Análisis: Pokémon Diamante Brillante y Perla Reluciente

Un remake correcto, pero ni brillante, ni reluciente


Nintendo y The Pokemon Company lanzaron el 19 de noviembre los remakes Pokémon Diamante Brillante y Perla Reluciente para Nintendo Switch. Estas nuevas versiones intentan revivir la experiencia de juego que tuvimos en Nintendo DS en el 2007, pero con ciertas novedades y facilidades. ¿Está a la altura de otros grandes remakes de la saga como Soul Silver, Heart Gold, Alfa Zafiro u Omega Rubí? Te lo contamos a continuación.

Llegaba el año 2007, y aunque aún había mucha gente jugando Pokémon Esmeralda y otros títulos de la saga en GameBoy Advance, el Nintendo DS inauguraba su primer Pokémon de nueva generación que llegaba en las versiones Diamante y Perla. La evolución estaba a la vista y si bien en primer lugar llamó la atención la evolución gráfica, cuando le pusimos las manos nos voló la cabeza con funciones como pantalla táctil o la posibilidad de poder cambiar Pokémon con personas de cualquier parte del mundo, vía WI FI, mientras que a su vez, conocíamos que significa WIFI.  Y si para ser justos, Diamante y Perla no trajeron precisamente las campañas más divertidas, estas estaban llenas de secretos y contenido adicional para darle un tiempo de vida importante después de terminar el juego, sin contar todas las posibilidades de multijugador, que con el online, la experiencia Pokémon estaba tocando la cima.



Cada generación de portátiles nos ha traído 2 juegos nuevos de la saga y un remake, por lo que cada vez la entrega original a la reconstrucción tienen una diferencia de años más grande, y por eso mismo esperamos un remake más sorprendente. GameBoy Advance se encargó de dar vida los remakes de la primera generación en sus versiones verde y rojo; Nintendo DS trajo los remakes de la segunda en sus versiones Silver y Gold, mientras que Nintendo 3DS trajo los remakes de la tercera generación con las versiones Rubí y Zafiro. Cada remake era más sorprendente que el anterior, es por eso que la ilusión por Diamante y Perla estaba en el tope, y cuando vimos el estilo gráfico del juego ya pudimos suponer que se podía estar trabajando en algo solamente para cumplir. Peor aún cuando nos enteramos que la desarrolladora responsable no sería GameFreak, sino ILCA, porque la primera estaría ocupada trabajando en algo nuevo "Pokémon Arceus".

Pokémon Diamante y Perla nos transporta a Sinnoh. No hay mucho que decir sobre las bases de la historia, pues es prácticamente la misma: un chico en camino a convertirse en maestro Pokémon, desde el momento que encuentra a su primer Pokémon hasta que se consigue las 8 medallas y se convierte en campeón de la Liga. En su camino,se vuelve una molestia para alguna corporación maléfica y termina envolviéndose en místicas historias con Pokémon únicos en su especie, y que en su mayoría están relacionados con la estabilización del planeta como el control de los mares, la tierra, el tiempo, espacio o  hasta podemos encontrarnos con el mismo Dios Pokémon, creador de todos estos seres. 


Sin lugar a dudas, la formula se repite porque sigue funcionando, aunque esté gastada. Gamefreak no puede intentar hacer algo totalmente nuevo, y Nintendo permitirlo, si esto pudiese significar la pérdida de la gallina de los huevos de oro. Probablemente, el primer gran intento por hacer algo nuevo de las magnitudes de la saga principal, sería Pokémon Arceus, aunque esto no signifique desligarse de saga principal. Aunque fuera de eso, cada generación de Pokémon ha ido dando pasitos para mejorar la experiencia de juego e ir dando soluciones para evitar el repetitivo farmeo, conseguir MT más fácil o para conseguir tus Pokémon favoritos de maneras más sencillas y variadas.

Pokémon Diamante Brillante y Perla Reluciente termina siendo una mezcla no bien pensada de la jugabilidad clásica con las innovaciones de las nuevas generaciones. Por un lado, se agradece la inclusión del repartir experiencia integrado, ya que nos ahorramos un montón de farmeo, pero por otro, nos encontramos con apariciones de Pokémon salvajes super repetitivas, y gran cantidad de entrenadores con Pokémon también repetitivos con los que muchas veces terminamos luchamos apretando A por inercia. 

Durante nuestro viaje ante los 8 gimnasios y la Liga podíamos ver que, fuera del mundo subterráneo, todo sigue igual como en el juego clásico, al menos hasta la Liga. Y si bien el juego, en esas épocas ya se sentía algo repetitivo, ahora teniendo como ventaja más niveles en nuestros Pokémon por la experiencia compartida integrada, probablemente sintamos que fuera de la Liga Pokémon, todas las batallas están regaladas. En un momento a partir del 3ro o 4to gimnasio, nuestra experiencia recibida en todos los Pokémon terminan cogiendo una importante ventaja con la experiencia que realmente deberíamos estar recibiendo en el original, lo que ocasiona niveles mucho más altos de los que deberíamos tener. Y ni que decir si nos ponemos a entrenar en el mundo subterráneo, por lo que recomendaríamos a los jugadores no explorar bien este sitio hasta que terminen La Liga.

La diversión puede llegar precisamente a partir de este punto, teniendo la Pokedex nacional el juego se toma sus ciertas licencias y nos da la posibilidad de encontrar Pokémon de las 4 primeras generaciones, incluyendo todos los Pokémon legendarios, aunque claro, divididos en las dos versiones. Los únicos Pokémon legendarios de las 4 primeras generaciones que no podremos conseguir por el momento son Darkrai,Shaymin y Arceus, que seguramente llegarán en actualizaciones o conectándolo con próximo título Pokémon Arceus.  


Otro de los cambios del juego es que al no tener doble pantalla como el DS, han tenido que colocar el Pokereloj de la mejor manera posible, como un mini menú en la parte superior derecha. Ahora podríamos ver que su existencia no tiene mucha lógica, pero teniendo en cuenta que es una adaptación de la segunda pantalla, tiene sentido, aunque ya no resulte igual de funcional. Lo bueno es que siempre puedes ocultarla y abrirla solo en los momentos que necesites, si no queremos que siempre esté ahí tapándonos pantalla. 

Otra de las adaptaciones que aplaudimos es que, como en los últimos juegos, se han desvinculado totalmente las MO del panel de 4 ataques de nuestro Pokémon. Para la mayoría, si no es que para todos los jugadores, era molestoso tener que cargar con Pokemon con los Movimientos Ocultos, ya que debíamos sacrificar ataques estratégicos para ellos, o debíamos cargar un Pokemon que albergue todas esas MO, para no tener que malograr los ataques de los otros. Lamentablemente con las MT sí damos un paso atrás y vuelven a ser de un solo uso. 

Otra de las partes del juego donde sufre cambios es en el concurso de belleza, aunque esta vez para mejor. Si bien lo de la creación de Pokochos se adapta fielmente la preparación con el táctil al joystick, los concursos se simplifican y se hacen más divertidos. Ahora en estos concursos deberemos seguir una secuencia de ritmo con los botones y no se tratará de ir eligiendo diversos ataques en cada turno. 

Como mencionamos uno de los añadidos más importantes es la renovación total del mundo subterráneo, en el que ahora no solamente deberemos excavar para encontrar fósiles, piedras de evolución y otros objetos, sino que ahora podremos encontrar Pokémon Salvajes, y a diferencia del mundo normal, acá podremos verlos paseando en su habitad y no ocultos en el pasto. Los mejor es que la variedad de estos es mucho más atractiva que arriba de la tierra, y estos Pokémon siempre estarán en un nivel similar al tuyo, por lo que será también un excelente lugar para farmear. Además en las excavaciones, ahora podremos encontrar unas estatuas coleccionables con las que podremos decorar nuestra base. 

Respecto a la duración, sin contar las funciones online, podríamos decir que los remakes tienen más horas de contenido para explotar. Aunque para vencer la Liga y sacar los primeros créditos, no bastará más que 25 horas, un promedio de 5 horas menos que la entrega original, dadas las facilidades que el remake nos da. 

Gráficamente el juego toma un estilo chibi , muy similar a Zelda Link's Awakening Remake, pero no tan creativo, estilizado, ni cuidado. Pokémon Diamante y Perla si bien era un juego en 2D, sus sprites tenían cierto efecto 3D que les caía muy bien en su época. Ahora sí, todo se traslada al 3D, aunque obviamente, la cámara se mantiene estática en el mapa. Generalmente el juego luce bien, pero carece de espíritu propio, no sorprende. Donde llega a lucirse mejor es en las batallas, ofreciéndonos unos gráficos entre Pokémon Let'Go y Pokémon Espada/Escudo. 

Respecto al sonido, tenemos reversiones de los temas de DS totalmente actualizadas y nuevos efectos de sonido, más acordes a los últimos juegos. Aunque si eres nostálgico y quieres revivir la música original, podrás hacerlo siguiendo ciertos pasos, luego de pasar la Liga. 

Respecto a las versiones, la diferencia básicamente estará en los Pokémon que podremos encontrar. La mayoría de Pokémon capturables están en ambas versiones, pero habrán 37 exclusivos de Perla y 37 exclusivos de Diamante, como siempre, para fomentar el cambio y la socialización. Entre las diferencias destacan que Dialga, Raikou, Entei, Suicune y Ho-Oh solo se podrán conseguir en Diamante Brillante, mientras que Palkia, Articuno, Zapdos, Moltres y Lugia solo podrán conseguirse en Perla Reluciente. 




Conclusión: 

Pokémon Diamante Brillante y Perla Reluciente son remakes correctos, pero no brillan por luz propia, ni suponen una evolución a la experiencia original, como otras veces. En muchas oportunidades se siente como un remake muy mecánico y carente de personalidad, sin embargo, es funcional para volver a vivir la experiencia de Diamante y Perla. 

Lo mejor: 

-  La remodelación del subterráneo

-  Todos los Pokémon disponibles post game

- Es una manera actualizada de volver a vivir la experiencia Diamante/Perla


Lo peor: 

- El arco extra de platino no ha sido incorporado

-  El juego merecía un remake mucho más trabajado

-  Pudo hacerse unos cambios en las batallas para no caer en lo repetitivo

-  Los nuevos jugadores probablemente lo encuentren algo aburrido


NOTA
78/100




Publicar un comentario

0 Comentarios