Conoce el diseño minimalista de los televisores Neo QLED 8K de Samsung

 La pantalla Infinity, un aspecto único del diseño de los televisores Samsung, maximiza la inmersión al reducir la cantidad de biseles a casi nada. 


Cuando se trata de eliminar elementos innecesarios del diseño, la primera etapa del proceso es determinar qué aspectos son esenciales. Al diseñar sus televisores, Samsung sigue una estética de evolución del diseño que aporta valor a través de una eliminación cuidadosa en lugar de adiciones innecesarias.

Si bien la funcionalidad sigue siendo una parte crucial del diseño de cualquier televisor, los diseñadores de Samsung también se centran en la experiencia de visualización, ampliando el alcance del diseño desde las consideraciones del espacio donde se coloca un televisor hasta la forma en que los otros dispositivos se conectan a él. A través de una cuidadosa investigación de los diversos estilos de vida y entornos de visualización de los usuarios, se han eliminado del Samsung Neo QLED 8K los factores que podrían dificultar potencialmente la inmersión visual, de modo que todo lo que queda sirve solo para disfrutar del contenido que deseamos en el televisor.



Eliminando límites

La pantalla Infinity, un aspecto único del diseño de los televisores Samsung, maximiza la inmersión al reducir la cantidad de biseles a casi nada. Los límites de Samsung Neo QLED 8K se han reducido a casi cero gracias a avanzadas tecnologías y procesos de diseño. Su marco de acero inoxidable de 0.8mm elimina el límite entre la pantalla y su entorno, dando la ilusión de que la pantalla está flotando. Para eliminar aún más cualquier obstáculo a la experiencia del espectador, el logotipo de Samsung también se ha reducido de tamaño para que el producto en sí, no solo su nombre, se destaque como el ícono. 

A pesar de su apariencia delgada, el rendimiento del televisor es poderoso gracias a la inclusión de tecnologías innovadoras. Los sistemas de altavoz y subwoofer implementados con precisión en la parte posterior de la pantalla emiten una calidad de sonido lo suficientemente rica para no requerir un altavoz adicional, y gracias a la tecnología de IA, los usuarios pueden disfrutar de sonidos optimizados sintonizados con su contenido y entornos. El Neo QLED 8K ofrece a los espectadores una inmersión tanto desde el interior, como desde el exterior de la pantalla – todo envuelto en un modelo delgado y elegante.



Reinventando One Connect

Uno de los principales beneficios de un televisor de pantalla grande es la capacidad de una inmersión real y vívida en su contenido favorito, pero si el área que rodea al televisor es una distracción, esta agradable experiencia puede interrumpirse. 

Los televisores de la pared generalmente requieren accesorios integrados tanto en el producto como en la pared en la que se posicionan, mientras que los televisores parados requieren mesas u otros muebles que pueden desordenarse rápidamente. Para evitar cualquiera de estos inconvenientes, Samsung ha rediseñado el One Connect, optimizando su tamaño y grosor mediante una cuidadosa consideración de los diferentes entornos en los que podría ubicarse, y modificando su apariencia, brindándole un diseño de placas que hacen que su instalación sea fácil y ordenada.

Adicionalmente, como parte de este rediseño del One Connect, Samsung presentó un nuevo accesorio: el One Connect Delgado Extraíble, que puede utilizarse como soporte de TV. Si bien el soporte siempre ha sido un componente integral del diseño de los televisores, éste no ha desempeñado ningún papel más que el de apoyo de pantalla, hasta ahora.

Además de la eficiencia de espacio y el beneficio estético que ofrece el One Connect Delgado Extraíble, los elementos del televisor por sí solo se han reorganizado para preservar la inmersión y priorizar tanto la facilidad de uso, como el cambio de la ubicación del módulo de entrada de cable de la parte posterior del televisor al costado del soporte One Connect Delgado Extraíble para un acceso continuo.

-

No hay comentarios.