LucasFilm no quería que en Fallen Order usen a un Jedi como protagonista

En un inicio el juego iba a ser de carreras, pero felizmente Respawn Entertainment no les hizo caso.


Star Wars Jedi: Fallen Order es el nuevo juego de EA, desarrollado por Respawn Entertainment que fue lanzado en noviembre y que ha generando un gran éxito en ventas y críticas. El juego del universo Star Wars con más éxito hasta la fecha, pero no todo fue color de rosa para el juego, según cuenta su director.

Stig Asmussen, confirmó a través de un documento en forma de podcast todo los problemas que tuvo con Lucasfilm a la hora de hacer su juego porque estaban en contra de usar a un Jedi como protagonista.


Respawn Entertainment tenía que reunirse con Lucasfilm para que les dieran la aprobación sin embargo, según Asmussen, estas reuniones eran decepcionantes. 

Lucasfilm decía que estaba mal usar a un Jedi como protagonista, y que deberían de cambiar la idea por una donde el protagonista use blásters u otras armas de fuego.

"No estaban muy cómodos con la idea", contaba Asmussen en el podcast AIAS Game Maker. "Me reuní con ellos y lancé la idea, 'Oye, ¿y si hacemos un juego sobre los poderes Jedi y la Fuerza?' Y no, no se sintieron muy cómodos con eso. Nos contestaron y nos comentaron que no era el trasfondo que habían diseñado en el nuevo canon, y que era mejor que hiciéramos algo de cazadores de recompensas y disparos. Por eso arrancamos a construir un videojuego de carreras, algo distinto, y no estábamos nada contentos con la dirección que estaba tomando el proyecto", agregaba.


"Pero saqué en conclusión que, para ellos, los Jedi son como el Santo Grial. Si quieres hacer un videojuego protagonizado por un Jedi, debes ganártelo. Así que estuvimos en un constante tira y afloja, hasta que pudieron ver qué era lo que queríamos hacer", confirma.

Asmussen afirma que tanto Respawn como Lucasfilm estaban en constantes debates internos sobre el manejo creativo de Jedi Fallen Order. Contaban además que muchas de las ideas planteadas quedaron en nada simplemente porque en Lucasfilm los rechazaron rotundamente.


"A veces era un poco frustrante, pero en Lucasfilm tienen siempre la última palabra pues controlan y son los propietarios de Star Wars", comenta.

Al final les agradó la idea de que Cal no sea un maestro Jedi, sino un aprendiz y que en el proceso de la aventura aprendiera los conocimientos de la fuerza.

No hay comentarios.