro, las zonas abiertas eran pocas y no muy abiertas.  

Mientras que Elden Ring, nos pone un gigantesco mapa de tamaño similar a Breath of the Wild y nos dejan ahí sin mucha intención clara de lo que sigue por hacer. Las zonas abiertas abundan, los jefes opcionales están donde menos lo esperan y sobre todo se nos propone que no solo hay una manera de hacerlo. Si un jefe te parece difícil, sigue explorando, sigue entrenando. Si el jefe te sigue pareciendo difícil luego de farmear,  invoca a otros jugadores para que te den una mano. Si bien hay zonas en las que para cruzar necesitas sí o sí vencer al jefe de turno, generalmente el mapa de las tierras medias estará a tu disposición para explorarlo. 


Antes de empezar el juego podremos elegir entre 10 clases: Samurai, Guerrero, Héroe, Bandido, Prisionero, Confesor, Miserable, Vagante, Profeta y Astrólogo. En la ventana de elección podremos ver algunos detalles como las estadísticas iniciales de cada clase, sus armas afines, así como también ver si es un personaje más ligado a la magia o lo físico. También deberemos crear el aspecto de nuestro personaje, si bien hay aspectos predeterminados, nada cuesta tomarte unos minutos para darle un aspecto personalizado al personaje que te acompañará más de 50 horas. 

Nuevamente habrá que reunir experiencia para llevarla a las hogueras y así subir de nivel. Esta vez hablamos de runas, las cuales también sirven como moneda del juego. Conseguiremos runas vendiendo objetos y derrotando enemigos, pero si caemos derrotados antes de canjearlas, perderemos esas runas. Tenemos una oportunidad de recuperarlas en nuestro siguiente intento, pero si nos matan en el camino las perderemos para siempre.

Ahora, en vez de hogueras tendremos las gracias, las que servirán para descansar, subir de nivel, gestionar nuestros frascos y objetos, aprender hechizos, equiparnos runas mayores y también como centro de viaje rápido. A diferencia de Dark Souls, no será necesario estar en una gracia para poder hacer viaje rápido, sino podremos hacerlo en cualquier parte del mapa, siempre y cuando la gracia de la zona haya sido descubierta y que no nos encontremos en medio de una batalla. Definitivamente, esto es una facilidad más para el jugador, ya que no corre el riesgo de perder sus runas en el camino.


Cada vez que subamos de nivel podremos subir uno de los puntos de stats entre vigor, mente, resistencia, fuerza, destreza, inteligencia, fe y arcano. ¿A cuál debemos de darle preferencia? Esto dependerá que tipo de personajes queremos crear. Si queremos que sea un tanque físico, por ejemplo, no necesitamos gastar puntos en inteligencia, fe o arcano; o si queremos hacer un mago, no es necesario subirle mucha fuerza.

Nuevamente el peso de lo que traemos equipado será de vital importancia. Si sobrepasamos el peso máximo, nos moveremos con extrema dificultad. Al subir de nivel, podremos subir uno de los stats, y uno de ellos,  es resistencia.  Si queremos tener un buen equipo, lo mejor es que al subir de nivel, no nos olvidemos de esta estadística. Ahora, estando en el peso permitido por equipo, también tendremos 3 distintos rangos, si el peso se acerca al máximo permitido, nuestro equipo se considerará como carga pesada, entonces nuestro personaje será lento y le costará rodar a tiempo para escapar de golpes; Carga Mediana es lo ideal para el personaje y para estar en ese rango, nuestro equipo debe pesar menos del 70 % permitido; finalmente si conseguimos tener menos del 30 % del peso máximo, se nos considerará carga liviana, permitiéndonos unos movimiento mucho más agiles. Por suerte, y a diferencia de Dark Souls,  no tendremos que preocuparnos porque nuestro equipo se desgaste, ya que no hay mecánica de durabilidad. 


Como mencionamos, Elden Ring es un juego que nos deja perdernos en su inmenso mapa y nos invita a explorar. Y es por eso que deberemos tomar atención a cada NPC, puesto que varios nos darán datos o pistas de nuestros objetivos. Acá no tendremos un punto marcador que nos diga a donde tenemos que ir ni que ruta deberemos seguir. Así que no nos hará tanta gracia ir saltándonos las conversaciones. 

Pensando que es un mundo gigante y hay mucho que explorar en campo abierto, la inclusión de un caballo, que nos ayude de manera tan práctica, es algo que nos caerá como anillo al dedo. El caballo lo obtendremos casi al inicio del juego y vendrá hacia nuestra posición solo tocando un silbato. Nuestro compañero no solo será útil para movernos grandes distancias, pues también puede ser útil para atacar uno que otro jefe sobre su lomo. 



Otra de las novedades de Elden Ring es la posibilidad de equipar cenizas de guerra a nuestras armas o escudo, lo que nos da la posibilidad de usar una habilidad especial con ella. Si bien equipar estas cenizas pueden darle un ligero downgrade de stats a nuestra arma, habrán habilidades muy útiles en pelea, pudiendo aturdir enemigos, o pudiendo sumar daño mágico con tu espada o algún estado alterado. Lo mejor es que estas cenizas de guerra son equipables y desequipables a tus armas, no se quedarán permanentemente fusionadas a ellas. 

Por otro lado, tenemos las cenizas espirituales, las cuales nos permitirán invocar espíritus de bestias para ayudarnos en batalla. Una vez tengamos la campana de invocación, podremos activarlas en unas estatuas con los brazos abiertos que veremos cerca de algunas gracias. Esta es una de las ayuditas que nos da el juego. Podremos pasarnos el título sin haber tocado las invocaciones ni una sola vez, nadie nos obligará a hacerlo, pero podría servirnos de mucha ayuda para hacerle daño a algún jefe o sobre todo, distraerlo, mientras podemos asestarle unos cuantos golpes. 


Otra de las ayuditas que podemos tener del juego es invocar ayuda cooperativa de otros jugadores. Es mejor 3 que 1, y tendremos muchísimas más posibilidades de ganar la batalla, si son 3 los que atacan al jefe en vez de tu solo. Eso sin mencionar que cuando recién llegamos a una nueva zona, conviene tener alguien en el equipo que sepa que camino es el que debemos tomar.  Para invocar a otros jugadores, necesitamos de un objeto consumible llamado Cura del Dedo Doblado. Cada vez que queramos invocar jugadores a nuestro mundo, gastaremos una. Lo bueno es que podremos crear una solo con 2 flores de terrahoja, las cuales abundan en el campo abierto. 

Y si queremos explorar una nueva zona, que mejor que hacerlo sin correr el riesgo de perder tus runas. Con los objetos Dedo Doblado de Tiznado y Efigie Dorada Pequeña podrás visitar el mundo de algún jugador que necesite ayuda. Estos son objetos permanentes y no se gastan, así que podemos hacerlo cuantas veces queramos. La diferencia entre ambos, es que con el primero nos pueden invocar de cualquier parte de este sector, mientras que en el segundo, solo de donde dejamos la marca.  Visitando otros mundos podremos ir ganando experiencia y conociendo de arriba a abajo la zona donde has sido invocado, y lo mejor es que si te matan o muere el anfitrión, regresarás a tu mundo con todas tus runas, de manera segura.  Esta opción no solo es útil para conocer la zona sin riesgo, sino que también es una excelente manera de farmear. 


Como en Dark Souls, no solamente podremos visitar otro mundo para ayudar a alguien, sino que también para invadirlo y atacarlo.  Acá también encontraremos un par de objetos que nos permitirán poner marcas en otros mundos para ser invocados para competitivo. En donde para ganar, tendremos que vencer al anfitrión del mundo. Al igual que para el cooperativo, para ver las marcas de invasión,  solo tendremos que gastar un Cura de Dedo Doblado. 

A diferencia de Dark Souls, el proceso para jugar en multijugador es super sencillo. Ya que para traer gente a tu mundo, solo debes usar un objeto muy sencillo de crear en cantidades. En Dark Souls debías comprar un objeto medianamente caro para dejar de ser hueco, y lo malo es que podrían invadirte sin permiso. Si te mataba un invasor o un enemigo por el camino, debías comprar nuevamente este objeto e intentarlo nuevamente con mucho cuidado. Al ser la Cura de Dedo Doblado un objeto mucho más sencillo de obtener,  y al no haber generalmente invocaciones indeseadas, podremos usar el multijugador sin miedo, invocando constantemente ayuda. 



El mundo de Elden Ring está dividido en varias zonas, cada una con su propio mapa y que puede tener un ecosistema muy distinto a la otro. Por ejemplo en Necrolimbo lo que abunda son grandes bosques y campo abierto lleno de césped, generalmente un ecosistema lleno de vida. Mientras que en Liurnia tenemos lugares más nublados, donde encontraremos grandes pantanos. Por otro lado, Caelid está lleno de Pobredumbre Escarlata, y las aguas u otros sitios donde se concentra en mayor proporción pueden envenenarnos. Y si esto fuera poco, en muchas zonas encontraremos sitios subterráneos que no aparecen en los mapas de tierra firme, y en donde encontraremos muchas zonas para ser investigadas. 

Lo interesante del planteamiento de Elden Ring es que nos encontramos continuamente con nuevos sitios, pero siempre sentiremos la sensación de lo desconocido, de ir con cuidado, de no dar un paso en falso porque en cualquier momento nos puede saltar un boss. Esa sensación de no saber si donde estamos yendo es una zona que ya toca visitar o si estamos adentrándonos a una zona que aún no deberíamos de entrar, nos creará cierta sensación de tensión, que hará mucho más emocionante cada minuto del juego. Por eso recomendamos a los jugadores, eviten jugar con guia. Tómense su tiempo en explorar, perderse, aprender por sí mismos. Verán que valdrá la pena. 


La cantidad de jefes que encontraremos en Elden Ring es demencial. Si los anteriores Souls siempre tenían jefes opcionales, podemos afirmar que estos no eran ni la tercera parte de los principales. Acá hay 3 o 4 veces más jefes opcionales que principales, y aunque algunos de estos no nos dan una recompensa como lo ameritaría, el simple hecho de encontrarlos y haberlos podido derrotar, de hecho ya será todo un logro para nosotros.

Sobre la duración del juego, si ya sabemos que hacer, contamos con la habilidad necesaria, y vamos solo por la ruta de misiones principales,  el juego podría tardarnos 25 horas, a lo mucho. Si es nuestra primera visita. Lo más probable que las horas que nos tome por terminarlo, borden las 80, que pueden pasar fácilmente las  100, dependiendo lo completistas que busquemos ser. 




Respecto a la conexión para el multijugador. Si lanzamos una seña de invocación a otro mundo, no pasarán ni 10 segundos para encontrar a alguien que nos llame. El problema es cuando queremos invocar jugadores en nuestro mundo, como hay tantos usuarios jugando,  cuando reaccionamos en ver su marca en el piso, es muy probable que otro jugador ya lo ha invocado a su mundo. Por lo que para conseguir nuestro equipo de 3, a veces habrá que ser paciente. 

Gráficamente el juego tiene mucho de Dark Souls. Si viéramos a alguien jugando el título y no supiéramos de la existencia de Elden Ring, daríamos por hecho que la persona está jugando Dark Souls. No obstante, estos escenarios abiertos y esta locura creativa de Miyazaki+ George R.R Martin, dan el juego una capa más de misticismo-. Por otro lado, el diseño de los jefes también consigue ser algo superior, y sobre todo, mucho más variado. 

Jugamos el título en una PS5 y contamos con Modo Rendimiento y Modo Calidad.  En el modo calidad el juego va a 4K con 30 FPS como mínimo, aunque generalmente permanece en 40. Podemos decir que visualmente es lo más cercano a como fue concebido y por eso si jugamos en un televisor grande, y cerca a la pantalla, elijamos esta opción para apreciar este maravilloso mundo a tope. Por otro lado, el Modo Rendimiento nos baja la resolución a 1620p y se pierden algunos pequeños detalles, pero tendremos unos 60 fps estables a todo momento. Si te importa la calidad visual, entonces solo deberías elegir esta segunda opción si estás jugando en una pantalla 4K pequeña o si estás jugando a más de 2 metros y medio de distancia del televisor. Respecto a los tiempos de carga, para iniciar el juego, lo máximo que deberemos esperar son 7 segundos. 

Respecto al sonido, definitivamente la corona se la lleva su banda sonora, acompañando sutilmente cada zona que visitemos. Algunos efectos de sonido están bien, pero tampoco notamos mucha evolución, en general se siente muy souls. Respecto a las voces, lo ideal es jugarlo en inglés para sumarle este misticismo del dejo inglés, para así darle más toque medieval. Finalmente, recomendamos jugar con headsets. Aunque no tengamos sonido 3D, la mezcla sonora consigue ser inmersiva, y realmente estaremos concentrados más a cada estímulo, jugándolo así.  



Conclusión:

Elden Ring es la evolución del género souls. Un mundo inmenso con distintos ecosistemas que nos invita a ser explorado hasta el más alejado recoveco. Elden Ring es igual de exigente que Dark Souls, pero también consigue ser más permisivo para quienes lo necesiten, haciendo más simple el multijugador, con un sistema de viaje rápido más práctico, un equipo que no gasta con el uso o por la posibilidad de irte a cualquier otra parte a seguir explorando, si por el momento no puedes con el jefe de turno. 

La fusión de Miyazaki con George R.R Martin ha conseguido darnos un mundo que es arte puro, sumado a un sistema de combate que funciona excelente y un sistema de progresión, que le seguirá el paso a cualquier tipo de jugador.  Definitivamente esta es uno de las notas perfectas que no se dudan ni por un segundo, y va a ser difícil que alguien este año ose robarle el título de GOTY. 

Lo bueno:

- Inmenso mapa con distintos ecosistemas
- Gran cantidad de jefes
-  El juego es más permisivo, dándonos opciones por si no podemos superar algunas parte. 
-  Jugabilidad excelente 
- La sensación de exploración
- Sigue siendo una mezcla de frustración y satisfacción como cualquier souls

Lo malo: 

- Cuando queremos invocar jugadores en nuestro mundo, como hay tantos usuarios jugando,  cuando reaccionamos al ver una marca en el piso, probablemente otro jugador ya lo ha invocado a su mundo.




NOTA
100/100

Análisis hecho con un código de PS5/ PS4 brindado por  Bandai Namco


Publicar un comentario

0 Comentarios