Análisis: Moto G30

Moto G100, Moto G50, Moto G30 y Moto G10 son los nuevos integrantes de la familia G y ahora nos toca analizar el Moto G30, el 2do modelo más ecónomico de la linea.  Nosotros ya lo probamos un par de semanas y estamos listos para dar nuestra opinión.


El 13 de abril llegó a Perú el Moto G30, equipo de gama media que llega junto al Moto G10, Moto G50 y Moto G100, que con diferentes especificaciones, cumplen distintas necesidades de los usuarios. El Moto G30 está más cerca de la gama media clásica y está disponible a un precio de 869 soles.

Especificaciones: 

El moto G30 cuenta con 128 GB de almacenamiento (Expandible hasta 512 con micro SD), un  procesador Snapdragon 662 2GHz (el mismo del Moto G9 Play), 4GB de RAM y una batería de 5000mAh con carga rápida de 20 W. Por otro lado tenemos lector de huella en la parte trasera, desbloqueo facial, jack 3.5 mm para auriculares y conector de carga/transferencia USB Tipo C. 

Respecto a sus cámaras; en la parte trasera tenemos 4, la principal de 64 MP Quadpixel con apertura de  f/1.7, Gran angular 8 MP con f/2.2, la Macro de 2 MP con f/2.4 y un sensor de profundidad Profundidad 2 MP con apertura de f/2.4 La cámara delantera cuenta con 13 MP y f/2.2.  Ambas cámaras pueden grabar a 1080p, pero la trasera te permite alcanzar los 60fps en esa resolución.


Un diseño simple, pero elegante

Los diseños de la familia G son muy similares y este se acerca bastante a los anteriores G9, con la diferencia que tenemos una parte de plástico pero con un acabado mate y un elegante color pearl dark pearl, que le da tonalidades azules, verdes y moradas dependiendo de que ángulo lo veas. Tenemos una gran pantalla de 6.5 pulgadas, que aún conserva el clásico borde negro por el que la serie G sigue optando. La caja del móvil incluye cargador, cable, manual y case transparente. Lamentablemente, nos dejan nuevamente sin audífonos, aunque en estos tiempos hay que agradecer que al menos traiga cargador. 

El equipo cuenta con unas dimensiones de 165,22 de largo x 75,73 de ancho y 9,14 mm de alto. Mientras que tiene un peso de 197 gramos. 





Bueno para la fotografía, pero básico para el video 

Respecto al rángo calidad/precio sus cámaras destacan. Sobretodo la cámara principal de 64 MP, la cual puede actuar como una cámara de 16 MP con tecnología quadpixel, que te permite tomar mejores fotografías en condiciones de poca luz u objetos en ligero movimiento; o también puedes optar por una foto la ultra resolución de 64 MP para tener una foto de mucho mayor tamaño y nitidez. 

Si las condiciones de luz son bajas, también nos veremos ayudados del Night vision, el cual puede activarse manualmente como puede aparecer como sugerencia cuando la cámara detecta la luz baja.  

La interfaz de la cámara es super simple tendremos a primera vista solo la opción "Foto" y "Video" y en la tercera pestaña encontraremos tres lineas en donde accederemos a los otros modos, a los que los aficcionados de la fotografía sacarán más provecho. Estos son en fotografía: retrato, recorte, color directo, night vision, cinemagrafía, panorámica, selfie grupal, ultra res, filtro interactivo y modo pro. Mientras que en video tenemos las opciones alternativas: cámara lenta, cámara rápida, calcomanias y color directo. 

Respecto al modo profesional podemos manejar el ISO desde 100 hasta 3200, la velocidad desde 1/6000 hasta 32 segundos, pero la apertura no la podremos controlar, aunque esto se alterará automaticamente según nuestro tipo de enfoque. 

Donde sale perdiendo es en las opciones de captura de video, ya que no tenemos un modo pro y ni siquiera podemos elegir nuestra resolución y frames en las opciones, siendo totalmente automático. Si eres creador de contenido y estás acostumbrado a estas opciones, como también las de manejar distintas proporciones, no encontrarás nada de eso acá. 


Buen desempeño en audiovisual

El Moto G30 es una opción cumplidora para disfrutar streaming y ver videos. Como mencionamos tenemos una pantalla de 6.5 pulgadas, con una resolución HD+ de 720 x 1600. O sea, un tipo de 720p que va acorde a la proporción del celular. Lo bueno y llamativo de este celular, y que es un raro añadido en celulares de gama media, es que la pantalla cuenta con una tasa de refresco de 90Hz, lo que permite ver el contenido con mayor fluidez. Aunque esta opción consume más batería, se le puede sacar provecho en toda situación, jugando, video un video, haciendo multitarea o incluso leyendo. 

Los consumidores de Netflix y Youtube estarán encantados con este equipo, porque ambas apps están optimizadas para explotar sus características en esta app. Por ejemplo, en Youtube podemos controlar con movimiento de dedos algunas opciones como salir de la pantalla de pausa o estirar la pantalla con simplemente jalarla hacia los bordes. Aunque donde no hemos estado muy contentos es con la app de Amazon Prime Video, que parece resistirse a reproducir el contenido en alta calidad.  Es importante mencionar que el límite de reproducción de streaming para el equipo es de 1080P con 30 fps en apps de streaming y 1080p 60 fps en Youtube.

El brillo de la pantalla se defiende muy bien, y aunque la densidad de colores del equipo no es muy alta (269 ppi), reproduce muy bien los colores en contenido audiovisual. La gran fortaleza de la serie G, como siempre son unas bocinas potentes, y esta no es la excepción, pudiendo reproducir altos y bajos excelentemente, incluso en lo volúmenes más elevados. 



Gran equipo de gama media para juegos

El Moto G30  es un excelente equipo para gaming en 720p. Que la resolución de la pantalla no sea tan alta, nos ayuda a mover juegos con fps fluídos, además de tener efectos y texturas en alta calidad, logrando un desenvolvimiento sorprendente. Su pantalla de 90HZ le permite ver los 60 fps super fluidos, e incluso mostrar fps más altos. 

Hemos podido jugar Call of Duty Mobile con resolución muy alta y rendimiento de FPS alto, mientras que en Crash on the Run! se luce con animaciones super fluídas que pareciesen estar por arriba de los 60 frames por segundo.  El equipo también responde muy bien a juegos que piden muchos recursos como Genshin Impact, teniendo un desempeño destacable.



Como es de costumbre contaremos con la presencia del Game Time de Motorola,  que al activarse automáticamente cuando iniciemos un juego nos da la posibilidad de desactivar llamadas y notificaciones, para no interrumpir nuestro tiempo de juego, además de optimizar el rendimiento para destinarlo a los recursos que la app del juego necesita y darnos la posibilidad de tomar capturas fáciles.

Eso sÍ, el desempeño en videojuegos es muy similar al que ofrece el G9 Play y G9 Power, pero termina quedando atrás del Moto G9 Plus, aunque recordemos también que el G30 es 400 soles más barato que el último mencionado. Este equipo demorará también en calentarse, por lo que podrás jugar más tiempo sin preocuparte por eso. 



Conclusión: 

Moto G30 es un equipo de gama media muy bien balanceado, en el que solo cojea la simplicidad de las opciones de grabación de video. Recomendado para todos los que quieran un equipo todo terreno por debajo de los 1000 soles, a excepción de quienes quieran usarlo especialmente para grabación de contenido en video. Sobresale su pantalla de 90 Hz, su cámara principal de 64MP (Quadpixel) y su buen rendimiento en juegos.


Lo bueno:

- Buen desempeño en juegos
- Diseño elegante
-  Frecuencia de actualización de pantalla de 90Hz
- Su cámara principal quadpixel de 64 MP.
- Muy buen postprocesamiento de fotos.

Lo malo

- No tiene opciones en la grabación de video
- 4 de RAM
- No supone una gran evolución con la serie MOTO G9. 


NOTA
83/100


Nota en base a especificaciones y relación entre calidad/precio*


No hay comentarios.