Análisis: HyperX Alloy FPS RGB

Probamos uno de los mejores teclados mecánicos de HyperX para gaming, te contamos nuestra experiencia tras un par de semanas de uso. 





En el PC gaming existen tres tipos de jugadores: los primeros son los que prefieren los mandos, hay otro tipo que prefiere el mouse y teclado, y hasta hay un tercer tipo que usa ambos, dependiendo del título que este jugando. Los jugadores de estos últimos dos tipos sabemos que para jugar con mouse y teclado, no basta con tener equipos genéricos, sino que habrá que buscar los más precisos, los más cómodos y los que más opciones de personalización nos ofrezcan. 

El teclado Alloy FPS RGB es una de las mejores opciones que nos da HyperX para el gaming, creada especialmente para saciar esta necesidad y siendo superada solamente por la versión Elite. Aunque esto no quiere decir que no esté hecho para todas las actividades, puesto que también puede llegar a ser útil en usos de trabajo de oficina, aunque inicialmente habría que adaptarse si queremos hacer tipeos rápidos y constantes, porque la versatilidad no es su punto fuerte y seguramente cometeremos uno que otro error en tipeo, sobretodo con la barra espaciadora.



En un primer momento, al sacar este teclado de su caja nos llamará la atención el peso, esto debido a su base de acero sólido. Al presionar sus teclas, también llamadas interruptores mecánicos Kailh Silver Speed, podremos sentir la diferencia en el tacto y en el sonido más solido y compacto que producen. El tamaño del teclado es de 44.5 cm de largo y 13 de alto, lo que supone un tamaño compacto a diferencia de los industriales. 

Al conectar el teclado notaremos que hay dos conectores USB que deberán ir conectados a la PC, uno para traspasar datos y otro para carga. Como se imaginarán el de datos es indispensable para que el teclado funcione, así que siempre deberá ir conectado. Por otro lado, el de carga puede desconectarse sin ningún problema cuando necesitemos un puerto USB libre.

Al conectarse, se instalarán los drivers automáticamente y en segundos estará listo para usar. Las luces predeterminadas son las RGB, pero podremos cambiarlas mediante una combinación de teclas:  FN+F1 es RGB, FN+F2 son luces de un solo color que van cambiando a otro lentamente, FN+F3  luces azules, pero blancas en las teclas de movimiento en juegos. 


El teclado también cuenta con un puerto de carga en la parte superior, muy útil en caso de que queremos cargar nuestro celular mientras lo usamos.  

Para poder tener la experiencia completa con el teclado Alloy FPS RGB deberemos descargar un software llamado HyperX Ngenuity. El cual, aunque es útil, es algo simple y no tendrá muchas opciones. Basicamente nos servirá para dos cosas: 

La primera será para cambiar los colores de las luces y de los efectos. Pudiendo armar nuestros propios perfiles de personalización. Entre los efectos que podemos encontrar tenemos ondas (el predeterminado), sólido, respiración, disparo, explosión, HyperX Flame y ciclo de color (predeterminado del perfil 2)



La segunda utilidad será la posibilidad de cargar varios perfiles de juego, en los que se iluminarán las teclas que necesitaremos usar en diversos juegos. El software tiene algunos perfiles de juegos bestseller precargados como: Counter Strike Go, Destiny 2, Diablo 3, Divinity Original Sin, Dota 2, Fallout 4, Fortnite, Grand Theft Auto V, League of Legends, Minecraft, Overwatch, PUBG, Skyrim, The Witcher 3, entre otros. Obviamente, podemos cargar manualmente nuevos perfiles si contamos con los archivos de configuración.




Ya en la acción, probamos el teclado en diversos juegos de distintos estilos: En primer lugar jugamos un par de RPGs, Final Fantasy XV y Dark Souls 2, que son juegos que acostumbramos a jugar con mandos. Los resultados no pudieron ser mejores, y notamos la rapidez, precisión y comodidad del teclado.

Posteriormente, probamos un par de shooters (Doom y Call of Duty WII) y un título de sobrevivencia (Outlast), tipos de juegos donde la gente prefiere usar teclado y ratón, donde las reacciones rápidas nos pueden salvar la vida y cada décima de segundo cuenta. La experiencia fue muy positiva, y estas décimas de segundo de ventaja en rapidez, podrán ayudarnos en nuestro desenvolvimiento, sobretodo, en partidas en linea de shooters o MOBAS como League of Legends o Dota 2. 

Claro, esta precisión y rapidez van de maravilla al momento de jugar, pero por el lado de la redacción llega a ser problemático en un inicio y nos provocarán constantes errores en el tipeo, pero es cuestión de tiempo acostumbrarse. 

A diferencia de la versión Elite, este Alloy FPS RGB no tiene el accesorio reposamuñecas, por lo que podría ser un pequeño inconveniente para quienes acostumbrar a echarse varias horas de juego seguidas. Si queremos darle un punto bueno a esto, al menos nos ayudará a tomarnos esos pequeños descansos que los juegos nos recomiendan, pero nadie los toma en cuenta.



Conclusión: 

El HyperX Alloy FPS RGB es una de las mejores opciones de teclados mecánicos para gamers. Su rapidez y precisión lo hace ideal en los juegos, pero en cuanto a usos habituales, deberemos usarlo al menos una semana para adaptarnos a él. Totalmente recomendado para shooters, juegos en linea, sobrevivencia y todo tipo de juegos donde cada décima de segundo es valiosa. Las opciones de iluminación son otro punto que nos atrae bastante y sus teclas mecánicas nos dan la seguridad que estamos ante un producto con una buena duración de tiempo de vida.


No hay comentarios.