Análisis: Asterix & Obelix Slap them All!

 Un curioso beat'em up que refleja bien la esencia de la mítica saga, pero peca de repetitivo


El 2 de diciembre Microids puso a la venta Asterix & Obelix Slap them All!, nuevo título Beat' em up con los famosos galos, que llega a PlayStation 4, Xbox One, Switch y PC. Nosotros ya lo jugamos y te contamos nuestra opinión.

Microids, que hace poco nos trajo los remaster de la saga XXL y la tercera entre de esta saga, prueban con otro género para este dúo de galos, presentándonos un título beat 'em up, muy al estilo Final Fight, Street of Rage o Double Dragon, y excelente opción para jugar con un amigo con un segundo mando. El juego cambia totalmente ese estilo de personajes 3D de los XXL para tener un diseño idéntico a la animación, a través de gráficos estilo trazado a mano, que realmente sientan excelente al juego.

Estamos ante un beat 'em up, donde deberemos de luchar a puño limpio contra cantidades colosales de enemigos. El juego se divide en 6 actos, que a su vez están divididos en una cantidad irregular de episodios. Eso quiere decir que mientras en unos actos encontraremos solo 6 partes, en otros llegaremos hasta el episodio 12. Cada capítulo tiene una duración entre 10 a 15 minutos, y para terminar el juego necesitaremos un promedio de 6 a 7 horas. 


Asterix & Obelix Slap Them All! consigue transportarnos desde el primer momento al mundo de estos galos, gracias a su diseño artístico y a sus animaciones. Tanto Asterix como Obelix tienen un movimiento lento, pero una vez estemos unos cuantos minutos a los botones, descubriremos todas sus mecánicas y nos acostumbraremos a su efectivo sistema de peleas, combatiendo con cantidades tan grandes enemigos, que muchas veces consiguen topar toda la pantalla. 

El problema es que, aunque el juego tiene unos cuantos niveles bonus diferentes al resto de él, generalmente el juego termina siendo gravemente repetitivo, golpeando hordas y hordas de enemigos, para simplemente avanzar a otra pantalla y vencer más hordas. Un tema que no ayuda para nada, es que no existen mejoras, dinero para reunir, skins desbloqueables, o algo que nos incentive a seguir matando enemigos, solo un sistema de puntos que realmente importancia no tiene. También se siente la ausencia de ataques especiales o power ups que ofrezcan algún efecto visual y que le dan algo de versatilidad al gameplay.  

Es así que nuestro sentimiento inicial de sorpresa con el juego, se fue deteriorando mientras lo avanzábamos y seguíamos machacando pantalla por pantalla a los enemigos, sin muchas variaciones. Y como si este ritmo de batalla fuera poco, encima tendremos unos cuantos jefes que se repetirán una gran cantidad de veces como Centurión y Barbaroja. 



Por otro lado, los escenarios también son cansadamente repetitivos en los 4 primeros actos, por suerte en los últimos dos, tenemos escenarios mucho más variados:  como una arena, una pirámide, una ciudad de noche, una cárcel ,entre otros, que realmente consiguen darle una variación visual al juego. También en la recta final, tenemos una cantidad más variada de enemigos comunes y jefes, aunque lamentablemente pierden la oportunidad de sorprender con un jefe final impactante, y seguramente cuando lo venzas y salgan los créditos, recién te darás cuenta que fueron "los jefes finales".

Volviendo a la infrecuente división de los actos, también encontramos una división confusa. Por ejemplo muchas veces, no saldrá el mensaje de Fin de Acto, pero seguidamente restarán un par de niveles de ese mismo acto, antes de empezar el nuevo. Es probable que hayan querido tomarlos como interludio, pero realmente el juego no lo deja muy claro.

El cooperativo local para dos jugadores es el modo recomendado para este título. Con un amigo al lado, es mucho más llevadero y digerible su jugabilidad repetitiva, incluso como en nuestro caso, esa repetición puede ser un motivo más para echarnos unas risas y pasarla bien. El cooperativo local también torna el juego más sencillo, puesto que es la única forma de tener a los dos galos en pantalla. Al jugarlo de uno, podrás controlar a Asterix u Obelix, podrás pedir revelo en cualquier momento del nivel, pero el que no uses descansará y no se quedará en pantalla controlado por la IA.

Ya sea si jugamos en solitario o en cooperativo, si uno de los 2 galos muere, tendremos que empezar todo el episodio desde 0. Si bien hay niveles cortos, también hay algunos un poco más largos, y muchas veces serán también los más difíciles, así que habrá que tener cuidado y dosificar entre los dos jugadores los alimentos para recuperar vida. Una misma grabación de nuestro juego puede pasar de cooperativo a solitario y viceversa, por lo que puedes seguir tranquilamente solo tu progreso, si es que tu amigo no está disponible. Una vez terminemos con la campaña, tenemos la opción de rejugar el título por capítulos, en un modo libre. 


Narrativamente el juego cumple, al estilo comic nos va contando la historia entre episodio y episodio. Donde le darán contexto a nuestras aventuras, además de presentarnos a una gran variedad de personajes. Muchos de estos interludios cuentan con actuaciones de voz y la historia es simple de seguir sin hacer mucho esfuerzo. 

El juego lamentablemente también tiene unos cuantos bugs, casi siempre serán enemigos que se quedan atorados en las pantallas no visibles a los costados, y generalmente bastará con pegarnos a la pantalla y quedarnos un rato ahí golpeando para dar con el enemigo y pasar a la siguiente pantalla. Solo una vez tuvimos que reiniciar el capítulo, cuando cargando a un enemigo Obelix se quedó totalmente paralizado, sin reacción alguna.


Gráficamente el juego es una belleza. Nosotros lo jugamos en Nintendo Switch que es la plataforma menos potente de las que está disponibles y nos llevamos una grata sorpresa, con gráficos super nítidos, sin bordes de sierra ni nada por el estilo. Unas cuantas veces los frames bajaban al haber muchísimos enemigos en pantalla, pero no malograba para nada la experiencia jugable, y es más nos hacía recordar tales situaciones en las maquinas de 16 bits. Resaltamos el diseño de todos los personajes, que  se ven mucho mejor de los que realmente son, pero obvio con una fidelidad de diseño espectacular. 

Respecto al sonido, destaca el OST de estilo medieval europeo que acompaña excelentemente todo el juego. Los efectos de sonido también están muy bien logrados y las voces en inglés muy correctas, expresando sentimiento, pero sin tomársela muy en serio. El juego llega con textos en español, algo que por suerte Microids siempre tiene en cuenta. 


Conclusión: 

Visualmente fascinante, pero con una jugabilidad repetitiva que tiene mucho que pulir. Si bien traer a Asterix & Obelix al mundo de los beat 'em up  es una excelente idea que debió ser concebida antes, aún falta mucho camino por recorrer para ser un juego completo por todos los frentes. Recomendado igualmente para los fans de la franquicia y para quienes estén en búsqueda de aventuras cooperativas offline. 


Lo mejor

- Jugarlo en cooperativo

- Estilo gráfico usado

-  En Switch se ve muy bien

- El OST

Lo peor: 

- Muy repetitivo

- Los mismos jefes aparecen varias veces

 - División de actos confusa

- No tiene factores que lo hagan rejugable


NOTA 
70/100

Análisis hecho con un código para Nintendo Switch brindado por Microids*








Publicar un comentario

0 Comentarios