Análisis: Nioh 2 - El Discípulo del Tengu

Luego de terminar el primer DLC de Nioh 2 y volver a sentir el coraje de morir muchas veces, te contamos nuestra opinión.


Team Ninja ha lanzado su primer DLC de Nioh 2 y asegura una buena cantidad de horas de contenido. El discípulo del Tengu es una historia muy interesante donde se involucra a nuestro protagonista con Yoshitsume Minamoto, un samurai poderoso del período Heain y principios de Kamakura.

Historia:

Nuestro protagonista se encontraba buscando posibles disturbios cuando llega a un antiguo santuario y su espada Sohayamaru empieza a brillar. Es ahí cuando nuestro protagonista es transportado devuelta al periodo Heian. Se dará cuenta que hay  otro personaje con dicha espada que se encuentra en batalla junto justo frente a él. Dicho personaje es Yoshitsume Minamoto.


Al caer en cuenta que se encuentra en el pasado, nuestro protagonista se involucrará en esa guerra, conociendo también a Benkei, un hombre gigante que viste un atuendo de monje y que empuña una vara compuesta como si fuera una extensión de su brazo.
Se está librando una guerra frente a los Taira y la misión que tiene Minamoto es restaurar la paz en la tierra.


¿Qué ofrece este DLC?

Este DLC estará habilitado una vez hayas culminado la historia principal, y ofrece nuevas misiones principales y secundarias, podrás obtener tres nuevos espíritus guardianes, librarás batallas con nuevos yokai, podrás obtener nuevos ítems, habrá un nuevo nivel de dificultad y la nueva arma 'Vara Doble'.

Perfeccionar la Vara Doble será un buen reto para ti e ir avanzando en las misiones para obtener puntos de arma y así desbloquear sus habilidades.


En cuanto a los Yokai nuevos, se podría decir que este DLC es la oportunidad perfecta para farmear experiencia y subir rápidamente de nivel. Hay unos monstruos tipo cangrejos que te dan una barbaridad de experiencia. Si dedicas unos minutos en subir de nivel y habilidades cazando a esos bichos, los niveles los sentirás más sencillos. Bueno, a este nivel de juego ya debes de haber tenido que pasar horas renegando y mejorando tus técnicas al enfrentarte a los Yokais y jefes finales.


Los niveles que se mostrarán en este DLC están bien hechos, sin llegar a marear mucho y con una buena cantidad de Yokais rondando en cada momento. Para los que ya jugaron Nioh 2 se puede decir que estas nuevas misiones son parte de la campaña, no se siente mucha la diferencia con algunas excepciones. La dificultad que presentan es buena y para aquellos jugadores hardcores que les encanta sufrir más de la cuenta este contenido será de su agrado.

Si bien por ahí se podría ver como un reciclaje en cuanto escenarios y algunos yokai, sigue manteniendo la esencia del juego y te hará sentir nuevamente lo que es mantenerte en tensión durante los combates.


Conclusión:

El DLC de Nioh 2 - El discípulo del tengu vale la pena probarlo si eres de los jugadores que buscan retos. La dificultad será su fuerte y la historia es corta, pero interesante. Esta contenido te facilitará mucho el farmeo si deseas mejorar al máximo tus habilidades y nivel. Te pondrá a prueba a cada momento y realmente te enganchará una vez más en este mundo de humanos y yokais.

Lo Bueno:

- La historia.
- La dificultad está hecha para hacerte sufrir.
- Nueva arma y nuevos espíritus guardianes.
- Puedes farmear mucha exp en pocos minutos.
- El  Boss Final.

Lo Malo: 

- Son pocas misiones.
- Son pocos los Yokais nuevos, el resto son reciclados.

NOTA:
 80
Análisis hecho con un código para PS4 brindado por PlayStation Latinoamérica*



No hay comentarios.