Análisis: Neversong

Atmos Games y Serenity Forge nos traen una aventura oscura y que presta de muchos otros títulos de géneros similares.


Neversong es un juego desarrollado por Atmos Games y Serenity Forge. Se le podría calificar como juego de rompecabezas, acción-aventura e incluso metroidvania, porque lo cierto es que toma prestados elementos de cada uno de estos géneros. Lo mejor del caso es que si lo quieres lo podrás disfrutar casi asegurado, porque está diponible en todas las plataformas que se te podrían ocurrir: PlayStation 4, Xbox One, PC, Mac, Linux e incluso iOS. Te contamos lo que nos pareció.


Desde un comienzo Neversong se presenta a si mismo como un juego extremadamente narrativo. Nosotros nos colocamos en la piel de Peet, un muchacho solitario que, en voz del narrador, "no contaba siquiera con juguetes", pero que un día conoce a Wren, muchacha vivaz, alegre y hermosa con la que se vuelve completamente inseparable. Es en una de sus aventuras en que nuestros amigos se encuentran con un asilo abandonado y, contra todo pensamiento lógico, deciden entrar. Dentro del mismo, una figura blanca y con una enorme pero espeluznante sonrisa captura a Wren frente a los ojos de nuestro protagonista, cosa que ocasiona un tremendo shock en el muchacho y lo fuerza a caer en un coma profundo.

Pasan una cierta cantidad de días y Peet despierta para encontrarse con que su amiga sigue desaparecida, todos los adultos del pueblo se han ido a buscarla y aún no regresan, y sus amigos están solos, tristes por la desaparición de los adultos, y muchos incluso culpan tanto a Peet como a Wren de que sus padres puedan estar, posiblemente, muertos.


La historia es tétrica y la aventura también lo es, llegando a tocar temas como la depresión, la muerte y la soledad. La mejor forma que tengo para describirlo es como una mezcla entre Hollow Knight y What Remains of Edith Finch. De Hollow Knight presta la intención de ser un juego de acción aventura, con puzzles y toques de metroidvania en el que vamos buscando objetos para progresar, y de What Remains of Edith Finch se presta elementos narrativos que nos hacen querer saber qué es lo que sucede con este mundo y sus personajes.

Es cierto que dentro de estos elementos que "utiliza" de otros títulos del género ninguno es demasiado profundo. Por ejemplo, si bien el elemento metroidvania está presente y, por lo tanto, a veces tenemos que buscar un cierto objeto para acceder a una sección del mapa, esto se explora de forma muy sencilla y lineal, puesto que los mapas están construídos de tal forma que perderse es casi imposible y las opciones no es que sean muy variadas. Al inicio del juego, por ejemplo, encontramos unas notas de música escritas en una pizarra y luego procedemos a dirigirnos al piano del inicio para tocar esas notas, con lo que somos recompensados con un bate que será nuestra arma principal y con el que podremos abrirnos paso por el nivel rompiendo obstáculos.
Es más o menos en este sentido que también se desbloquean otro tipo de objetos, pero jamás nos harán retroceder demasiado para continuar con la aventura.


En nuestra opinión este tipo de elementos poco profundizados hacen que Neversong padezca de un gameplay relativamente sencillo: Ninguno de los puzzles es muy complicado, ninguno de los combates es demasiado vistozo (Casi todos se remontan a pegar golpes con el bate cuando los enemigos se acercan), y por ello el juego resulta ser bastante bastante corto. Personalmente nos lo pasamos en al rededor de 3 horas.

Claro, esto es hablando del gameplay. La narrativa de Neversong es un tema aparte: La historia está bien contada, los personajes te generan un aura de suspenso desde el primer momento. El enemigo es misterioso y hasta sobrenatural, y la forma en que la historia está contada (A modo de cuento infantil) genera esta sensación de inquietud en todo momento. La música ayuda perfectamente con esta atmósfera de inquietud y suspenso-terror. Cada escenario del juego está ambientando con un soundtrack que llega a poner los pelos de punta de lo bueno, y tétrico, que puede llegar a ser.


Gráficamente Neversong tiene un estilo casi de dibujado a mano, en 2D y con tonos cálidos casi en su totalidad. Es bonito de ver y no es nada exigente (Dado que ha sido lanzado para iOS) por lo que podrá ser jugado en las PCs más económicas. Este estilo artístico ayudó bastante a la ambientación del juego porque, si bien al inicio nos pareció un tanto flojito, es cierto que mientras vas avanzando el estilo artístico se te queda y otorga una buena personalidad al título. Personalmente a nosotros nos gustó, ya que incluso podría decirse que recuerda al estilo visual de Tim Burton (Y claramente es algo en lo que el juego ha acertado).


Uno de los puntos fuertes de Neversong es la calidad sonora: Los diálogos están completamente doblados al inglés (Con subtítulos en español, cosa que se agradece al tratarse de un proyecto bastante independiente), la música está extremadamente bien ambientada y tanto los efectos durante el combate como los diferentes sonidos del ambiente están bastante bien pulidos, desde las quejas de nuestros aliados cuando los rodamos por el suelo (Sí, es algo que se hace al inicio del juego) hasta el campaneo cuando se recogen estrellas que utilizamos para mejorar nuestra salud. El apartado sonoro claramente ha sido una de las prioridades de Atmos y Serenity Forge.


Conclusión


Para concluír, Neversong es un juego que mezcla elementos de diferentes juegos del género y los aplica sin profundizar demasiado en ellos. Es un buen título si lo que se busca es una inmersión narrativa en un mundo misterioso y tétrico, ya que la historia que se explora definitivamente vale la pena, pero si lo que se quiere es un reto o un juego con alto nivel de rejugabilidad, estás mejor buscando en otro lado. 

Positivo:

  • Narrativa interesante y misteriosa.
  • Excelente música para ambientar los escenarios.
  • Subtítulos al español a pesar de ser una producción independiente.
Negativo:
  • Bastante corto.
  • No ofrece mucho reto. 
  • No sobresale en ninguna de las mecánicas que emplea. 

Nota 
 70 

No hay comentarios.