Análisis: Call of Duty: Black Ops Cold War

 Jugamos la nueva entrega de Call of Duty, y luego de una semana de hartas horas de juego, te contamos nuestra opinión

Treyarch y Activision traen un nuevo Black Ops, luego de un año donde Modern Warfare puso la valla muy alta. Call of Duty: Black Ops Cold War está disponible desde el 13 de noviembre para PlayStation 4, PlayStation 5, PC, Xbox Series y Xbox one. Debido a que el PlayStation 5 salió en nuestro país recién el 19 de noviembre, nosotros te hacemos la reseña desde nuestra experiencia de gameplay en el PS4.

Black Ops Cold War nos transporta a los ochentas, a la batalla geopolítica de la Guerra Fría.  Te enfrentarás cara a cara a figuras históricas y verdades incómodas mientras luchas por todo el mundo en escenarios icónicos como Berlín Este, Vietnam, la sede del KGB, entre otros. 


Sabemos que es odioso comparar, pero es inevitable poner frente a frente cada nuevo Call of Duty con el anterior. Call of Duty tiene 3 modos de juegos marcados: campaña, multijugador y zombies. Si comparamos la campaña de Cold War con Moder Warfare, el nuevo título de Treyarch sale perdiendo por bastante; en el caso de su el multijugador, podemos afirmar que ambos tienen casi la misma calidad; y finalmente, en el Modo Zombies, el ganador indiscutible para nosotros es Black Ops Cold War.  

Así que sin más preámbulo, hablemos de sus modos de juego

La Campaña: 

Black Ops Cold War nos presenta una campaña solida, que coquetea con romper lo lineal e introduce lo puzzles de manera abrupta en un nivel donde, por un momento, pensamos estar jugando el remake de uno de los primeros Resident Evil. Pero obviamente, en ningún momento busca deslindarse de ser el shooter desenfrenado donde haremos caer a centenas de enemigo a nuestro paso.

Esta vez el título no nos ofrece ninguna escena controversial memorable, cosa para que parece ser ya más marca personal de Infinity War y sus Modern Warfare. Tal vez, la única escena que más o menos te hace jugar con tus valores es la oportunidad que te metes a una casa de familia y debes dopar a la esposa para robar unas pruebas. Simplemente el título no se arriesga entre lo permitido y no, con lo narrativo, aunque deja en claro en todo momento que los rojos y comunistas, son la peor clase de persona (comprensible en el contexto, suponemos). 

La campaña tiene aproximadamante 4 a 5 horas de duración, un par más si la completamos al 100%, y es que el juego ofrece unas cuantas misiones opcionales y hasta dos finales, motivos válidos para darle una nueva visita a cada misión, puesto que habrán pruebas perdibles en el mapa, que la primera vez podemos pasar desapercibidas. 

El ritmo de la campaña es algo infrecuente. Empezamos con misiones que no arriesgan a salirse de la zona de confort de Black Ops, pero llegamos a un punto donde encontramos misiones como Informe de Lubianka donde exploramos un edificio en busca de pruebas, y para sorpresa todo eso sin dar un solo disparo; u Operación Circo Rojo, que nos da un golpe de aire fresco en una misión de búsqueda en la que previamente debemos reunir pruebas. Cerca al final, tenemos unas cuantas misiones que nos hacen recordar bastante a Battlefield o a los primeros CODs donde nos encontraremos en zonas espaciosas, siendo atacados por diversos enemigos con posiciones distintas. 


Multijugador: 

Uno de los ejes principales del juego, mucho más importante que la campaña para el jugador habitual.  Es por eso que en cada entrega, la desarrolladora de turno se encarga de echar toda la carne en el asador en este punto. Black Ops Cold War nos entrega un multijugador sólido, variado, pero que va por lo seguro, lo que siempre ha funcionado, y bueno, cuando pedimos innovaciones terminamos con propulsores,  caminando por las paredes o haciendo doble salto, por lo que esto no es malo. 

El juego nos trae los modos de siempre Duelo por Equipos, Punto Caliente, Dominio, Baja Confirmada, Control, Contra Todos, Buscar y Destruir. A su vez, innova sumando el modo Escolta Vip, donde los equipos se turnan para evacuar a su vip. Además, las versiones Extremas de Duelo por Equipos, Dominio Externo, Baja confirmada, Contra Todos y Buscar y destruir. 

Finalmente, tenemos dos modos masivos que pretenden ser el plato fuerte de esta entrega. Estamos hablando de Arnas Combinadas: Foso, donde 24 jugadores serán enfrentados en un gran foso de gran escala.  Y por último, para 40 jugadores, tenemos Equipo de Asalto: Bomba Sucia, donde 10 equipos de 4 tendrán que entregar y depositar uranio en varias bombas sucias activas.


Zombis: 

Black Ops Cold War ha logrado lucirse en este apartado con distintos modos que logran construir una experiencia muy diferente entre ellos. El modo más clásico de juego es Die Maschine, que a su vez se divide en 20 rondas o interminable, en ambas iremos cruzando portales y enfrentándonos con hordas de zombies cada vez más fuertes, a la vez que mejoramos nuestro equipo. 

Por otro lado, tenemos Arremetida que es un modo para hasta 2 jugadores donde deberemos eliminar zombis, encontrar orbes y permanecer en la zona segura. Si bien Arremetida se coloca como una propuesta interesante en Zombis, para nosotros no consigue superar al modo tradicional. 

Por último está el modo Dead Ops Arcade, donde hasta 4 jugadores deberán enfrentarse a hordas de zombie en una vista cenital, muy similar a la de Contra. Gana quien tiene más puntos. Este modo realmente ha conseguido enamorarnos, por su divertida temática, la experiencia que ofrece y porque es realmente divertido encontrar y destruir nidos de zombies.  


Gráficos y sonido

Gráficamente el juego está un peldaño abajo que su antecesor tanto en animación de personajes como escenarios. Como mencionamos, lo jugamos en PS4, y hemos tenido problemas de baja de fps horrendas en las animaciones. Por suerte esto no pasa en los momentos del juego, donde siempre corre fluído y sin bajas de framerate. 

También al inicio de la campaña encontramos algunos problemas de bugs constantes que nos obligaban a reiniciar la partida, como una pantalla de carga infinita al morir o un enemigo que no lo podíamos sacar como escudo o humano por más que hagamos todo. 

Respecto al sonido, como siempre es digno de aplaudir. Logra crear un ambiente de inmersión, mucho más disfrutable con headsets, donde hasta podrás sentir por donde viene tu enemigo o escuchar la cercanía de los disparos. Respecto a jugabilidad y sonido, Call of Duty es el rey de los shooters, y tal parece que lo seguirá haciendo. 

Respecto a las voces en latinoamérica son muy correctas,  destacando a Alex Mason con la voz de Gokú (Mario Castañeda), que hace un trabajo impecable, pero no puedes evitar recordar la grandiosa saga de Akira Toriyama. 


Conclusión: 

Call of Duty Black Ops Cold War llega con una campaña algo infrecuente, un multijugador que cumple con tomar correctamente la batuta de Modern Warfare y un modo zombies, que probablemente, sea lo más sobresaliente y llegue a ser el centro de atención. 

Se siente por todos lados como un COD de Treyarch, pero no está cerca de quedar como el mejor de los Black Ops. Aplaudimos, sin embargo, la motivación por querer hacer algo nuevo con la campaña, para hacerla más rejugable y diferente. 


Lo mejor:

- Dead Ops Arcade es realmente una locura
- Los arcades que encontraremos en la campaña con juegos de Activision de 2da generación
- Multijugador sólido y que no tiene pierde
-  Die Maschine tal vez sea la mejor experiencia de modo zombies en mucho tiempo
- Como siempre, un juego de actulización continua que siempre nos da motivos para volver a él. 

Lo peor: 

- Versión PS4 mal optimizada
- Algunos bugs
-  La campaña no tiene nada realmente sobresaliente al nivel Modern Warfare
- Caídas de FPS en cinemáticas 


NOTA
85




No hay comentarios.