Análisis: Dynasty Warriors 9: Empires

Probamos el nuevo musou de Koei Tecmo y juego derivado de Dynasty Warriors 9. Luego de varias horas de juego, te contamos nuestra opinión final. 


Koei Tecmo publicó este 15 de febrero el título musou Dynasty Warriors 9: Empires. El juego llega a PlayStation 4, PlayStation 5, Xbox One, Xbox Series, PC y Switch, y luego de adentrarnos a su mundo por más de una semana, te contamos nuestra opinión final.

Desde la  tercera entrega, en la época de Xbox y PlayStation 2, la saga Dynasty Warriors empieza a tener entregas derivadas. Con la salida de Dynasty Warriors 4 para las mismas consolas y PC, nacieron las versiones 'Empires', y hasta la fecha, por cada entrega principal que sale de la saga, llega también una versión Extreme Legends y una Empires.  ¿Ahora en qué se diferencia la versión Empires? Bueno, este es prácticamente el mismo musou que propone Dynasty Warriors, pero con la diferencia que se suman mecánicas de gestión y decisiones sobre tu imperio y conquista.  O sea vivirás la guerra como en cualquier Dynasty Warriors, pero participando en las decisiones políticas entre batalla y batalla. 


Dynasty Warriors 9:  Empires cuenta con 8 campañas que podemos abordar en el orden que queramos. Si quieren una propuesta de orden, podrían seguir el orden cronológico en el que está ordenado las campañas, empezando con La Rebelión de los Turbantes Amarillos (año 184), siguiendo por la Alianza contra Dong Zuo (190) y así sucesivamente.

Una vez elijamos una campaña podremos elegir entre tomar uno de los personajes disponibles o crear nuestro propio personaje. Lo interesante, es que en la creación de personajes puedes diseñar con ciertas libertades de contexto histórico, poniendo trajes de institutos o accesorios no de acuerdo a la época. Otro detalle interesante es que tendrás libertad de edición de facciones y forma del cuerpo, independientemente de su sexo. 


Antes de empezar a jugar tomaremos un tutorial de movimiento, pero si queremos algo más amplio en el menú principal tendremos un apartado de tutorial de batalla, de ataque y de defensa. Además podremos encontrar otros apartados interesantes, como galería, enciclopedia, opciones generales o un editor para tu personaje creado. 

Estamos ante un musou, que se podría diferenciar principalmente de Samurai Warriors en que sus misiones generalmente están enfocadas en el asedio a una fortaleza. Acá cobran más importancia los Arietes, arpones, escaleras y otros objetos para quebrar las puertas o entrar dentro de territorio enemigo. Como en todo musou, las batallas son multitudinarias, y los enemigos volarán por los cielos con los golpes, como si de cartón se tratase.  Otra diferencia con los Samurai Warriors, es que los mapas son menos pasilleros o con caminos multiples, por así decirlo. Acá simplemente será un cuadrado en donde se ubicará la fortaleza y estará rodeada de campo abierto.  

Nuevamente estaremos acompañados de un ejército, aunque siempre más reducido al bando contrario. Lo malo es que realmente ni uno de estos aliados parece ayudar realmente en batalla, aunque si terminan siendo muy útiles para el uso de objetos para romper la seguridad de la fortaleza, por ejemplo. Las batallas tendrán casi siempre el objetivo final de destruir a un general, al menos que sea una partida de defensa, casi siempre estos generales se situarán dentro de la fortaleza. Después de la batalla recibiremos experiencia y podremos subir de nivel junto a los otros generales, y también podremos sumar más aliados a nuestra causa. 


Nuestro personaje aparte de tener las acciones de ataque clásica,  podrá acceder a un menú de acciones en batalla presionando los gatillos, y con esto podremos pedir ayuda de los otros generales o también realizar nuevas habilidades de batalla. A esto se le suma un botón de reacción para luego de darle una paliza a un general,le podrás dar un golpe aturdidor o de gracia.  Además también cada personaje tendrá su ataque especial.

Las batallas pueden durar entre 10 a 20 minutos dependiendo el tipo de misión. Y una vez tengamos unas cuantas horas de juego y unas cuantas batallas ganadas, notaremos que el juego se empieza a poner repetitivo. Si a esto le sumamos ni una sola reacción dentro del mando al golpear y un escenario realmente genérico, tendremos que encontrar otros motores en el juego que nos incentiven a pasarte esas 8 campañas. 

Nuestro personaje también subirá de nivel y así subirá distintos stats como salud, ataque, defensa, velocidad, destreza con arco y musou. También podremos cambiar su arma principal, su arma a distancia, su caballo, y hasta colocarle un artefacto, que dependiendo cual equipemos, tendremos un distinto número de gemas a equipar, que nos darán ciertas ventajas en batalla también. 

En Empires, a diferencia de Dynasty Warriors 9 tradicional,  tomarás decisiones y, tendrás voz y voto, sobre las acciones de gestión que haga tu reino. Cada acción significará un mes del año y tendremos que aprovechar esos meses de calma entre batalla y batalla para conseguir raciones, dinero, comercio, saqueo entre otros. Muchas veces, incluso, podremos pasar por alto las batallas, eligiendo no unirte a la invasión en curso. 

Entre los apartados que encontraremos en este modo gestión encontraremos Asuntos Interiores donde encontraremos lo de raciones, comercio y todo lo anteriormente mencionado; acciones de Recursos Humanos como dimitir, transferir, o incluso en ciertas condiciones, traicionar o independización; en el apartado Diplomacia, encontraremos opciones de soborno y explorador; en Asuntos Miliares encontraremos reclutamiento, alistamiento,entrenamiento, mejorar defensas, sabotaje, entre otros; en Batalla, ante ciertas condiciones podemos elegir invadir o defender.

Finalmente podremos encontrar las opciones descansar, comprar y pasear. En este último modo podremos conversar con los NPC del juego y otros militares , aprovechando para mejorar la relación entre ellos también o jalarnos a alguno que otro oficial a nuestras filas.  


A diferencia de un Samurai Warriors o un Dynasty Warriors normal, la saga empires es una donde el texto cobra mucha más importancia. Pues sin el conocimiento del idioma estaremos perdidos en la gestión. Es por eso que se agradece que hayan textos en español, cuando es bien sabido, que muchas veces no se toman el trabajo de traducir a nuestro idioma este tipo de juegos de Koei Tecmo, si es que no son musous para Nintendo (Hyrule Warriors/ Fire Emblem Warriors). 

Gráficamente el juego luce igual como lucía Dynasty Warriors 9, obviamente el mismo motor y mucho contenido que se conserva. Si bien 4 años no son muchos, la entrega original ya se veía algo desfasada en el 2018. Como todo Warriors sabemos que la intención es meter cientos de personajes en pantalla y por ese mismo motivo no se puede abusar de la potencia gráfica y las texturas, porque sino tendríamos un juego menos fluído. Pero si con la versión de PS4, jugando en una PS5, el Samurai Warriors 5 se veía mucho mejor, no me explico como la versión nativa de Dynasty Warriors 9: Empires de Xbox Series X, consiga verse tan mal. 

En la nueva generación de consolas, el juego cuenta con dos modos, rendimiento y calidad. Afortunadamente en ambos, el juego va super fluido. En rendimiento tenemos 60 fps estables, mientras que en calidad, va a 40 con caídas y subidas, super infrecuente, pero siempre conservándose arriba de los 30.  En cuanto a la imagen, si ya de por sí el modo calidad se ve simplón, el modo rendimiento tiene un popping más agresivo y menos detalle en la imagen. Si están dudando en qué modo jugar, nuestra recomendación es irse por calidad, porque tendrás un framerate totalmente decente y lo podrás apreciar de la mejor manera posible. 

Respecto al sonido , juego cuenta solo con voces en japonés. El trabajo del doblaje es muy bueno y ayuda a adentrarnos más a este mundo. En cuanto los efectos de sonido son cumplidores, pero tampoco hay grandes mejoras o distintivos respecto a otros musou. Finalmente, sobre el soundtrack es sobresaliente. Con varios temas ya conocidos y otros nuevos, consiguen dar en el clavo en cada momento del juego, ya sea en los momento de batalla, como de gestión.


Conclusión: 

Dynasty Warriors 9: Empires definitivamente no es la mejor propuesta musou actual, pero seguro será de interés para los fanáticos de la franquicia, y sobre todo para quienes esperaban una nueva entrega de esta sub saga Empires.  El juego tiene gran cantidad de contenido y las posibilidades son muy amplias, pero puede sentirse muy repetitivo y definitivamente el poco pulido gráfico tampoco ayuda. 

Lo mejor 

- Tiene textos en español 

-  8 Campañas seguidas cronológicamente

. OST destacable

- Todo el apartado de creación de personaje


Lo malo

- Gráficamente desfasado y mal optimizado. Tal vez si no hubiera salido con versiones nativas para consolas de nueva generación, sin aprovechar sus ventajas, esto hubiera pasado un poco más desapercibidos. 

- Hace falta vibración en los golpes, el juego se siente sensorialmente poco inmersivo

-  Llega a sentirse repetitivo


NOTA
67/100

Análisis hecho con un código para Xbox Series brindado por Koei Tecmo

Publicar un comentario

0 Comentarios